NOTICIAS

Van Horne y su legado ferroviario en ciudad patrimonial de Cuba

Ferrocarril-Camaguey
Camagüey, Cuba, may 30 (Prensa Latina) Aunque la historia del ferrocarril en esta región patrimonial de Cuba se remonta a mediados del siglo XIX, fue una centuria después cuando se consolidó el legado de hoy en un extenso caudal de cultura.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Los esfuerzos del poderoso hacendado Gaspar Betancourt Cisneros, conocido como El Lugareño, incorporaron a Camagüey al novedoso movimiento transportista en Cuba.

El 5 de abril de 1846 la localidad de Nuevitas, donde radicó en 1514 la Villa Santa María del Puerto del Príncipe, acogió el primer tramo, infraestructura que se vio potenciada en una República bajo las órdenes del gobierno de los Estados Unidos.

Para el cuarto mes del año inicial de la pasada centuria, la empresa norteamericana The Cuban Railroad Company se inscribía como la única operaria en la región que enlaza el oriente de la isla, y fue el 8 de diciembre de 1902 con la inversión del canadiense William Van Horne, protagonista de la llegaba del Ferrocarril central a la ciudad de Camagüey.

El norteño no titubeó en hacer realidad sus planes tras sacarle provecho a la propia geografía de la más extensa provincia del país, así que desplegó toda la infraestructura del negocio, y sus centros de operaciones que incluían grandes talleres en el reparto Garrido de la urbe capital del territorio.

Una década de mucho trabajo tuvo la compañía , que para 1907 sería protagonista de la línea férrea a través de Cacocum en la provincia de Holguín, y que luego posibilitó a los trenes llegar hasta esa ciudad del noroeste de Cuba.

Registros historiográficos apuntan además que fue la propia empresa, liderada por Van Horne la protagonista en la construcción de la línea Martí-Bayamo-San Luis y el Ramal de Manzanillo, que se terminó en 1911, con 280 kilómetros de extensión total.

Con la anuencia del Ayuntamiento en 1924, el auge de la vía férrea camagüeyana prosperó con la modernización de la estación central, donde lucía un local especial para relojes que actualizaban el horario de los transeúntes.

El consecuente crecimiento de la infraestructura operacional del ferrocarril en Camagüey trajo aparejada una mayor entrada de mercancías; mientras que los capitalistas del momento se encargaron de realzar la ciudad como resultado de su prosperidad económica.

A su vez el movimiento de trabajadores y viajeros, que provocó desarrollo comercial, permitió la proliferación de restaurantes, hoteles y bares e, incluso, el florecer de barrios donde se radicaron los empresarios y trabajadores vinculados a la actividad ferroviaria.

El paso de los años y la caída en las últimas décadas del tránsito de pasajeros por tren, trajo el debilitamiento paulatino de una cultura ferroviaria integral en Cuba, que se remonta a 1837 con la inauguración de la vía Habana-Bejucal.

Sin embargo en la principal urbe camagüeyana aún se recuerda a Van Horne, quien era reconocido como el “Rey de los ferrocarriles”.

Justo en la calle que en la actualidad se rinde homenaje a su nombre importantes instituciones procuran el resurgir del sector, y con el propósito de salvaguardar el legado patrimonial del ferrocarril, la Oficina del Historiador de la Ciudad de Camagüey (OHCC) recién dejó inaugurado el Museo Ferroviario.

El espacio museográfico se ubica justo en el bulevar que colinda con el Hotel Plaza, el más antiguo en funcionamiento en la ciudad, desde donde se realizó en 1924 la primera transmisión radial en la región, y lugar visitado además por figuras de la talla de Gabriela Mistral, Premio Nobel de Literatura en 1945.

“Esta obra que recrea todo el curso de la historia y desarrollo de este medio de transporte en la provincia, forma parte de un legado inmenso para cubrir necesidades espirituales y materiales, así que agradezco a todos los que ayudaron a resguardar esta memoria histórica”, dijo en la apertura del local el director de la OHCC, José Rodríguez.

Los interiores del museo guardan una cronología del devenir histórico del ferrocarril, los barrios que se fueron asentando a su alrededor, la cultura de sus pobladores, en un viaje donde los visitantes podrán observar, además, piezas y equipamientos.

rgh/fam

NOTAS RELACIONADAS
NOTAS RELACIONADAS
Agencias de noticias y medios digitales
nombre generico prensa latina

| Envía SMS al 8100 con el texto PL
Mantente informado con 4 mensajes x 25 cup

© 2016-2021 Agencia Informativa Latinoamericana S.A.

Radio – Televisión – Publicaciones impresas y digitales.
Todos los derechos reservados.

Calle E # 454 esq. 19, Vedado, La Habana, Cuba.
Teléf: (+53) 7 838 3496, (+53) 7 838 3497, (+53) 7 838 3498, (+53) 7 838 3499
Prensa Latina © 2021 .

Sitio diseñado y desarrollado por el Departamento de Desarrollo de la Dirección Técnica de Prensa Latina.

EDICIONES