NOTICIAS

Por el cristal de la esperanza en Cuba (+Fotos)

Santa Clara, Cuba, 24 abr (Prensa Latina) La edificación de viviendas en la última década en la central provincia cubana de Villa Clara es una tarea priorizada con el objetivo de propiciar una casa confortable a cada familia.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

La dirección del Gobierno de Cuba, con su presidente Miguel Díaz-Canel a la cabeza, chequea constantemente el programa de desarrollo de este sector en el país, y además de poner al desnudo el complejo escenario de la fabricación de hogares, también se aprecian los avances.

En su última visita gubernamental al territorio villaclareño, Díaz-Canel expresó: ‘Son momentos de potenciar la buena voluntad para hacer. El amor por Cuba nos moviliza. Las obras deben estar ajenas a las chapucerías y la falta de cultura del detalle’.

No puede soslayar el proceso constructivo las afectaciones provocadas por eventos climatológicos; los damnificados pasan a liderar las prioridades de alojamientos, cifra que en Villa Clara supera las 50 mil 500 casas construidas total o parcialmente.

‘En el 2020, por ejemplo, entregamos a sus habitantes tres mil 759 viviendas, mientras que la población por esfuerzo propio, con la consiguiente entrega de materiales, logró edificar más de dos mil’, dice tras su nasobuco María del Carmen González, directora de la entidad de la Vivienda en esta provincia.

‘Tenemos una proyección de trabajo hasta diez años para solucionar el déficit habitacional actual’, reflexiona González, quien valora como favorable el desarrollo de la producción de materiales de la construcción, aseguramiento de las urbanizaciones y fabricación de elementos para las redes conductoras de agua, electricidad, comunicaciones y otros rubros.

ALEGRÍA A TRAVÉS DEL LENTE

Los edificios biplantas del barrio de Maleza, a la vera de la policlínica, se alienan coloridos como soldados vistosos, listos para una retreta dominical.

En la parte baja del primer apartamento vive Teresita de Jesús Vila con sus tres nietos vivarachos y su hija convaleciente de una encefalopatía.

‘Me siento aquí como una reina en su castillo’, dice la mujer de piel cobriza, con treinta y tres años como trabajadora ejemplar de Salud Pública, y a quien el Estado cubano le propició esta vivienda que ella ha engalanado con flores y cuadros pintorescos.

‘Figúrese, si yo antes residía con mis nietos en un apartamento muy pequeño, y este tiene tres cuartos, cocina-comedor y una sala espaciosa donde instalé mi televisor, que mantiene entretenidos a los niños dentro de la casa’, expresa complacida, y abre aún más los ojos, a través de los cristales transparentes de sus espejuelos.

Teresita nos dijo adiós, y minutos después, Yamila Domenech nos tendió la mano delante de los edificios de la zona El Pedagógico, en las cercanías de la circunvalación de Santa Clara.

Ella tiene su hijo sometido a un tratamiento oncológico, y a quien le ha beneficiado el nuevo hogar, ‘vivíamos en una casa rústica al lado de una cañada’, descubre.

El piso de arriba lo disfruta la señora Maritza, damnificada del ciclón Irma, que cruzó arrasador, en el 2012, por esta franja de tierra.

‘De aquí no hay quien me saque, y estoy tan feliz en mi casa que no me gusta ni bajar las escaleras’, alardea ella desde su balcón.

Si usted quiere tomarle una foto a la alegría, venga por estas zonas, apriete el obturador y le entrará, por el visor de la cámara, una contagiosa e inapagable sonrisa.

POBLADO DE PESCADORES FELICES

Caibarién, uno de los 13 municipios de Villa Clara, recibe al visitante a la entrada del pueblo con las muelas amistosas de un cangrejo de cemento salido del genio creador de José Florencio Gelabert, oriundo del poblado y uno de los escultores más famosos de Cuba y el mundo.

Aquí, antes del triunfo de la Revolución en enero de 1959, muchos pescadores vivían dentro de sus propias embarcaciones, o en los llamados Varentierra, construidos con troncos de mangles de los cayos adyacentes.

Los constructores de la localidad aspiran a edificar en un plazo de 10 años, 46 mil 51 viviendas, a un ritmo de algo más de cuatro millares anuales, y acometer, además, cerca de 30 mil rehabilitaciones.

A un costado del litoral se acopla un pedraplén de 48 kilómetros que enlaza las playas de Cayo Santa María, Las Brujas y Ensenachos, escoltadas por lujosos hoteles, que hacen las delicias del turismo nacional e internacional.

El trovador cubano Manuel Corona, sepultado en el cementerio local junto a Longina O’Farrill, su musa inspiradora, le pone música de amor y esperanza al poblado marino, que entona las estrofas de su antológica canción: ‘En el lenguaje misterioso de tus ojos/ hay un tema que destaca sensibilidad…’.

jpm/jaf

(Tomado de Cuba Internacional 472)

NOTAS RELACIONADAS
NOTAS RELACIONADAS
Agencias de noticias y medios digitales
nombre generico prensa latina

| Envía SMS al 8100 con el texto PL
Mantente informado con 4 mensajes x 25 cup

© 2016-2021 Agencia Informativa Latinoamericana S.A.

Radio – Televisión – Publicaciones impresas y digitales.
Todos los derechos reservados.

Calle E # 454 esq. 19, Vedado, La Habana, Cuba.
Teléf: (+53) 7 838 3496, (+53) 7 838 3497, (+53) 7 838 3498, (+53) 7 838 3499
Prensa Latina © 2021 .

Sitio diseñado y desarrollado por el Departamento de Desarrollo de la Dirección Técnica de Prensa Latina.

EDICIONES