NOTICIAS

La otra historia de carnavales suspendidos en Panamá

Panamá, 27 feb (Prensa Latina) La suspensión de los carnavales en Panamá este año debido a la Covid-19 se suma una decena de situaciones de salud y de crisis política que motivaron similar prohibición, resaltan hoy investigadores.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

El tradicional festejo, como regla a finales de febrero-inicios de marzo, se celebró en el istmo por primera vez de manera oficial en 1910, reglamentado por el entonces presidente de la República, Carlos A. Mendoza, aunque algunos textos lo atribuyen a un decreto del alcalde citadino, José Agustín Arango.

Aquellas fiestas tuvieron como escenario al Teatro Nacional, en el denominado hoy Casco Antiguo de esta capital, pero luego se trasladaron al estadio Juan Demóstenes Arosemena, en 1940, precisó sobre el tema el canal televisivo TVN.

En 1950 aparecieron los carnavales en Las Tablas, capital de la actual provincia Los Santos y un año después, el jefe de Salud, Roberto Sandoval, suspendió a nivel nacional todas las actividades públicas asociadas a las esperadas fiestas, lo que motivó desconcierto en la población.

Los adversarios de la decisión responsabilizaron al presidente de turno Arnulfo Arias de utilizar la decisión para evitar reuniones de sus opositores políticos y la medida fue demandada ante la Corte Suprema de Justicia por inconstitucional.

El 2 de enero de 1955 el asesinato en el hipódromo Juan Franco, del jefe de Estado Juan Antonio Remón, precisó TVN, conmocionó al país y generó cambios en la época, que impactaron también en la suspensión de los festejos carnavalescos.

Lo mismo ocurrió cuando el 9 de enero de 1964, estudiantes panameños intentaron izar la insignia nacional en la zona del Canal tomada por tropas estadounidenses.

La movilización concluyó con violencia contra los manifestantes y una revuelta popular en la ciudad de Panamá y Colón contra la presencia injerencista del ejército norteamericano para controlar la vía interoceánica.

El resultado de aquellos hechos fue 22 muertos y más de 550 heridos y la población decidió cancelar esas celebraciones.

La invasión militar de Estados Unidos a Panamá el 20 de diciembre de 1989, que sembró la muerte y la destrucción en barrios humildes de su capital como El Chorrillo y otros en la vecina provincia de Colón originó que hasta 1991 no tuvieran lugar los carnavales.

En el 2000, un brote de hantavirus en las provincias de Los Santos y Herrera, llevaron a la presidenta del país entonces, Mireya Mosco, a declarar estado de urgencia de salud en esos territorios y también a suspender allí solamente esos festejos.

Este 2022, por segundo año consecutivo, la propagación de la pandemia de Covid-19 también obligó a las autoridades sanitarias a cancelar las fiestas favoritas de los panameños, en medio de una cuarta ola de la enfermedad motivada por la variante Ómicron del SARS-CoV-2, su principal responsable.

Un decreto ejecutivo suscrito el pasado 20 de febrero estableció prohibiciones para evitar la aglomeración de personas en actividades como fiestas públicas, bailes, paseos, ferias y cantaderas en bares y restaurantes.

Sin embargo, estimularon que, hasta el venidero 6 de marzo, en un largo feriado, las personas puedan practicar el turismo de playa y las excursiones a lo largo de la geografía nacional.

jha/ga

NOTAS RELACIONADAS
NOTAS RELACIONADAS
Agencias de noticias y medios digitales
nombre generico prensa latina

| Envía SMS al 8100 con el texto PL
Mantente informado con 4 mensajes x 25 cup

© 2016-2021 Agencia Informativa Latinoamericana S.A.

Radio – Televisión – Publicaciones impresas y digitales.
Todos los derechos reservados.

Calle E # 454 esq. 19, Vedado, La Habana, Cuba.
Teléf: (+53) 7 838 3496, (+53) 7 838 3497, (+53) 7 838 3498, (+53) 7 838 3499
Prensa Latina © 2021 .

Sitio diseñado y desarrollado por el Departamento de Desarrollo de la Dirección Técnica de Prensa Latina.

EDICIONES