NOTICIAS

Chile, Victoria y desafíos

Chile, Boric, victoria, desafíos
Santiago de Chile, 25 dic (Prensa Latina) Electo como el presidente más joven en la historia de Chile y con la mayor votación desde el retorno a la democracia, Gabriel Boric tiene ante sí enormes desafíos en un país con grandes desigualdades sociales y un proceso constitucional en marcha.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

El abanderado de la coalición de izquierda Apruebo Dignidad, que integran el Frente Amplio, el Partido Comunista y otras fuerzas, ganó los comicios del 19 de diciembre con 55,87 por ciento de los votos, una ventaja de 11,74 puntos con respecto a su rival, el ultraderechista José Antonio Kast, del Frente Social Cristiano.

Su victoria fue contundente, obtuvo 4,6 millones de sufragios y se impuso en 11 de las 16 regiones del país.

Boric tiene por delante una tarea ardua. Asumirá un país impactado por la Covid-19, la elevada inflación y problemas estructurales generados por el modelo neoliberal que provocaron en 2019 las mayores protestas desde el fin de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

“Los tiempos que vienen no van a ser fáciles. Debemos hacer frente a las consecuencias sociales, económicas y sanitarias de la peor pandemia que ha vivido nuestro país en más de un siglo y también a las causas del estallido social que aún se mantienen vigentes”, reconoció Boric en su primer discurso a la nación.

Como desafíos mencionó el logro de una salud que no discrimine entre ricos y pobres, pensiones dignas para todos los jubilados, el crecimiento y la distribución justa de la riqueza, mejor acceso a la vivienda, el fortalecimiento de la educación pública y el aumento de los salarios.

“Desde luego, no todo puede hacerse al mismo tiempo y tendremos que priorizar para ir logrando avances que nos permitan mejorar, paso a paso, la vida de nuestra gente”, subrayó.

También prometió defender la Convención Constitucional encargada de redactar una nueva carta magna en reemplazo de la vigente desde la época de la dictadura y, de hecho, una de sus primeras actividades tras ser electo fue reunirse con los directivos de ese órgano.

“Este es un tema de Estado, un tema de largo plazo. Si le va bien a la Convención, le va bien a Chile”, expresó.

En declaraciones a Orbe, el analista político Pablo Jofre calificó de muy importante el triunfo de Boric sobre un candidato como Kast, que representa el pinochetismo y un retroceso de todos los progresos en materia de género, derechos sexuales, defensa del medioambiente y otros.

No obstante, considera que los retos del próximo presidente son enormes porque deberá lidiar con un Parlamento que está dividido: una mitad centro-izquierda y otra centro-derecha.

Por otro lado, expuso, la próxima administración tendrá que enfrentar a una derecha golpeada y herida, pero que sigue viva y tiene una presencia parlamentaria muy potente y eso impedirá avanzar en leyes que no tengan consenso entre las partes en disputa.

El especialista en temas internacionales estimó que para América Latina también es positiva la victoria de un candidato progresista sobre la ultraderecha.

El triunfo de Boric en Chile, junto a los alcanzados en países como Perú, Bolivia, Argentina y en Brasil con la posibilidad de que gane Lula, comentó, marca un cambio en la región, donde los problemas se resuelvan entre los latinoamericanos, sin la injerencia de Estados Unidos y la Unión Europea.

mem/car

(Tomado de Orbe)

NOTAS RELACIONADAS
NOTAS RELACIONADAS
Agencias de noticias y medios digitales
nombre generico prensa latina

| Envía SMS al 8100 con el texto PL
Mantente informado con 4 mensajes x 25 cup

© 2016-2021 Agencia Informativa Latinoamericana S.A.

Radio – Televisión – Publicaciones impresas y digitales.
Todos los derechos reservados.

Calle E # 454 esq. 19, Vedado, La Habana, Cuba.
Teléf: (+53) 7 838 3496, (+53) 7 838 3497, (+53) 7 838 3498, (+53) 7 838 3499
Prensa Latina © 2021 .

Sitio diseñado y desarrollado por el Departamento de Desarrollo de la Dirección Técnica de Prensa Latina.