NOTICIAS

Movimiento de agricultores en India logró triunfo parcial en 2021

Nueva Delhi (Prensa Latina) El movimiento de agricultores de la India cumplió un año de manifestación pacífica, continua y decidida contra tres polémicas leyes del sector promulgadas por el Parlamento del país en 2020, considerada la mayor protesta agraria del mundo.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Cientos de miles de campesinos, sobre todo de los estados indios de Punjab, Haryana y el oeste de Uttar Pradesh, exigen al gobierno del primer ministro Narendra Modi que proteja sus medios de vida del saqueo empresarial mediante la derogación del trío de nuevas legislaciones decretadas para la agricultura.

Los protestantes temen que la tríada de nuevas disposiciones acabe finalmente con el sistema mediante el cual el Estado compra sus cosechas, dejándolos a merced de los designios de las grandes empresas.

Una decena de rondas de conversaciones entre miembros del Gabinete y líderes del Samyukta Kisan Morcha (SKM), en español Frente Unido de Agricultores -una coalición de más de 40 sindicatos agrarios que llevan a cabo la protesta-, no consiguieron salir del atolladero.

El Ejecutivo proyectó las nuevas ordenanzas agrarias como importantes reformas para beneficiar al sector de la agricultura, pero los cultivadores afirman que dichas leyes dañarán a la larga la soberanía alimentaria de este país, que es eminentemente agrícola.

El 26 de noviembre de 2020, oleadas de agricultores marcharon con sus tractores, carretas y medios de labranza hacia Nueva Delhi, la capital de la India, y tras la prohibición de entrar, montaron tiendas de campaña en tres puntos en las afueras de la ciudad.

Desde entonces permanecen allí desafiando las inclemencias del tiempo y la pandemia de la Covid-19.

«Recuperar las leyes agrícolas», «No descansaremos hasta que se protejan los intereses de los agricultores» y «Las leyes agrícolas llevan al acaparamiento», fueron algunas de las consignas planteadas por los manifestantes.

Se trata de las Leyes de Comercio y Promoción de Productos Agrícolas (Promoción y Facilitación), los acuerdos de Garantía de Precios y Servicios Agrícolas (Empoderamiento y Protección) de los Agricultores y de Productos Básicos Esenciales (Enmienda).

El líder Tapan Sen, secretario general del Centro de Sindicatos de la India, afirmó que dichas disposiciones reestructuran la gestión de la economía agrícola a favor de los grandes terratenientes y las empresas multinacionales.

CARACTERÍSTICAS DEL MOVIMIENTO AGRARIO

Una característica definitoria de este movimiento agrario es que atrajo a los agricultores marginales y pequeños, y también a sus hijos y esposas, y a la mano de obra sin tierra.

Estos grupos comprendieron que dicho escenario hará que las empresas penetren con toda su fuerza en el sector agrícola, como señaló el portal News Click.

También, la absorción de la agricultura por parte de las corporaciones intensificará aún más la mecanización y con ello las oportunidades de trabajo se reducirán o incluso desaparecerán para la mayoría de los campesinos.

Los agricultores marginales y pequeños temen además que sus tierras pasen a manos de los gigantes empresariales mediante el sistema de la agricultura por contrato y que se les arrebate su ocupación.

Los partidos de izquierda pidieron la retirada de las nuevas legislaciones, que tendrán un impacto fundamental en los medios de vida de millones de personas, incluidos los trabajadores migrantes, y son una vía para la explotación de los agricultores por los grandes comerciantes, empresas agrícolas y corporaciones.

La entrega del sector a las compañías agroindustriales conducirá a la abolición del precio mínimo de apoyo a los agricultores, destruirá el sistema de distribución pública, promoverá los comerciantes sin escrúpulos y las corporaciones gigantes acapararán los alimentos con una subida astronómica de precios.

Además de afectar a los pequeños agricultores y los aparceros que arriendan sus tierras para cultivos, el nuevo sistema podría asestar un duro golpe a la autosuficiencia de la India en la producción de cereales, así como a su sistema de seguridad alimentaria y distribución pública.

Una conferencia popular celebrada a fines de agosto en los límites de Nueva Delhi reflejó la unidad de los campesinos en lucha y también el creciente apoyo popular al movimiento agrario por parte de diferentes clases y sectores de la población india.

Por otro lado, actos violentos como la masacre ocurrida en la localidad de Lakhimpur Kheri, en octubre, no hicieron más que fortalecer y extender la protesta de los trabajadores del campo.

Tras el suceso, fueron organizadas manifestaciones en cientos de lugares del país para exigir la detención y despido del ministro de Estado Ajay Mishra Teni, encartado en el atropello de varios campesinos por un vehículo asociado a simpatizantes del Gobierno.

Como parte de la protesta «Rail Roko» para exigir la destitución y aprisionamiento de Mishra, los agricultores bloquearon el tráfico ferroviario en varios sitios del país, en una acción llevada a cabo de forma pacífica, sin daños a la propiedad ferroviaria.

El gobierno accedió a los informes contra Ajay Mishra, su hijo Ashish Mishra y otras personas, y al cabo de unos días el funcionario fue detenido.

GOBIERNO PROMETE RETIRAR LAS TRES LEYES

Después de batallar durante casi un año, los agricultores obtuvieron por fin una victoria parcial contra las tres leyes agrarias promulgadas por el gobierno del derechista Partido Bharatiya Janata (BJP), Partido Popular Indio.

En un sorpresivo giro, el primer ministro Narendra Modi anunció el 19 de noviembre que las tres polémicas legislaciones serían derogadas y los procesos legales relacionados con el asunto se completarían durante la próxima sesión del parlamento, apuntó el portal Peoples Dispatch. Dicho anuncio provocó celebraciones en todo el país. El Samyukt Kisan Morcha (SKM), que encabeza el movimiento de protesta, emitió una breve declaración en la cual reiteró que algunas de las demandas cruciales aún no fueron cumplidas.

El Partido Comunista de la India (marxista) saludó a los agricultores y su valiente lucha, y calificó de “mártires» a los más de 750 trabajadores del sector muertos durante las protestas.

A su vez, el Partido Comunista de la India (marxista-leninista) Liberación tuiteó que los agricultores no abandonarán los lugares de protesta hasta que se completen todas las formalidades de la retirada y se cumplan otras demandas.

El Sindicato de Trabajadores Agrícolas de la India (Aiawu) también celebró el anuncio de retirar las tres leyes, y lo calificó de victoria de los campesinos y el pueblo indio.

Hannan Mollah, secretario de la All India Kisan Sabha (AIKS), señaló que era una victoria parcial, pues faltan por cumplir algunas de las demandas cruciales de los agricultores.

El SKM también exige la promulgación de una ley sobre los precios mínimos de apoyo (MSP) y la retirada del proyecto de ley de modificación de la electricidad.

El MSP es un conjunto de precios básicos declarados por el gobierno en base a los cuales adquiere determinados productos agrícolas.

Aunque se espera que el precio de mercado no descienda por debajo del MSP, la mayoría de las veces los agricultores se ven obligados a vender sus productos a precios inferiores al coste de producción.

Entre tanto, el proyecto de ley de modificación de la electricidad prevé la participación de agentes privados en la distribución de la energía, lo que, según los granjeros, provocará un aumento de su precio y del coste global de la producción debido a la retirada de las subvenciones gubernamentales.

arb/abm

(*) Corresponsal de Prensa Latina en la India

NOTAS RELACIONADAS
NOTAS RELACIONADAS
Agencias de noticias y medios digitales
nombre generico prensa latina

| Envía SMS al 8100 con el texto PL
Mantente informado con 4 mensajes x 25 cup

© 2016-2021 Agencia Informativa Latinoamericana S.A.

Radio – Televisión – Publicaciones impresas y digitales.
Todos los derechos reservados.

Calle E # 454 esq. 19, Vedado, La Habana, Cuba.
Teléf: (+53) 7 838 3496, (+53) 7 838 3497, (+53) 7 838 3498, (+53) 7 838 3499
Prensa Latina © 2021 .

Sitio diseñado y desarrollado por el Departamento de Desarrollo de la Dirección Técnica de Prensa Latina.

EDICIONES