NOTICIAS

Los aportes de Vietnam a la teoría y práctica del socialismo

desarrollo en Viet Nam
Hanoi (Prensa Latina) Cuando todo parece virtual porque los confinamientos antiCovid-19 exigen distancia, Vietnam tuvo el acierto de aproximar la teoría y la práctica en la construcción del socialismo, sin mascarillas y mediante su muy particular modelo de desarrollo.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Ciertamente en todos los países el 2021 estuvo contagiado de malas noticias debido a la pandemia, pero en este hubo una muy buena que nada tiene de intangible aunque no pueda enmarcarse en una fecha, situarse en un lugar o atribuirse a una persona.

El caso es que en Vietnam este año se cumplieron 35 de la aplicación de la política de Doi Moi o Renovación y la dirigencia del Partido Comunista (PCV), el Estado, el Gobierno y la ciudadanía expresaron su complacencia por los resultados y reafirmaron la voluntad de seguir por ese camino.

Dicho así parecería pura verbosidad, pero el enunciado tiene expresiones muy concretas en la vida diaria de la población y, aún más, constituye un valioso aporte a los fundamentos del socialismo en los países donde aún las brújulas buscan un norte capaz de validarlo como sistema.

El hecho que más marcó el rumbo en tal sentido fue el XIII Congreso del PCV, celebrado a inicios de año y seguido atentamente por la gente no solo porque repasó lo acontecido en el último lustro, sino también -y sobre todo- porque fue un confiable pronóstico sobre lo que acontecerá en el siguiente.

Probablemente el enunciado general del Congreso que más gustó a los vietnamitas fue uno que recogió su Resolución y según el cual el PCV y toda la sociedad seguirán trabajando por convertir a este en un país próspero, sostenible y de rápido desarrollo.

La garantía de que ello ocurrirá la dio el Partido al reiterar que la economía de mercado de orientación socialista continuará siendo el modelo nacional de desarrollo.

En la clausura, el secretario general del PCV, Nguyen Phu Trong (reelecto para un tercer mandato), dijo que esos y otros contenidos de la Resolución deben concretarse en políticas y acciones centradas en ayudar realmente a la gente a mejorar sus condiciones de vida y a prosperar.

De acuerdo con las previsiones del Congreso, hacia el 2025 este será un país con ingresos superiores al nivel medio-bajo; en el 2030, de ingresos medio-altos; y para mediados de siglo, una nación socialista avanzada y de ingresos altos.

FIELES AL MARXISMO-LENINISMO Y AL IDEARIO DE HO CHI MINH

En la clausura del evento, Phu Trong reafirmó la voluntad del Partido de mantenerse fiel al marxismo-leninismo y al ideario de Ho Chi Minh, ajustándolos de manera creativa y puntual a las realidades nacionales.

Esa, ya de por sí, es una lección aprovechable por otros países envueltos en procesos similares.

Pero en fecha más reciente el secretario general del PCV publicó un largo y enjundioso artículo que abunda sobre el tema. Por decirlo rápido, una joyita sobre un asunto del que se escribe poco y se practica menos.

Otra apreciable contribución de Phu Trong a la teoría-práctica del socialismo fue su discurso en la Conferencia Nacional de Cultura, cuando sentenció que el “poder blando” de la cultura es esencial para hacer de este un país desarrollado de orientación socialista.

La cultura debe ocupar la misma posición que la política y la economía porque crea una sinergia capaz de hacer avanzar a Vietnam hacia el futuro, subrayó en la ocasión.

El dirigente alertó que no pocos artistas vietnamitas imitan estilos o se suman a movimientos ajenos a las esencias nacionales y arman una suerte de “contracultura” lejana y contrapuesta a las aspiraciones del pueblo.

Y esta es otra lección valedera no solo para los países que aspiran a construir el socialismo, sino para cualquier otro deseoso de reafirmar sus valores y de tomar prudente distancia de “importaciones” sutiles o desembozadamente impuestas.

EXPERIENCIAS ECONÓMICAS

Este año, como en los anteriores, Vietnam también legó al mundo ciertas experiencias económicas, válidas lo mismo para naciones socialistas que capitalistas. Y la primera, quizás, fue como ser resiliente ante la pandemia de Covid-19.

Por razones obvias la economía nacional no creció al ritmo de antes, pero se debió más a factores como la trabazón de las cadenas de suministro globales, los traumas del mercado internacional y otros de carácter externo, que a disfunciones domésticas originadas por las consabidas medidas de confinamiento.

Uno de los ejemplos más valederos tiene que ver con las empresas privadas, cuyo número apenas decreció pese a las inclementes circunstancias impuestas por la pandemia.

En su esquema economía de mercado de orientación socialista, sin dogmas izquierdosos, Vietnam favorece el nacimiento y desarrollo de esas entidades, al punto que ya son responsables del 40 por ciento del Producto Interno Bruto nacional.

Y esa es también una lección política y teórico-práctica acerca de la construcción del socialismo en estos tiempos que, según alguno, transitaba por El fin de la historia y el último hombre…

Más de una vez Lenin afirmó que la política es la expresión concentrada de la economía, pero sin desestimar la una ni la otra.

Este año, a partir de experiencias propias, pero muy válidas para las naciones socialistas y/o en vías de desarrollo, Vietnam dio otra lección de que no marcha por buen camino quien hace política con olvido de la economía, y viceversa.

Porque como dicen los sabios manuales de la vida diaria, una mano lava a la otra y las dos, la cara.

arb/asg

(*) Corresponsal de Prensa Latina en Vietnam

Agencias de noticias y medios digitales
nombre generico prensa latina

| Envía SMS al 8100 con el texto PL
Mantente informado con 4 mensajes x 25 cup

© 2016-2021 Agencia Informativa Latinoamericana S.A.

Radio – Televisión – Publicaciones impresas y digitales.
Todos los derechos reservados.

Calle E # 454 esq. 19, Vedado, La Habana, Cuba.
Teléf: (+53) 7 838 3496, (+53) 7 838 3497, (+53) 7 838 3498, (+53) 7 838 3499
Prensa Latina © 2021 .

Sitio diseñado y desarrollado por el Departamento de Desarrollo de la Dirección Técnica de Prensa Latina.