NOTICIAS

Premios escurridizos

premios-escurridizos
Washington, 26 mar (Prensa Latina) Las actrices norteamericanas Glenn Close y Amy Adams, además de ser reconocidas entre las intérpretes más talentosas de sus respectivas generaciones, tienen en común haber aspirado varias veces a los premios Óscar sin lograr llevarse hasta el momento la estatuilla a casa.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

En el caso de Close, quien desempeñó a lo largo de su carrera memorables papeles como el de Alex Forrest en Atracción Fatal, de 1987, y el de la marquesa de Merteuil en Las Amistades Peligrosas (1988), suma en total ocho candidaturas a los lauros otorgados por la estadounidense Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas.

La actriz nacida hace 75 años obtuvo su más reciente nominación en 2021 gracias a su papel de Mamaw en Hillbilly, una elegía rural, pero en ese momento casi nadie contaba con que se alzara con el galardón, dado el poco éxito logrado por la cinta y que no se trató del mejor trabajo de Close.

Mucho más elevadas parecieron sus oportunidades en 2019, cuando numerosos críticos y publicaciones especializadas consideraron que sería ella la merecedora del Óscar por su contenida y, a la vez, imponente actuación en La buena esposa.

Sin embargo, tampoco se favoreció a la consagrada artista, pues el premio fue a manos de Olivia Colman por su desempeño en el filme La favorita.

Al encarnar a Joan Castleman, una mujer que reevalúa su vida tras cuatro décadas de matrimonio a la sombra de su marido, Close elaboró un personaje repleto de matices y complejidades que reveló sus transformaciones internas con gran maestría, y ese trabajo la llevó a arrasar en otros galardones de esa temporada, como los Globos de Oro.

Tal desdoblamiento no fue suficiente para la Academia, que en su historia ha tenido demasiadas decisiones controvertidas, y la estrella continuó su lista de decepciones en la búsqueda del hombrecito dorado.

De hecho, son ella y el británico Peter O’Toole, también con ocho nominaciones a esos lauros, los actores con más número de candidaturas, ya sea por roles protagónicos o de reparto, que no han ganado ninguna estatuilla por sus interpretaciones, aunque este último sí recibió un Óscar honorífico en 2003.

Un camino similar al de Close parece seguir Adams, quien a sus 47 años ya ha sido nominada en seis oportunidades, avalada por su excelente labor con personajes como el de la hermana James en La duda (2008) o el de Sydney Prosser en La gran estafa americana (2013).

La última ocasión en la que estuvo cerca del premio fue por El vicio del poder (2018), cinta en la que representó a Lynne Cheney, esposa del exvicepresidente norteamericano Dick Cheney, pero finalmente Regina King reinó en el apartado de mejor actriz de reparto por El blues de Beale Street.

Además, en el caso de Adams, se considera que también merecía el reconocimiento por su aclamado papel de la experta en lingüística Louise Banks en la película de ciencia ficción La llegada (2016), pero en ese caso ni siquiera fue nominada.

De cualquier modo, y aunque los premios mencionados suelen ser vistos como un momento cumbre en la carrera de cualquier actor, ambas intérpretes ya han dejado un legado inmenso, y un Óscar solo vendría a confirmar algo ya sabido por gran parte del público y la crítica.

(Tomado de Orbe)

Agencias de noticias y medios digitales
nombre generico prensa latina

| Envía SMS al 8100 con el texto PL
Mantente informado con 4 mensajes x 25 cup

© 2016-2021 Agencia Informativa Latinoamericana S.A.

Radio – Televisión – Publicaciones impresas y digitales.
Todos los derechos reservados.

Calle E # 454 esq. 19, Vedado, La Habana, Cuba.
Teléf: (+53) 7 838 3496, (+53) 7 838 3497, (+53) 7 838 3498, (+53) 7 838 3499
Prensa Latina © 2021 .

Sitio diseñado y desarrollado por el Departamento de Desarrollo de la Dirección Técnica de Prensa Latina.

EDICIONES