NOTICIAS

Casos de viruela del mono prenden alertas sanitarias

La Habana, 20 may (Prensa Latina) Pese a manifestarse principalmente en las zonas remotas de África central y occidental, la viruela símica, también conocida como del mono, levanta hoy alertas en el mundo tras reportes de casos en Europa, Norteamérica y Australia.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Hasta la fecha, acorde con medios periodísticos especializados, hubo notificaciones del raro padecimiento en al menos en nueve países europeos, y en Estados Unidos y Canadá.

Una información divulgada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), da cuenta de que el virus es transmitido a las personas por diversos animales salvajes, como roedores y primates, pero tiene una propagación secundaria limitada con relación al contagio humano.

La viruela símica es una zoonosis viral que produce síntomas parecidos a los observados en los pacientes aquejados por esta dolencia en el pasado, aunque menos graves, especificó.

Se detectó por primera vez en los humanos en 1970 en la República Democrática del Congo (denominada en aquel entonces Zaire) en un niño de nueve años, en una región en la que la viruela se había erradicado en 1968, abundó.

Según la OMS, la infección se produce por contacto directo con la sangre, los líquidos corporales o las lesiones de la piel o las mucosas de animales contagiados.

En el caso de persona a persona, la transferencia puede producirse por secreciones de las vías respiratorias o heridas cutáneas de un individuo infectado, o con objetos contaminados recientemente con los fluidos del paciente.

El periodo de incubación suele ser de seis a 16 días, y se caracteriza en sus inicios por la aparición de fiebre, cefalea intensa, inflamación de los ganglios linfáticos, dolores musculares, y falta de energía.

Para un segundo momento, entre uno y tres días después del inicio de la fiebre, se manifiestan las distintas fases del exantema (erupción cutánea de color rosáceo), que suele afectar primero al rostro y luego se extiende al resto del cuerpo.

La zona más afectada, apuntó la OMS, es la cara (en el 95 por ciento de los casos), a la que le siguen las palmas de las manos y las plantas de los pies.

En la piel, asimismo, las afectaciones normalmente pasan de lesiones de base plana a ampollas llenas de líquido, pústulas y las subsiguientes costras producidas en unos 10 días, y cuya completa eliminación puede tardar hasta tres semanas.

La OMS divulgó que no existen tratamientos ni vacunas específicas contra la infección por el virus de la viruela símica, aunque se pueden controlar los brotes.

“En el pasado, la vacuna antivariólica demostró una eficacia del 85 por ciento para prevenir la viruela símica. Sin embargo, ya no está accesible al público, puesto que se suspendió su producción tras la erradicación mundial del padecimiento. Con todo, la inmunización antivariólica previa ayudaría a una evolución más leve de la dolencia”, ahondó el comunicado.

Ante este escenario, la entidad realizó un llamado a tomar medidas para reducir el riesgo de transmisión de los animales a las personas y recomendó, por ejemplo, limitar la exposición directa a la sangre de estos, y cocinar bien la carne antes de consumirla.

Para minimizar el riesgo de transmisión humana aconsejó aislar a los pacientes en su casa o en centros de salud, al tiempo que instó a mantener el lavado sistemático de las manos y a usar equipos de protección en caso de atención a enfermos.

acl/ifs

NOTAS RELACIONADAS
NOTAS RELACIONADAS
Agencias de noticias y medios digitales
nombre generico prensa latina

| Envía SMS al 8100 con el texto PL
Mantente informado con 4 mensajes x 25 cup

© 2016-2021 Agencia Informativa Latinoamericana S.A.

Radio – Televisión – Publicaciones impresas y digitales.
Todos los derechos reservados.

Calle E # 454 esq. 19, Vedado, La Habana, Cuba.
Teléf: (+53) 7 838 3496, (+53) 7 838 3497, (+53) 7 838 3498, (+53) 7 838 3499
Prensa Latina © 2021 .

Sitio diseñado y desarrollado por el Departamento de Desarrollo de la Dirección Técnica de Prensa Latina.

EDICIONES