NOTICIAS

Controversias signan transformaciones en costa al Pacífico de Panamá

costa al Pacífico de Panamá
Panamá, 19 feb (Prensa Latina) Controversias jurídicas en torno a la legalidad de los rellenos de áreas marinas signan hoy las transformaciones de las costas de Panamá, en particular las que bañan el aparentemente apacible océano Pacífico.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Este reportero constata a menudo el disfrute de espacios de la preferencia de los moradores de esta capital y sus visitantes, como la llamada Cinta Costera, la Calzada Amador y hasta el mismo Caso Antiguo, sin contar los rascacielos que contrastan con la geografía de los barrios más humildes.

A juicio de observadores e instituciones como la Corte Suprema de Justicia (CSJ) la construcción de obras como la Cinta Costera II y III, que agregó nuevo suelo urbano en forma de relleno de fondo de mar, generó un debate público sobre la pérdida de la relación de la ciudad con el mar, debido al anillo vial que rodea el propio Casco Antiguo.

Se trata, en síntesis, de que la vertiginosa transformación genera diferencias en cuanto a la legalidad o no de traspasar como propiedad privada, los rellenos de áreas como el fondo de mar, manglares y playas.

De acuerdo con el artículo 258 de la Constitución Política, todo ese espacio pertenece al dominio público. Al respecto, precisó el diario La Estrella de Panamá en un reciente reportaje, hay dos posturas expresadas en fallos de la CSJ. El primero, una sentencia del 26 de diciembre de 2017, sobre acción de inconstitucionalidad por el traspaso de 17,9 hectáreas de terreno a favor de la empresa ICA Panamá, S.A.

Pero en una posterior demanda, el Pleno de la CSJ dio un giro en su apreciación sobre esta cuestión y afirmó que los bienes no podían ser desafectados por el Ejecutivo a través de una norma de rango menor, como lo es una resolución de gabinete, y señala que tal decisión debe estar respaldad por una norma de la Asamblea Nacional (parlamento).

La condición de inseguridad jurídica de las propiedades construidas en los espacios robados al mar se hace más compleja si se toma en cuenta otros dictamenes, lo cierto es que la generación de suelo urbano, se ha dado en base a herramientas como concesiones administrativas y rellenos sin un instrumento de planificación que guie la ocupación del frente marino en la capital panameña.

Según historiadores, la transformación de esas costas ha sido uno de los rasgos más característicos de la ciudad de Panamá desde inicios del siglo XX y que data desde la misma construcción del Canal entre 1904 a 1914.

Entonces se rellenó la antigua desembocadura de los ríos Grande y Curundú, sobre los cuales se construirían los poblados de Albrook, Curundú, Diablo y Balboa.

También se creó el relleno de Amador y la calzada que lo unió con las islas de Pericos, Naos y Flamenco. Durante esta misma época aparecen los nuevos terrenos sobre los cuales edificaron el Barrio Chino, en Santa Ana y Barraza, en El Chorrillo.

Más tarde, con la construcción del barrio de La Exposición, en 1916, también desaparecieron los manglares y pantanos que conformaban esas fincas y se le gana al mar terreno para la construcción del desaparecido parque Anayansi y el sitio donde se encuentra el monumento al conquistador español Vasco Núñez de Balboa. En la década de 1950, construyen la Avenida Balboa, con lo cual desaparecen algunas de las playas que se encontraban en el frente marino.

Añaden que la Calzada de Amador es el único sector del frente marino para el cual se cuenta con un plan maestro de desarrollo enfocado en el turismo.

En esta localidad, que surgió como un rompeolas y muro defensivo durante la construcción de la vía interoceánica, se han edificado, desde 2003, varios terraplenes para habilitar espacios comerciales, marinas y más recientemente, un puerto de cruceros, precisó el rotativo.

En la década del 70, con el mismo sistema se pudo construir el Centro de Convenciones Atlapa, pero esos cambios toman fuerza a finales de los 90 con el contrato suscrito entre ICA Panamá S.A. y el Estado, para la edificación del Corredor Sur, el auge inmobiliario y la ampliación del Canal, a mediados de la década del 2000.

Desde entonces no son pocas las alarmas y los reclamos, como asevera La Estrella, de un marco normativo que ordene y de seguridad jurídica a todas las transformaciones ocurridas.

Sugieren además regular el crecimiento urbano frente a amenazas como el esperado aumento del nivel del mar. ¿Cuándo será? Esa es la gran pregunta sin respuesta y que muchos citadinos y visitantes se hacen, sin dejar de admirar las maravillas y desafíos que nos impone la naturaleza.

mem/ga

Agencias de noticias y medios digitales
nombre generico prensa latina

| Envía SMS al 8100 con el texto PL
Mantente informado con 4 mensajes x 25 cup

© 2016-2021 Agencia Informativa Latinoamericana S.A.

Radio – Televisión – Publicaciones impresas y digitales.
Todos los derechos reservados.

Calle E # 454 esq. 19, Vedado, La Habana, Cuba.
Teléf: (+53) 7 838 3496, (+53) 7 838 3497, (+53) 7 838 3498, (+53) 7 838 3499
Prensa Latina © 2021 .

Sitio diseñado y desarrollado por el Departamento de Desarrollo de la Dirección Técnica de Prensa Latina.

EDICIONES