NOTICIAS

Implante coclear, de la cirugía al milagro (+Foto)

La Habana, 14 mar (Prensa Latina) Luis David es un cubano de pura cepa que a sus 21 años de edad cursa la Licenciatura en Cultura Física y Deporte. Este atleta multilaureado cuenta también con un título de técnico medio en Contabilidad y ama con fervor las artes marciales, un deporte que lo llevó a obtener el cinturón negro, segundo dan en karate-do estilo skotokan, así como, la cinta naranja en Jiu Jitsu.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

La pandemia de la Covid-19 no logró enfriar su ímpetu deportivo ni la estirpe de campeón, por lo que, vía virtual, decidió participar en varios eventos, entre ellos el Torneo Internacional de la Asociación Sudamericana de Artes Marciales, donde obtuvo el primer premio.

En la misma modalidad online se alzó con el primer lugar en el Campeonato Sul-Americano de karate virtual de kata y en la Novena Copa Kubaperu Karate Internacional. Igualmente consiguió convertirse en el máximo premiado en el Campeonato Virtual de Michoacán, México, y clasificó para el 9th Pan American Open Martial Arts Championship, en Paraguay este mes de marzo.

Al conocer todo este palmarés podría pensarse que solo es un joven perseverante luchando por lo que quiere, cuando en realidad ‘Luisi’, como le dicen sus seres queridos, presenta una doble discapacidad: auditiva y motora. Pero ninguno de esos éxitos habría alcanzado sin poder oír, un milagro que le concedieron los médicos en Cuba al colocarle un implante coclear a los cinco años y tres meses de edad.

                                           
                                                 

DEL SILENCIO AL SONIDO

Sobre la obra humana de resolver una discapacidad como la sordera, el doctor Antonio Paz, Jefe del Grupo Nacional de Implante Coclear en Cuba, comentó a Avances Médicos que existe la perspectiva de seguir con los procesos quirúrgicos de estos implantes. En ese proyecto, los niños son prioridad.

Según el directivo, están incluidos los infantes que posean más de una discapacidad como, por ejemplo, la sordo-ceguera, la cual es muy compleja porque mantiene al menor aislado del mundo y solo tienen acceso al universo de la vida a través de la vía táctil.

Para el doctor Paz, quien desde 1977 está inmerso en la otorrinolaringología, resulta importante destacar el hecho de que se atienden a 37 pacientes sordo-ciegos, una de las cifras mayores que existe en el mundo.

‘La totalidad de quienes integran el programa —inaugurado en 2005— cuentan con tecnología de última generación, pues no cejamos en cuestiones de actualizarnos, aseveró el reconocido cirujano.

Al respecto enfatizó que los especialistas cubanos trabajan todo lo nuevo que sale al mundo relacionado con la implantación coclear. Tal es el caso de la conservación de los restos auditivos, las variaciones de las incisiones y las diferentes modificaciones quirúrgicas para obtener una mayor calidad en el rendimiento de la audición. Esto, acotó, va aparejado a la programación y tecnología electrónica de cada implante.

Hasta la fecha el sistema cubano de salud pública ha beneficiado a 507 personas con esta técnica, las cuales reciben una atención permanente por parte de un grupo multidisciplinario de especialistas.

IMPLANTADOS EN TIEMPOS DE COVID-19

En medio de la situación epidemiológica que vive nuestro país desde marzo de 2020, la mayor satisfacción es que ninguno de nuestros pacientes ha sufrido la Covid-19, ponderó el profesor Antonio Paz.

Asimismo, debido a la intensa labor que afronta Cuba en aras de controlar el virus SARS-CoV-2, el pasado año fue imposible dar continuidad al programa de implantología coclear y materializar nuevas actividades.

Por ahora, organizamos grupos de chat con el objetivo de mantener el contacto con los implantados, parientes, técnicos y licenciados en audiología a nivel nacional, y a la vez intercambiar orientaciones e información, aseguró.

En cuanto a ese procedimiento quirúrgico, el doctor Paz recalcó que es muy costoso y ejemplificó que un aparato adquirido a una firma reconocida a nivel internacional oscila entre 17 000 y 20 000 dólares. Al sumar todo el proceso que lleva un paciente, el costo total asciende de 40 000 a 60 000 dólares.

Desde luego, ningún cubano paga por el tratamiento, a despecho de ser una nación bloqueada económica, comercial y financieramente por Estados Unidos desde hace casi 60 años.

En estos tiempos de Covid-19, damos seguimiento a los que esperan por un implante, pues ellos también merecen un milagro como el de Luis David, que ahora disfruta de una vida mejor en su natal provincia de Matanzas.

(Tomado de Avances Médicos de Cuba)

NOTAS RELACIONADAS
NOTAS RELACIONADAS
Agencias de noticias y medios digitales
nombre generico prensa latina

| Envía SMS al 8100 con el texto PL
Mantente informado con 4 mensajes x 25 cup

© 2016-2021 Agencia Informativa Latinoamericana S.A.

Radio – Televisión – Publicaciones impresas y digitales.
Todos los derechos reservados.

Calle E # 454 esq. 19, Vedado, La Habana, Cuba.
Teléf: (+53) 7 838 3496, (+53) 7 838 3497, (+53) 7 838 3498, (+53) 7 838 3499
Prensa Latina © 2021 .

Sitio diseñado y desarrollado por el Departamento de Desarrollo de la Dirección Técnica de Prensa Latina.