NOTICIAS

Homenaje a Rubén Darío desde Panamá

Panamá, 30 may (Prensa Latina) Música, baile y la lírica del poeta nicaragüense Rubén Darío (1867-1916) fueron el mejor regalo tras un año de pandemia, en una noche de homenaje por el bicentenario de la independencia de las repúblicas centroamericanas.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Luego de largos confinamientos, silencios, pausas y cierres debido a la Covid-19, el recién remozado Teatro Nacional abrió sus puertas a un público ávido de cultura, que agradeció el agasajo ofrecido por la embajada de Nicaragua en Panamá.

Un exquisito programa, que facilitó el rencuentro con el arte escénico y la poesía en el centenario inmueble, pasó revista a lo más selecto de la obra de quien es considerado un símbolo de la identidad nicaragüense y de la defensa de la soberanía e independencia de nuestra América.

Ataviados con la prenda impuesta por la crisis sanitaria: la mascarilla, subieron al escenario de una de las obras arquitectónicas más representativas del país la Orquesta de Cámara del Istmo, Valeria Ovando y los bailarines Ayira Giselle Adames e Iván Herazo, del Ballet Nacional de Panamá, entre otros artistas y agrupaciones.

Temas típicos como Dama de la Pollera, Panamá Viejo y Punto Santa Librada, Sentimientos del Alma y Reencarnaciones resonaron en la sala, donde las medidas de bioseguridad permitieron solo ocupar el 25 por ciento de sus más de 800 butacas.

Momento especial protagonizó el cantautor y escritor nicaragüense Ofílio Picón, quien interpretó varios poemas musicalizados, entre ellos Melancolía, Canto de Esperanza y A Margarita Debayle, de Rubén Darío.

Previo a su interpretación, el artista narró las circunstancias en que fueron escritos esos versos como la pérdida de un gran amigo, la añoranza de mejores tiempos y las andanzas de la hija de un querido compañero, mientras disfrutaba en una de las playas del Pacífico.

‘Este poema (A Margarita Debayle) ha hecho soñar a muchas niñas de todo el continente desde que se escribió en 1908’, dijo Picón, quien estuvo acompañado por adolescentes e infantes de la Academia El Telón, en una especie de homenaje a los pequeños de casa, quienes el venidero 1 de junio celebran su día internacional.

Como colofón de la gala, la solista Valeria Ovando interpretó Himno a Rubén Darío, cuyo verso se hizo música anoche en medio de un ambiente, donde reinó la paz y la unidad entre ‘dos naciones hermanas’, porque al decir del poeta resulta necesario:

‘Unión, para que cesen las tempestades; para que venga el tiempo de las verdades; para que en paz coloquen los vencedores sus espadas brillantes sobre las flores; para que todos seamos francos amigos, y florezcan sus oros los rubios trigos (…)’.

jcm/npg/cvl

NOTAS RELACIONADAS
NOTAS RELACIONADAS
Agencias de noticias y medios digitales
nombre generico prensa latina

| Envía SMS al 8100 con el texto PL
Mantente informado con 4 mensajes x 25 cup

© 2016-2021 Agencia Informativa Latinoamericana S.A.

Radio – Televisión – Publicaciones impresas y digitales.
Todos los derechos reservados.

Calle E # 454 esq. 19, Vedado, La Habana, Cuba.
Teléf: (+53) 7 838 3496, (+53) 7 838 3497, (+53) 7 838 3498, (+53) 7 838 3499
Prensa Latina © 2021 .

Sitio diseñado y desarrollado por el Departamento de Desarrollo de la Dirección Técnica de Prensa Latina.