NOTICIAS

Bangladesh podría sufrir una crisis como la de Sri Lanka

Dacca, 20 may (Prensa Latina) La dura crisis económica que afecta hoy a Sri Lanka sirve de advertencia para el vecino Bangladesh, pues Dacca al igual que Colombo también recibió préstamos extranjeros masivos.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Así señalan expertos sobre los precios altísimos de los artículos esenciales que causan enorme dolor a los sectores económicamente más débiles de la sociedad bangladesí, reflejó el portal News Click.

Sri Lanka lucha en los últimos meses contra una grave escasez de artículos esenciales y carece de gasolina, medicinas y reservas de divisas en medio de una aguda crisis de la balanza de pagos.

Las protestas callejeras masivas y la agitación política obligó a la renuncia del primer ministro Mahinda Rajapaksa y su gabinete.

Muchos en Bangladesh temen que su país enfrente una situación similar, dado el creciente déficit comercial y la carga de la deuda externa.

Bangladesh importó bienes por 61 mil 520 millones de dólares (58 mil 480 millones de euros) en los primeros nueve meses del año fiscal 2021-2022, un aumento del 43,9 por ciento en comparación con el mismo período del año pasado.

Las exportaciones, sin embargo, aumentaron a un ritmo más lento del 32,9 por ciento.

Por otra parte, las remesas de los bangladesíes en el extranjero —una fuente clave de divisas— cayeron un 20 por ciento en los primeros cuatro meses de 2022 con respecto al año anterior, a siete mil millones de dólares.

Muinul Islam, economista de Bangladesh y exprofesor de la Universidad de Chittagong, teme que el déficit comercial aumente en los próximos años a medida que las importaciones crecen a un ritmo más rápido que las exportaciones.

Las compras en el exterior alcanzarán 85 mil millones de dólares este año, mientras las ventas al extranjero no superarán los 50 mil millones de dólares.

«El déficit comercial de 35 mil millones de dólares no se puede cubrir solo con las remesas», subrayó Islam.

Igualmente, las reservas de divisas de Bangladesh cayeron de 48 mil millones de dólares a 42 mil millones de dólares en los últimos ocho meses y preocupa que puedan disminuir más en los próximos meses, probablemente otros cuatro mil millones de dólares.

Si continúa la tendencia, las reservas de divisas caerán a un nivel peligroso en los próximos tres o cuatro años, y todo ello conduciría a un devaluación significativa de la moneda nacional frente al dólar estadounidense, acotó el estudioso.

Bangladesh, al igual que Sri Lanka, tomó préstamos extranjeros en los últimos años para financiar lo que los críticos llaman proyectos de «elefante blanco», que son costosos pero totalmente improductivos y podrían causar problemas cuando llegue el momento de pagar las deudas.

Es probable que el país tenga que pagar cuatro mil millones de dólares por año a partir de 2024, como cuotas para préstamos extranjeros, estimó Islam.

A su vez, Nazneen Ahmed, economista de Bangladesh en la oficina del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en Dacca, dijo que el gobierno debe asegurar que los proyectos se completen sin costos ni demoras adicionales.

«No hay lugar para la negligencia y la corrupción. Esos proyectos no deben retrasarse ni aumentar el presupuesto existente», recalcó.

A los problemas de deuda y déficit se suma el aumento de los precios de los artículos esenciales mientras la guerra entre Rusia y Ucrania agrava la presión inflacionaria.

Bangladesh es particularmente vulnerable pues el país importa cantidades significativas de productos como aceite de cocina, trigo y otros alimentos, así como combustible, y los pobres son los que más sufren debido al aumento vertiginoso de los precios de estos artículos.

El gobierno tiene que ofrecer productos básicos subsidiados a la gente pobre y también les debe proporcionar apoyo financiero adicional bajo un sistema de seguridad social, señaló el especialista.

Sin embargo, hay optimismo sobre las perspectivas de esta nación del sur de Asia y los indicadores económicos actuales podrían mejorar a medida que la economía mundial se recupera de la recesión inducida por la pandemia de Covid-19.

El gobierno de la primera ministra Sheikh Hasina adoptó varias medidas para recortar gastos y ahorrar reservas de divisas y decidió suspender los viajes de funcionarios al extranjero, además de posponer los proyectos menos importantes que requieren importaciones de otros países.

También, instó a los ciudadanos a poner su granito de arena practicando la austeridad y siendo cuidadosos con las decisiones de gasto.

El gobierno debe ser cuidadoso con la gestión económica, dado el sufrimiento generalizado por los aumentos vertiginosos de los precios, lo cual podría agravar las tensiones políticas en el país de mayoría musulmana.

Si bien los expertos no ven una crisis económica inminente, creen necesario una buena gobernanza y gestión financiera para garantizar que Bangladesh no termine en una situación similar a la que ahora enfrenta Sri Lanka.

jcm/abm

NOTAS RELACIONADAS
NOTAS RELACIONADAS
Agencias de noticias y medios digitales
nombre generico prensa latina

| Envía SMS al 8100 con el texto PL
Mantente informado con 4 mensajes x 25 cup

© 2016-2021 Agencia Informativa Latinoamericana S.A.

Radio – Televisión – Publicaciones impresas y digitales.
Todos los derechos reservados.

Calle E # 454 esq. 19, Vedado, La Habana, Cuba.
Teléf: (+53) 7 838 3496, (+53) 7 838 3497, (+53) 7 838 3498, (+53) 7 838 3499
Prensa Latina © 2021 .

Sitio diseñado y desarrollado por el Departamento de Desarrollo de la Dirección Técnica de Prensa Latina.

EDICIONES