NOTICIAS

EEUU obstaculiza labor de Prensa Latina en la ONU

La Habana, 5 may (Prensa Latina) Desde la instalación de Prensa Latina en la sede de Naciones Unidas hace 60 años, las restricciones y presiones de las autoridades de Estados Unidos afectaron la normal actividad de sus corresponsales en la organización mundial.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

La más reciente acción de ese tipo transcurre ahora con la extrema demora en la concesión de visas a los actuales representantes de esa agencia de noticias acreditados ante en la ONU, después de dos años de solicitada.

Por Víctor Carriba, excorresponsal de Prensa Latina en ONU

El tema tomó fuerza la víspera cuando la Asociación de Corresponsales de Naciones Unidas (UNCA, por sus siglas en inglés) consideró inexplicable el retraso de Estados Unidos en la entrega de visas a esos periodistas que trabajan en la ONU desde 2017.

La presidenta de la UNCA, Valeria Robecco, calificó de inexplicable esa demora, luego de más de dos años de espera sin recibir respuesta.

El primer ataque contra Prensa Latina en Estados Unidos ocurrió en 1960, cuando su oficina estaba en Washington y tuvo que trasladarse a Nueva York después que su corresponsal, Francisco V. Portela, fue detenido y luego liberado por agentes del Buró Federal de Investigaciones (FBI).

Meses más tarde el buró de la llamada Gran Manzana fue forzado a radicarse en la sede de Naciones Unidas en esa ciudad debido a la persecución que sufrían sus integrantes.

Desde entonces, pese a encontrarse en la “Capital del mundo”, los profesionales acreditados ante el organismo mundial solo pueden escribir sobre temas relacionados con la actividad de la ONU.

La larga lista de acciones de las autoridades de Estados Unidos hacia Prensa Latina ha incluido una variada gama de restricciones.

Una de ellas fue la limitación del movimiento de sus periodistas a 25 millas alrededor del monumento a Cristóbal Colón (Columbus Circle) que marca el punto cero de las distancias de la ciudad, medida levantada en 2011.

Por otro lado, las visas concedidas hasta ahora a los corresponsales de la agencia establecen una sola entrada a territorio de Estados Unidos y cada vez que salen de ese país, por vacaciones u otras razones, tienen que solicitar el permiso en la sede de la embajada estadounidense en La Habana, proceso que siempre demora, incluso varios meses.

En una ocasión, el Departamento de Estado denegó la visa a dos periodistas acreditados ante la ONU, decisión que fue rectificada tras las protestas registradas en la sede de esa organización y en diferentes países.

Hasta hace unos años, a su llegada a Nueva York, los enviados de la agencia eran remitidos, sin razón alguna y durante varias horas, a una oficina de migración encargada de “casos sospechosos” de actividades ilícitas.

Todas esas acciones contra la agencia de noticias violan las obligaciones del gobierno de Estados Unidos en su calidad de país anfitrión de la ONU al aplicar selectiva y arbitrariamente y en dependencia de sus intereses políticos el Acuerdo de Sede suscrito a ese respecto.

Y el largo retraso en el otorgamiento de las visas a los enviados de Prensa Latina en Naciones Unidas también alcanza a sus corresponsales en Washington, quienes viajaron a Cuba en 2019 y todavía no han recibido el permiso para reanudar el trabajo en esa plaza, reabierta en 2017 tras más de seis décadas de ausencia.

lmg/vc

NOTAS RELACIONADAS
NOTAS RELACIONADAS
Agencias de noticias y medios digitales
nombre generico prensa latina

| Envía SMS al 8100 con el texto PL
Mantente informado con 4 mensajes x 25 cup

© 2016-2021 Agencia Informativa Latinoamericana S.A.

Radio – Televisión – Publicaciones impresas y digitales.
Todos los derechos reservados.

Calle E # 454 esq. 19, Vedado, La Habana, Cuba.
Teléf: (+53) 7 838 3496, (+53) 7 838 3497, (+53) 7 838 3498, (+53) 7 838 3499
Prensa Latina © 2021 .

Sitio diseñado y desarrollado por el Departamento de Desarrollo de la Dirección Técnica de Prensa Latina.

EDICIONES