NOTICIAS

Nuevo gobierno somalí y sus múltiples desafíos

nuevo-gobierno-somali-y-sus-multiples-desafios
La Habana (Prensa Latina) Tras tomar posesión de su cargo el 23 de mayo, el nuevo presidente de Somalia, Hassan Sheikh Mohamud, enunció las prioridades de su mandato: garantizar la seguridad en el país y establecer el sufragio universal.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Por Oscar Bravo Fong

Periodista de la Redacción África y Medio Oriente de Prensa Latina

De no ser resueltas ambas tareas, junto a la mitigación de los efectos de la sequía en el territorio nacional -la mayor en las últimas cuatro décadas-, y el avance económico, podría complicarse la gestión del flamante gobernante, quien ya rigió los destinos de ese territorio de 2012 a 2017, estiman analistas.

En el plano defensivo el propio mandatario, de 66 años, declaró a la prensa local que uno de sus propósitos es garantizar la seguridad en Mogadiscio, la capital, y otras zonas como las regiones de Bajo Shabelle y Medio Shabelle.

Tales demarcaciones, como otras del centro y sur somalíes, fueron escenarios en los últimos meses de fuertes enfrentamientos entre el Ejército Nacional, con apoyo de la Misión de Transición de la Unión Africana en Somalia (Atmis), y el grupo extremista Al-Shabab, creado en 2007.

Esta última organización, considerada terrorista por las autoridades de ese Estado del Cuerno de África, en los meses precedentes, al parecer, ganó en capacidad organizativa y de combate, pues realizó mortíferos ataques en diversas áreas con el empleo de bombas caseras y combatientes suicidas.

Pese a ser desplazados por las tropas gubernamentales y la Atmis, la cual reemplazó a la Misión de la Unión Africana en Somalia, los militantes de la formación radical centran su lucha en derrocar a la frágil administración interna, que cuenta con el apoyo de Naciones Unidas.

De acuerdo con datos de la ONU, como consecuencia de las embestidas de la milicia radical, vinculada a la red Al-Qaeda, sólo en 2021 murieron 669 personas en Somalia, 70 más que las computadas un año antes.

En medio de ese difícil contexto, la ex viceprimera ministra Fawsia Yusuf, candidata presidencial en las elecciones recién concluidas, valoró que el nuevo mandatario, quien sucedió en el cargo al exjefe de Estado Mohammed Abdullahi Mohammed, tiene la ardua misión de construir un gobierno competente, dados los numerosos intereses en pugna.

Consideró en ese sentido que “como nuestro sistema de gobierno se basa actualmente en la tribu, la gente espera que elija en su Gabinete a personas de diferentes tribus”.

Y apostilló: “Así que uno de los retos es reunir un Gabinete muy fuerte, con tecnócratas que no se basen en lo tribal, sino en la meritocracia”.

CON BUEN PIE

Para la sociedad somalí no pasó desapercibido que el traspaso de poder del saliente gobernante Mohammed, conocido como Farmajo, a Mohamud, se realizó en un ambiente de paz, pese a que las elecciones presidenciales y legislativas se retrasaron más de un año en medio de desacuerdos políticos y entre clanes.

El mandatario entrante sostuvo en su primer discurso, tras juramentar su cargo en el capitalino Palacio Presidencial, que el anterior gobernante Farmajo le entregó la banda presidencial de forma pacífica.

A ello se une que previo a estos comicios también se realizaron los sufragios de la Cámara Baja (275 integrantes) y el Senado (54 escaños), lo cual permite poner proa al camino de la institucionalidad en este territorio y aprobar nuevas leyes.

Todavía resta la designación por el mandatario del primer ministro, cuyo nombre se desconoce y que debe tener un importante papel en la organización del trabajo de las carteras ministeriales.

Resulta oportuno apuntar que el parlamento bicameral eligió en elecciones indirectas a Mohamud como jefe de Estado de Somalia, luego de que éste se impusiera por 214 votos a 110 ante su antagonista Farmajo.

Por otra parte, uno de los temas de campaña electoral de Mohamud fue sustituir en ese territorio africano el mencionado sistema de elección indirecta por el mecanismo de sufragio universal, propósito que no pudo lograr el anterior gobernante, y de esa forma democratizar ese ejercicio.

En Somalia los legisladores, los cuales escogen al presidente del país, son a su vez elegidos mediante un complicado sistema electoral a cuenta de asambleas estaduales y delegados designados por clanes y otros grupos tribales, de acuerdo con una norma constitucional.

Para muchos el nuevo jefe de Estado, a quien en su anterior mandato la sociedad le reprochó estar envuelto en actos de corrupción, deberá maniobrar con inteligencia para deshacer entuertos, como la existencia de divisiones políticas y luchas intestinas por el poder, entre otros problemas.

De momento el gobierno somalí, además de retos económicos y de seguridad, encara una intensa sequía, la cual demanda la movilización de recursos materiales y humanos, con el inconveniente de que este Estado posee menguadas finanzas.

Más de siete millones de civiles somalíes padecen inseguridad alimentaria como consecuencia de la carencia de lluvias, según datos de organizaciones humanitarias y de la Autoridad Intergubernamental para el Desarrollo, organismo que integran ocho países de África oriental.

Para Mohamud, considerado un experto en el sector educacional y quien otrora laboró como funcionario de Naciones Unidas, no obstante esas dificultades, para avanzar a escala nacional se impone construir una Somalia unida y en paz consigo misma y con el mundo.

Desde 1991, cuando fue derrocado por milicias aliadas el entonces presidente Mohamed Siad Barre, Somalia se considera un país dividido, carente de un gobierno central fuerte, donde clanes y señores de la guerra dominan gran parte del territorio nacional.

arb/to/obf

NOTAS RELACIONADAS
NOTAS RELACIONADAS
Agencias de noticias y medios digitales
nombre generico prensa latina

| Envía SMS al 8100 con el texto PL
Mantente informado con 4 mensajes x 25 cup

© 2016-2021 Agencia Informativa Latinoamericana S.A.

Radio – Televisión – Publicaciones impresas y digitales.
Todos los derechos reservados.

Calle E # 454 esq. 19, Vedado, La Habana, Cuba.
Teléf: (+53) 7 838 3496, (+53) 7 838 3497, (+53) 7 838 3498, (+53) 7 838 3499
Prensa Latina © 2021 .

Sitio diseñado y desarrollado por el Departamento de Desarrollo de la Dirección Técnica de Prensa Latina.

EDICIONES