Tuvieron que pasar 10 Olimpiadas desde Moscú 1980 hasta Tokio 2020 para el regreso triunfal del deporte más pródigo del gigante surasiático, que conquistó ocho oros olímpicos, el último de ellos en los Juegos celebrados en suelo ruso.

En el muy duro partido celebrado en el Estadio de Hockey de Oi en Tokio, Timur Oruz, de Alemania, se adelantó en el marcador al segundo minuto de juego y luego Simranjit Singh empató para la India, también en el segundo minuto, pero del segundo cuarto.

Niklas Wellen, tras un rápido contraataque desde la banda izquierda, que encontró a la defensa india dormida, dio una ventaja temporal de 2-1 a los germanos, que pronto se amplió a 3-1 con gol de Benedikt Furk, en una combinación desde la derecha.

India devolvió el golpe casi de inmediato con dos rápidos tantos, para igualar el marcador 3-3 antes de irse al descanso. Primero fue Hardik, quien transformó un penalti córner, y luego Harmanpreet Singh.

Nada más empezar el tercer cuarto, los indios se pusieron delante 5-3 con un penalti de Rupindar Pal Singh, tirado hacia la esquina inferior izquierda de la portería, y el segundo gol del partido de Simranjit Singh, al rematar un ataque por la banda derecha.

Aunque Alemania volvió a golpear en el último cuarto gracias a Lukas Windfeder, los indios mantuvieron la ventaja mínima hasta el último segundo del encuentro.

Así regresaron al cajón de premiaciones los Hombres de Azul, quienes desde los Juegos Olímpicos de Ámsterdam 1928 reúnen una espléndida siega de ocho oros, dos platas y ahora dos bronces.

asg/abm