NOTICIAS

Vietnam y la difícil encrucijada Economía/Covid-19

vietnam-y-la-dificil-encrucijada-economia-covid-19
Hanoi (Prensa Latina) Dos imperiosas necesidades pusieron a Vietnam entre la espada y la pared este año: la de mantener un confinamiento a cal y canto para evitar los contagios con la Covid-19, y la de reanimar la economía.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

En 2020 ocurrió otro tanto y la nación indochina lo resolvió bastante bien, pues el Producto Interno Bruto (PIB) creció casi tres por ciento y las estadísticas básicas de la pandemia fueron de las mejores del mundo entre las naciones con más de 80 millones de habitantes.

Hasta abril del 2021 las cosas marcharon de manera similar, pero a fines de ese mes, la irrupción de la variante Delta del SARS-CoV-2 lo puso todo patas arribas.

Las cifras son dramáticas: hasta ese momento Vietnam solo reportaba tres mil 428 contagiados con la enfermedad y 35 muertes, mientras en este momento los contagiados pasan de un millón 800 mil y los fallecimientos, de 31 mil 500.

El rebrote tuvo un impacto directo sobre la economía porque, para cortarlo, el país renunció a recibir turistas y tuvo que cerrar empresas, grandes parques industriales, comercios y cualquier otra actividad que supusiese grandes concentraciones de personas.

Y hasta pequeñas, porque en la mayoría de las ciudades las medidas preventivas incluyeron la prohibición de salir a la calle como no fuera para satisfacer necesidades muy perentorias y, en todo caso, nunca más de dos individuos.

A resultas de ello, el PIB solo creció 1,42 por ciento -la caída más acusada desde que el país lo anuncia- y unos dos millones de trabajadores perdieron sus empleos o vieron reducidos sensiblemente sus ingresos.

RIGUROSAS MEDIDAS

Las rigurosas medidas de confinamiento, empero, permitieron controlar en lo fundamental la situación epidemiológica y hacia fines de octubre el gobierno consideró llegado el momento de aplicar un modelo de adaptación flexible a la pandemia para reanimar la economía.

Como toda apuesta de riesgo calculado, se sabía que lo ganado por un lado se perdía por otro.

Así las cosas, las cifras de casos de Covid-19 comenzaron a subir en noviembre y ya en diciembre alcanzaron un promedio diario que casi quintuplica el total de casos acumulados hasta abril. Por esta época del año, Vietnam es la nación asiática que más contagios reporta por jornada.

Del otro lado, la economía comenzó a recuperarse trabajosamente y, según instituciones especializadas, a fines de año volverá a tener un crecimiento cercano al tres por ciento.

Es la misma encrucijada en la que se ven atrapados todos los países del mundo: la perentoria necesidad de reanimar la economía tiene un precio en términos de estadísticas pandémicas por tratarse de factores inversamente proporcionales.

El único elemento capaz de atenuar semejante asimetría es la vacunación, pero en Vietnam la campaña marcha con atraso porque su industria biotecnológica no es de las más avanzadas y los inmunizantes de fabricación nacional aún no pasan las pruebas requeridas para validarlos clínicamente.

En consecuencia, la nación indochina está dependiendo de la importación o los donativos de vacunas anti-Covid-19 y en estos momentos solo unos 67 millones de sus 98 millones de habitantes han completado la pauta inmunizante mínima de dos dosis.

DOS ÁREAS PRÁCTICAMENTE INMUNES

Respecto a la economía, dos áreas demostraron ser prácticamente inmunes a la enfermedad, las exportaciones y las inversiones extranjeras directas (IED).

Pese a la caída de las producciones nacionales y los quiebres del mercado mundial debido a la pandemia, las ventas de Vietnam al exterior rozaron los 300 mil millones de dólares hasta noviembre (un alza interanual del 17,5 por ciento) y se espera que a fines de año superen los 325 mil millones.

Entretanto, en esos 11 meses las IED superaron los 29 mil millones de dólares (500 millones más que en igual lapso de 2020) y con seguridad sobrepasarán los 30 mil millones planificados para el año, con lo que se afincarán, junto con las exportaciones, como uno de los puntales de la economía nacional.

A las puertas del 2022, expertos locales y diversos organismos internacionales anticipan que en ese año el PIB de Vietnam crecerá cerca del seis por ciento, fundándose en la demostrada capacidad de resiliencia de su economía y en los avances de la campaña de vacunación antiCovid-19.

Pero no pocos tachan de demasiado optimista el pronóstico, pues solo en muy contados casos la gran encrucijada de estos tiempos se ha resuelto en favor de las predicciones humanas.

arb/asg

(*) Corresponsal de Prensa Latina en Vietnam

NOTAS RELACIONADAS
NOTAS RELACIONADAS
Agencias de noticias y medios digitales
nombre generico prensa latina

| Envía SMS al 8100 con el texto PL
Mantente informado con 4 mensajes x 25 cup

© 2016-2021 Agencia Informativa Latinoamericana S.A.

Radio – Televisión – Publicaciones impresas y digitales.
Todos los derechos reservados.

Calle E # 454 esq. 19, Vedado, La Habana, Cuba.
Teléf: (+53) 7 838 3496, (+53) 7 838 3497, (+53) 7 838 3498, (+53) 7 838 3499
Prensa Latina © 2021 .

Sitio diseñado y desarrollado por el Departamento de Desarrollo de la Dirección Técnica de Prensa Latina.