NOTICIAS

La eternidad en cera (+Foto)

La Habana, 19 jun (Prensa Latina) No suelen abundar las localidades que atesoren tanta historia en cada esquina.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Por ello no es fortuito que se la conozca como cuna de la nacionalidad cubana, ya que fue aquí donde se gestó el sueño libertario de los nacidos en esta isla y donde primero se entonaron las notas del que sería nuestro Himno Nacional.

Transcurrido más de un siglo y medio de aquellos acontecimientos, ciertamente llegar a Bayamo —a unos 740 kilómetros al este de la capital— es recibir una “inyección” de cubanía. Y por más que algunos sitios de la urbe parezcan detenidos en el tiempo, la intensa vida social quiebra los moldes de vitrina del pasado para ofrecernos, en todo su esplendor, una ciudad viva.

En este sentido, una de las instituciones que la distinguen dentro del panorama nacional y que cautiva al visitante es el Museo de Cera, único de su tipo en el país.

Inaugurado el 14 de julio de 2004 en el céntrico Paseo General García, bulevar bayamés, estadísticas recientes señalan que en estos casi 18 años el centro ha recibido a más de medio millón de personas.

Objeto de curiosidad o entretenimiento para muchos, lo cierto es que personajes de la política, la literatura, el deporte y la música, ídolos para varias generaciones, fueron “clonados” de una manera sui géneris, a través de figuras de cera policromada a tamaño natural.

Todo comenzó en la década de 1990, cuando en el cercano poblado de Guisa la familia Barrios incursionó con esa técnica en la reproducción de aves y reptiles cubanos, para luego consagrarse a modelar figuras inspiradas en personajes populares de la región.

No obstante, además de una sala dedicada a las ciencias naturales, en la cual proliferan exponentes de la fauna autóctona, la galería principal del Museo complace disímiles gustos.

Sin duda los melómanos declarados han sido los más favorecidos. Como si hubiesen viajado en una máquina del tiempo, aparece sentado al piano el irrepetible Ignacio Villa, más conocido como Bola de Nieve, y junto a él esa otra dama-mito de la interpretación musical que es Rita Montaner.

Un poco más allá, Benny Moré, el Bárbaro del Ritmo, aparece en una de sus poses características con bastón en mano, mientras da sus “pasitos” y la orquesta hace vibrar todo el recinto. Apartado, con su guitarra en ristre y su cigarro, el patriarca Sindo Garay.

No faltan los también célebres intérpretes y compositores Carlos Puebla, Juan Formell, Faustino Oramas, Compay Segundo y Polo Montañez. El primero, cantor por excelencia de la Revolución cubana, sus hitos y líderes; el segundo, líder de la popular orquesta los Van Van; el tercero y el cuarto, dos de los músicos cubanos que más larga permanencia tuvieron sobre el escenario: hasta los noventa y tantos.

No corrió la misma suerte Fernando Borrego (Polo Montañez), quien a pesar de consolidar en el imaginario latinoamericano una voz y un estilo, sin haber cumplido 50 años y en la cúspide de su gloria falleció en un accidente automovilístico.

Finalmente, en este pentagrama musical se sumaron dos voces imprescindibles de nuestra cancionística: Celina González, digno exponente de la música campesina, y Sara González, trovadora raigal.

Los amantes de las letras reciben con agrado al colombiano Gabriel García Márquez y al norteamericano Ernest Hemingway, ambos merecedores del Premio Nobel de Literatura, quienes sostuvieron una relación tan larga como entrañable con la mayor de las Antillas.

Asimismo, la muestra incluye a tres grandes intelectuales cubanos: Nicolás Guillén, el Poeta Nacional; Luis Carbonell, singular declamador e intérprete, y Carilda Oliver, la insigne poeta matancera, cuya escultura fue la más reciente en ingresar al museo, tras su muerte en 2018.

Por otra parte, entre otras piezas significativas, el mundo deportivo tiene su representación con el mítico boxeador y campeón olímpico Teófilo Stevenson.

No podían faltar en esta colección, simbólicamente colocados uno cerca del otro, Carlos Manuel de Céspedes, Padre de la Patria y bayamés de pura cepa, y José Martí, Héroe Nacional, el cubano más grande y útil de su tiempo.

Mientras para Bayamo constituye uno de sus mayores atractivos, sin competir con la fama de otras instalaciones de su tipo en el mundo, como el museo de Madame Tussauds, en Londres, o los de Estados Unidos, Madrid, Ciudad de México y Barcelona, lo cierto es que esta pequeña islita del Caribe puede ufanarse de contar con un espacio donde es posible ganar la eternidad en cera.

(Tomado de Prisma)

NOTAS RELACIONADAS
NOTAS RELACIONADAS
Agencias de noticias y medios digitales
nombre generico prensa latina

| Envía SMS al 8100 con el texto PL
Mantente informado con 4 mensajes x 25 cup

© 2016-2021 Agencia Informativa Latinoamericana S.A.

Radio – Televisión – Publicaciones impresas y digitales.
Todos los derechos reservados.

Calle E # 454 esq. 19, Vedado, La Habana, Cuba.
Teléf: (+53) 7 838 3496, (+53) 7 838 3497, (+53) 7 838 3498, (+53) 7 838 3499
Prensa Latina © 2021 .

Sitio diseñado y desarrollado por el Departamento de Desarrollo de la Dirección Técnica de Prensa Latina.

EDICIONES