NOTICIAS

Rusia despliega nuevo esfuerzo a favor de la estabilidad global

Por Mario Muñoz Lozano*
Moscú (Prensa Latina) La declaración de Rusia, China, Reino Unido, Estados Unidos y Francia sobre su compromiso con la no proliferación de armas nucleares lanza un mensaje optimista en momentos de tensión en torno a la estabilidad global.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

“Declaramos que no puede haber ganadores en una guerra nuclear y nunca debe desencadenarse”, advierte el texto aprobado el 3 de enero, una verdad de Perogrullo que al parecer algunos gobiernos no acaban de entender.

El documento rubricado por las cinco potencias nucleares marca sus posturas frente a la prevención de una carrera armamentista y una guerra nuclear, como objetivos estratégicos para la paz mundial, según el presidente del Comité de Asuntos Internacionales de la Duma Estatal (Cámara Baja del Parlamento ruso), Leonid Slutsky.

En su canal de la red social Telegram, aclaró que desde la administración del expresidente estadounidense Donald Trump, Rusia propuso una fórmula para arribar a una única postura entre todas las partes en torno al tema, sin alcanzar resultados hasta la fecha.

“El hecho de que la declaración haya sido firmada ahora por todos los Estados miembros se convirtió en una contribución muy seria para garantizar la seguridad mundial”, enfatizó Slutsky.

Por su parte, el secretario de prensa del presidente ruso, Dmitri Peskov, detalló que el consenso se logró por la vía diplomática y refleja la postura de los principales líderes de los países implicados.

Asimismo, la portavoz de la cancillería local, María Zajárova, aseguró que Moscú, en las actuales difíciles circunstancias, espera que la aprobación de una posición política de este tipo por los líderes de las naciones con armas nucleares “contribuya a la disminución de las tensiones internacionales”.

“La declaración refleja una idea importante para nosotros: la inadmisibilidad de una guerra- tanto nuclear como con armas convencionales- entre los Estados poseedores”, detalló la funcionaria.

Los jefes de Estado y Gobierno de las cinco potencias nucleares, miembros permanentes del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, refrendaron sus obligaciones en virtud del Tratado sobre la No Proliferación de las armas nucleares (TNP).

A la vez, destacaron la importancia de mantener y adherirse a los acuerdos y compromisos bilaterales y multilaterales en el campo de la no proliferación, el desarme y el control de armamentos.

LA PROPUESTA RUSA DE DISTENSIÓN

La firma de tal declaración no pudo llegar en mejor momento.

Justo cuando Rusia y Estados Unidos sostendrán este 10 de enero en Ginebra un nuevo diálogo, en el que la estabilidad estratégica constituye un componente de las propuestas de garantías legales de seguridad presentadas por Moscú a Washington.

De esta reunión, Rusia espera respuestas concretas y rápidas a los borradores de acuerdos que puso en manos de la parte estadounidense y de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), aunque está claro que los resultados a temas tan escabrosos no saldrán en los primeros encuentros.

“Nuestro enfoque, lo admito, es bastante duro”, señaló el vicecanciller ruso, Serguéi Riabkov, en declaraciones recientes, pero recordó que no puede ser diferente porque su país lleva mucho tiempo tratando de persuadir a sus contendientes acerca de los peligros que enfrenta la nación y las posibilidades de respuesta.

El no acercamiento de la OTAN hacia las fronteras rusas; la inadmisibilidad de su expansión hacia el este; la no aparición de armas que amenacen su seguridad en países vecinos, incluido Ucrania; y la no realización de maniobras provocativas en sus inmediaciones; son algunas de las exigencias que pondrá sobre la mesa de diálogo.

Entre otros puntos, la propuesta señala que Rusia y Estados Unidos aceptarían no usar el territorio de terceros países para preparar ofensivas o realizar acciones armadas que afecten los intereses fundamentales de la seguridad de la otra parte.

Solicita eliminar toda la infraestructura disponible para el despliegue de armas nucleares fuera del territorio de ambos estados y prohibir la capacitación de personal militar y civil de naciones no poseedoras de armas nucleares para su uso.

“Las partes no realizarán ejercicios y entrenamientos militares, incluido el desarrollo de escenarios militares para la utilización de armas nucleares”, apunta el documento.

La demanda establece el compromiso de Moscú y Washington a no expandir misiles terrestres de medio y corto alcance en otros países ni en zonas de su territorio desde las que sería posible alcanzar a la otra parte.

Según Riabkov- al frente del equipo negociador ruso en este primer encuentro- “explicaremos la lógica de nuestro enfoque y fijaremos elementos sin los cuales es imposible hablar de cualquier proceso productivo. Lo principal en el periodo actual es comprender la posición de los oponentes”, indicó.

El 17 de diciembre de 2021, la Cancillería rusa difundió dos borradores de posibles acuerdos sobre garantías legales de seguridad para discutir con Washington y la alianza atlántica. Dos días antes se los entregó a la subsecretaria de Estado estadounidense para Asuntos Europeos y Euroasiáticos, Karen Donfried.

Según diplomáticos y analistas políticos, los textos evidencian el interés notorio de Moscú por lograr arreglos con sus contrapartes a favor de la distensión internacional.

POSICIÓN EEUU GENERA POCAS EXPECTATIVAS

Según el presidente estadounidense, Joe Biden, Moscú y Washington pueden avanzar en algunos temas, mientras que otros no son prometedores.

Hasta ahora, los comentarios de la Casa Blanca acerca de los borradores presentados por Rusia fueron muy generales, con referencias al pragmatismo de sus enfoques orientados hacia posibles resultados.

Aunque sí dejaron claro que cualquier avance en las negociaciones estará vinculado con la disminución por Moscú de la alegada presencia de tropas cerca de la frontera con Ucrania, lo que han calificado como un posible peligro de invasión para ese país.

Al parecer, este podría ser uno de los principales escollos –o el más visible- en el diálogo en Ginebra.

Rusia plantea que tales movimientos ocurren dentro de su territorio y responden a los “incesantes e intensivos” ejercicios militares en Ucrania y a la aparición de sistemas de armamento moderno de Estados Unidos y de la OTAN que amenazan su seguridad.

En medio de tales reclamos, y a pocos días de las conversaciones entre las partes, Biden ratificó su apoyo y el de sus aliados frente a Rusia al presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, el cual incluye un fuerte componente bélico.

Washington sostiene que de estas conversaciones espera identificar puntos de contacto para continuar las discusiones, manifestó el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, quien señaló como prioridad la estabilidad estratégica, entre otros tópicos debatidos en reuniones anteriores.

Advirtió que Estados Unidos no planea discutir ningún tema relacionado con la OTAN o con la situación en Europa. “Discutiremos una gama relativamente estrecha de asuntos bilaterales», aseguró Price.

Con tales planteamientos, pareciera que en esta reunión de Ginebra la representación de Washington no tendrá muy en cuenta los contenidos públicos de las propuestas de acuerdos presentadas por Moscú, con lo cual las perspectivas de comenzar el año con buenas noticias se van al piso.

El día 12 de enero, Rusia sostendrá otras reuniones para abordar el tema con la OTAN, en Bruselas, y lo hará también el 13 con la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa en Viena.

Expertos y medios de prensa se manifiestan poco optimistas sobre este nuevo intento de Moscú a favor de la paz mundial. Consideran que hay muchos intereses geopolíticos en juego y las iniciativas de Moscú las evalúan como demasiado ambiciosas.

Ante ese panorama, poco vale la firma de declaraciones en contra de la carrera nuclear, cuando no va acompañada de acciones concretas como las contenidas en las nuevas propuestas rusas.

rmh/mml

*Corresponsal Jefe de Prensa Latina en Rusia

NOTAS RELACIONADAS
NOTAS RELACIONADAS
Agencias de noticias y medios digitales
nombre generico prensa latina

| Envía SMS al 8100 con el texto PL
Mantente informado con 4 mensajes x 25 cup

© 2016-2021 Agencia Informativa Latinoamericana S.A.

Radio – Televisión – Publicaciones impresas y digitales.
Todos los derechos reservados.

Calle E # 454 esq. 19, Vedado, La Habana, Cuba.
Teléf: (+53) 7 838 3496, (+53) 7 838 3497, (+53) 7 838 3498, (+53) 7 838 3499
Prensa Latina © 2021 .

Sitio diseñado y desarrollado por el Departamento de Desarrollo de la Dirección Técnica de Prensa Latina.