NOTICIAS

Congresista peruana: EEUU utiliza crisis para intentos de desestabilizar a Cuba

Lima (Prensa Latina) Silvana Robles, congresista del Partido Perú Libre, denunció en esta capital el injerencismo de Estados Unidos contra Cuba, en el que está involucrado el poder mediático internacional, arma poderosa para manipular la información y conciencia de los pueblos.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Robles es cirujana-dentista, tiene una maestría en Salud y su militancia izquierdista la llevó a ser elegida congresista del Partido Perú Libre; también preside la Liga Parlamentaria de Amistad Perú-Cuba y en esta entrevista comentó a Prensa Latina que no le cabe dudas el aliento del imperio para crear inestabilidad en la isla.

Prensa Latina (PL): En Cuba se anuncia para el 15 de noviembre una marcha opositora que el Gobierno rechaza por ser ilegal y estar alentada y financiada por el gobierno de Estados Unidos. ¿Qué opina al respecto?

Silvana Robles (SR): Desde su triunfo en 1959, la Revolución cubana siempre fue víctima del acoso de Estados Unidos; empezó por las primeras sanciones económicas en abril de 1960 y luego la invasión de Playa Girón en abril de 1961, que culminó con la primera derrota del imperialismo en América Latina.

Y siguió hasta la imposición del criminal bloqueo recrudecido en los años 90 mediante la ley Helms Burton, que causa tanto daño a la economía y al pueblo cubano.

El imperio ha sido indiferente a las Resoluciones de las Naciones Unidas para el cese del bloqueo que desde 1992 se aprueba casi en forma unánime. Al contrario, se recrudece el cerco y las sanciones contra Cuba.

Y actualmente con nuevas formas de hostilidad, entre ellas el millonario financiamiento de las “protestas”, como las impulsadas el mes de julio pasado por Rosa María Payá y la Fundación por la Democracia Panamericana.

No tengo duda que esta situación es alentada desde el imperio para crear inestabilidad contra el gobierno cubano, a pesar de lo cual el país caribeño sigue adelante en la búsqueda de formas creativas y heroicas a fin de resolver sus problemas, siguiendo un camino propio y soberano en medio de la crisis provocada por la pandemia de Covid-19 y las amenazas a su soberanía.

PL: Cuba denunció que esa marcha es una maniobra más de Estados Unidos para provocar un cambio del sistema político y social por el cual optó su pueblo hace más de 60 años. ¿Considera usted que Estados Unidos viola el principio de no intervención y de respeto a la soberanía nacional?

SR: Después de la Segunda Guerra Mundial, Estados Unidos impulsó el Plan Marshall para la reconstrucción de Europa en el contexto de la Guerra Fría y su disputa con la Unión Soviética dando inicio a una agresiva estrategia de colonización y de rapiña en diferentes partes del planeta.

También el intervencionismo militar para el control de zonas de influencia y el sofocamiento de movimientos independentistas, especialmente en Asia, África y América Latina.

En ese contexto la Revolución de 1952 en Bolivia, liderada por el Movimiento Nacionalista Revolucionario, el surgimiento del gobierno progresista de Jacobo Árbenz en Guatemala y la posterior Revolución cubana en 1959 marcaron la radicalización del intervencionismo militar norteamericano.

A partir de entonces, la política internacional de los Estados Unidos tuvo como ejes el intervencionismo militar directo o a través de gobiernos títeres. Obviamente, esta estrategia fue más agresiva contra Cuba, considerada como punto de influencia en América y foco irradiador de la revolución en los países del Tercer Mundo.

Estados Unidos no tiene amigos, tiene intereses, es la afirmación de John Foster Dulles, secretario de Estado de Dwight Eisenhower, que mejor reproduce los fundamentos de la política exterior de Washington.

En nombre de sus intereses, Estados Unidos desconoce los principios de libre determinación, de no intervención y de soberanía de los pueblos y de los Estados.

PL: A consecuencia del bloqueo norteamericano, endurecido durante la pandemia de Covid-19 y por el impacto de esta, Cuba sufre una situación económica crítica, lo cual es aprovechado por grupos minoritarios para promover desórdenes como el llamado 15N. ¿Puede decirnos su opinión?

SR: Como señalé, las causas del agravamiento de la situación económica de Cuba y el explicable descontento de algunos sectores de la población son aprovechados por la estrategia injerencista del imperialismo.

Esto, con la participación y el financiamiento de sectores empresariales y políticos de la ultraderecha internacional que llevan adelante esta campaña desestabilizadora. Frente a ello, mi más absoluta condena.

PL: La nueva arremetida contra Cuba tiene un componente mediático. ¿Cuál es la participación de los medios de comunicación neoliberales en esa guerra mediática?

SR: Obviamente, en esta campaña anticubana está involucrado el gran poder mediático internacional, los grandes medios de la prensa corporativa del continente y de España. No cabe duda que es un arma poderosa para manipular la información y la conciencia de nuestros pueblos.

En tanto, la Revolución cubana exhibe sus logros al orbe, sus grandes muestras de solidaridad, especialmente con los pueblos del tercer mundo. Sabemos que varios de sus indicadores de desarrollo humano son superiores a cualquiera de nuestros países, y en algunos casos iguales a los de naciones del primer mundo.

PL: ¿Qué posición deben asumir los gobiernos de América Latina ante la nueva operación anticubana?

SR: En primer lugar, siempre rescato la actitud ejemplar del excanciller del Perú, Raúl Porras Barrenechea, quien en la conferencia de la OEA en San José de Costa Rica en agosto de 1960, dio una lección de dignidad e independencia al rechazar la intromisión en los asuntos internos de los países.

Invocó el respeto a la libre determinación de los pueblos oponiéndose, por razones de principio e historia, a la exclusión de Cuba del sistema interamericano.

El presidente Pedro Castillo es el primero de izquierda en el Perú, y una de las líneas fundamentales de ruptura con los gobiernos de derecha es precisamente la política exterior y las relaciones internacionales.

En ese sentido, las directivas del presidente rescatan los principios básicos del Derecho Internacional como el respeto a la autodeterminación de los pueblos, la no intervención y la solución pacífica de las controversias de los Estados.

Expresamente el mandatario señaló que el Perú tendrá relaciones diplomáticas con todos los pueblos del planeta sin discriminaciones ideológicas ni de otro tipo.

En el caso específico de la campaña anticubana, es nuestro compromiso pedir al gobierno peruano que impulse en todos los foros multiestatales una posición solidaria con el gobierno y el pueblo de Cuba, no solo para denunciar el injerencismo imperialista, sino para exigir acuerdos condenatorios de estas prácticas intervencionistas y neocolonialistas.

arb/mrs

(*) Corresponsal de Prensa Latina en Perú

NOTAS RELACIONADAS
NOTAS RELACIONADAS
Agencias de noticias y medios digitales
nombre generico prensa latina

| Envía SMS al 8100 con el texto PL
Mantente informado con 4 mensajes x 25 cup

© 2016-2021 Agencia Informativa Latinoamericana S.A.

Radio – Televisión – Publicaciones impresas y digitales.
Todos los derechos reservados.

Calle E # 454 esq. 19, Vedado, La Habana, Cuba.
Teléf: (+53) 7 838 3496, (+53) 7 838 3497, (+53) 7 838 3498, (+53) 7 838 3499
Prensa Latina © 2021 .

Sitio diseñado y desarrollado por el Departamento de Desarrollo de la Dirección Técnica de Prensa Latina.

EDICIONES