NOTICIAS

Luces y sombras de la cumbre climática de Glasgow

cumbre climatica
Londres, 14 nov (Prensa Latina) La recién concluida Conferencia sobre Cambio Climático (COP26) dejó hoy opiniones encontradas sobre el éxito o fracaso de un encuentro visto como la última oportunidad para salvar al planeta.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Para los optimistas, la cumbre logró mantener viva la meta de limitar a 1,5 grados Celsius la temperatura global, pese a que las desavenencias entre los casi 200 países participantes sobre el lenguaje del texto final obligaron a extenderla un día más de lo previsto.

Hicimos grandes progresos en la COP26. Mantuvimos vivo el 1,5 y logramos enormes avances en cuanto al carbón, el financiamiento y la reforestación, aseveró su anfitrión, el primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson.

Según el gobernante conservador británico, el evento será visto como el momento en que la humanidad finalmente decidió tomarse en serio el cambio climático, aunque admitió que todavía queda mucho por hacer para salvar al planeta.

El carbón y los subsidios a los combustibles fósiles fueron la manzana de la discordia que obligó a la COP26 a irse a tiempo extra en el Centro Escocés de Eventos para poder aprobar la declaración final.

Un llamado inicial a acelerar los esfuerzos para eliminar el uso del carbón en las plantas que carezcan de la tecnología adecuada para capturar las emisiones contaminantes y de los subsidios ineficientes al petróleo y gas, quedó finalmente recogido como una exhortación a conseguir una “reducción progresiva”.

Para los críticos, entre los que destacan los ambientalistas que se mantuvieron en las calles de Glasgow durante las dos semanas que duró la conferencia, el acuerdo dista mucho de ser perfecto, y quedó muy por debajo de las expectativas.

Terminó la COP26, y he aquí un breve resumen: blablablá, escribió en Twitter la joven activista sueca Greta Thunberg, quien ya había pronosticado el fracaso de un encuentro, que definió como un truco de relaciones públicas para lavar la imagen de los principales contaminadores del medioambiente.

Thunberg, convertida en ícono de la lucha contra el cambio climático desde que comenzó a protestar cada viernes frente al Parlamento de su país en demanda de acciones urgentes contra el deterioro medioambiental, aseguró que el trabajo verdadero continúa fuera del plenario de la reunión, y “nunca nos rendiremos”.

El movimiento global Viernes para el Futuro, que se inspiró en la protesta semanal de la estudiante sueca, también se declaró “furioso” por el resultado de la COP26, y recordó que participaron más de 500 cabilderos de las compañías que se dedican a extraer y vender combustibles fósiles.

Incluso el secretario general de la ONU, António Guterres, tiene sus reservas sobre el éxito del encuentro auspiciado por el organismo bajo su cargo.

El resultado de la COP26 fue un compromiso que expresa los intereses, contradicciones y el estado de la voluntad política del mundo hoy día, y aunque se trata de un paso importante, no es suficiente. Es hora de pasar al modo de emergencia, aseveró Guterres.

El líder de la ONU alertó, además, que la batalla por el clima es una lucha por nuestras vidas que hay que ganar ahora.

Críticas aparte, tampoco son pocos los expertos que consideran que la Declaración de Glasgow resultó en definitiva bastante progresista, sobre todo porque por primera vez en más de 30 años puso sobre la mesa el tema de los combustibles fósiles y la necesidad imperiosa de prescindir de estos para poder frenar el calentamiento global.

El llamado a los países ricos a duplicar sus aportes financieros al fondo climático y la perspectiva de que para 2025 se llegue a contar con mil millones de dólares para ayudar a las naciones pobres y vulnerables a enfrentar y mitigar el impacto del cambio climático también resulta esperanzador.

Otro acuerdo revolucionario de la COP26 fue la decisión de que las partes tendrán que presentar sus planes de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero en 2022, dos años antes de lo previsto.

mgt/nm

NOTAS RELACIONADAS
NOTAS RELACIONADAS
Agencias de noticias y medios digitales
nombre generico prensa latina

| Envía SMS al 8100 con el texto PL
Mantente informado con 4 mensajes x 25 cup

© 2016-2021 Agencia Informativa Latinoamericana S.A.

Radio – Televisión – Publicaciones impresas y digitales.
Todos los derechos reservados.

Calle E # 454 esq. 19, Vedado, La Habana, Cuba.
Teléf: (+53) 7 838 3496, (+53) 7 838 3497, (+53) 7 838 3498, (+53) 7 838 3499
Prensa Latina © 2021 .

Sitio diseñado y desarrollado por el Departamento de Desarrollo de la Dirección Técnica de Prensa Latina.

EDICIONES