NOTICIAS

Develan en Sudáfrica capacidad bípeda de antiguo homínido

Pretoria, 23 nov (Prensa Latina) El antiguo pariente humano, científicamente denominado Australopithecus sediba, ya podía caminar erguido (en dos patas), revelan hoy científicos de la Universidad de Witwatersrand, en Johannesburgo.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Nuevos fósiles estudiados de un espécimen resuelven un debate de décadas que demuestra que los primeros homínidos usaban sus extremidades superiores para trepar como simios, y las inferiores para caminar como humanos.

Esa es la conclusión de un equipo internacional de paleoantropólogos de la universidad de Nueva York, la de Witwatersrand y otras 15 instituciones, al analizar vértebras fósiles, de dos millones de años.

El resultado se publicó hoy en la revista de acceso abierto e-Life.

En su estudio, los investigadores sumaron las nuevas vértebras lumbares con porciones de otras vértebras de la misma especie hallada previamente en la localidad sudafricana de Malapa, hasta completar una de las secciones lumbares más completas jamás descubiertas en el registro de los primeros homínidos.

Para preservar intactos los fósiles, éstos se ensamblaron virtualmente tras digitalizarlos en un escáner Micro-CT. Los autores del estudio denominaron al individuo virtual Issa, que en lengua swahili significa Protector.

Según explican los científicos, para mantener el bipedalismo la parte inferior de la columna vertebral humana tiene una curva hacia adelante (lordosis), que apoya una postura erguida; mientras que la parte inferior de la espalda de los chimpancés y otros simios, que caminan sobre cuatro extremidades y pasan gran parte de su tiempo en los árboles, carecen de ella.

La curvatura de la columna de Issa solo es superada por la del niño de Turkana (Homo erectus), hallado en Kenya (de 1,6 millones de años), la de humanos modernos y de Neandertales.

Si bien la lordosis y otras particularidades de la columna de Issa representan claras adaptaciones para caminar sobre dos piernas, tiene también otras características que sugieren una poderosa musculatura del tronco, quizás por comportamiento arbóreo, explicó Gabrielle Russo, de la universidad de Stony Brook y coautora del estudio.

Issa caminaba como un humano, pero podía trepar como un mono, resumió el profesor Lee Berger, de la universidad de Witwatersrand, lider del proyecto de Malapa.

Al respecto, el profesor Cody Prang, de Texas A&M, señaló que la manera en que estas combinaciones de rasgos persistieron en nuestros antepasados antiguos, es, quizás, una de las principales preguntas pendientes en los orígenes humanos.

Los nuevos fósiles fueron descubiertos en 2015 durante las excavaciones de una antigua vía minera que corre junto a Malapa, en el sitio Patrimonio Mundial Cuna de la Humanidad, al suroeste de Pretoria.

En esa zona en 2008, Berger y su hijo de nueve años, Matthew, descubrieron los primeros restos de lo que sería una nueva especie de antiguo pariente humano, el Australopithecus sediba.

mgt/mv

NOTAS RELACIONADAS
NOTAS RELACIONADAS
Agencias de noticias y medios digitales
nombre generico prensa latina

| Envía SMS al 8100 con el texto PL
Mantente informado con 4 mensajes x 25 cup

© 2016-2021 Agencia Informativa Latinoamericana S.A.

Radio – Televisión – Publicaciones impresas y digitales.
Todos los derechos reservados.

Calle E # 454 esq. 19, Vedado, La Habana, Cuba.
Teléf: (+53) 7 838 3496, (+53) 7 838 3497, (+53) 7 838 3498, (+53) 7 838 3499
Prensa Latina © 2021 .

Sitio diseñado y desarrollado por el Departamento de Desarrollo de la Dirección Técnica de Prensa Latina.