NOTICIAS

Rusia sin Mango, pero con nuevas proyecciones

Moscú (Prensa Latina) La empresa española Mango se sumó a una extensa lista de compañías extranjeras que cerraron sus negocios en Rusia luego del inicio de la operación militar de Moscú en Ucrania, por problemas logísticos, en solidaridad con la posición de sus respectivos países o por presiones foráneas.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Por Mario Muñoz Lozano

Corresponsal jefe de Prensa Latina en Rusia

Según el diario El País, las 55 boutiques de esa línea de confecciones se convertirán en franquicias y mantendrán los puestos de sus 800 empleados. En marzo, la marca anunció la suspensión temporal de las operaciones en esta nación por dificultades vinculadas al transporte y los suministros.

Luego de 32 años en el país, McDonald’s se despidió de la inmensa nación euroasiática, Apple también dejó de vender sus productos, Coca-Cola anunció a principios de marzo que suspendía sus operaciones, y lo mismo Nestlé, IBM, Intel, Microsoft, Nike, Ford, General Motors y Toyota Volkswagen, entre otros.

La lista es interminable y, según las autoridades rusas, no existe comparación en el mundo, ni con las medidas punitivas aplicadas a Irán, la República Popular Democrática de Corea y Cuba.

Según la base de datos Castellum.AI, desde el 22 de febrero pasado fueron activadas ocho mil 225 nuevas medidas restrictivas contra Rusia hasta el 15 de junio, en adición a las dos mil 754 que estaban en vigor desde antes.

Estados Unidos, Reino Unido, Australia, Canadá, Japón y los países de la Unión Europea (UE), esta última con sus seis paquetes de sanciones, apuntaron contra sectores clave del comercio, las finanzas, la energía, las exportaciones, la aviación y el espacio de Rusia.

Las restricciones incluyeron la desconexión de bancos nacionales del sistema internacional de pagos Swift, el cierre del espacio aéreo para sus aerolíneas, la paralización de las reservas internacionales del Banco Central de Rusia, el embargo a las compras de petróleo por Washington y en unos meses por la UE.

También fueron ampliadas al presidente ruso, Vladimir Putin, al canciller, Serguéi Lavrov, así como a otros altos funcionarios y empresarios del país, afectando sus propiedades, negocios y posibilidades de viajar a muchos países.

DE REGRESO, CUAL BUMERÁN

Sin embargo, el efecto de las restricciones ya se siente a nivel internacional, porque al decir de las autoridades de Moscú, un país tan grande como Rusia no se puede bloquear, menos en un mundo tan interconectado.

El portavoz presidencial ruso, Dmitri Peskov, advirtió que si la UE impone un embargo sobre el suministro de petróleo del país euroasiático, como tiene previsto, alterará gravemente el mercado mundial y empeorará los balances energéticos en Europa que “pasará por un momento difícil”.

“Al mismo tiempo, los estadounidenses se aprovecharán de la situación, esto es obvio, y se sentirán mucho mejor que los europeos. Los europeos lo pasarán mal. Probablemente, es una decisión que afectará a todos”, dijo el jefe del servicio de prensa del Kremlin.

Autoridades de Moscú recalcaron que las medidas ilegales de los países de Occidente contra Rusia ya tienen y tendrán un efecto bumerán.

El 8 de marzo, el presidente estadounidense, Joe Biden, aprobó la prohibición de las importaciones de petróleo, aceite y sus derivados, gas, carbón y productos del carbón de Rusia a ese país.

Asimismo, suspendió las inversiones en el sector energético ruso y el financiamiento de empresas extranjeras que invierten en la producción de energía de la nación euroasiática.

En ese momento, la dirigencia europea reconoció que no podía apoyar a Washington porque la decisión impactaría fuertemente en las economías nacionales de algunos países del área, situación que no cambió en lo más mínimo.

El viceprimer ministro ruso Alexander Nóvak advirtió que el precio del petróleo puede subir de manera considerable si los países occidentales se niegan por completo a importarlo de Rusia.

En una reunión con miembros del Partido Liberal-Demócrata de este país, Nóvak enfatizó que ante tal situación Rusia desviaría sus suministros de Occidente al este y crearía nuevas cadenas. “De hecho, las compañías petroleras rusas ya lo están haciendo”, añadió.

Acerca del embargo estadounidense a las fuentes de energía rusas, el director adjunto del Instituto de Energía y Finanzas de esta nación, Alexéi Belogóriev, explicó que Estados Unidos no es hoy el mercado clave del país.

El experto recordó que los volúmenes que se suministraban a esa nación de Norteamérica viajaban por vía marítima y no por gasoductos, por lo que pueden redirigirse a la región de Asia-Pacífico.

TALÓN DE AQUILES DE LAS SANCIONES

Por más que la jefatura de la UE insiste en el embargo a las compras de gas ruso, resulta evidente que la necesidad del combustible aprieta el zapato de muchas de sus naciones miembros.

Frente a ese dilema y a las presiones estadounidenses porque la UE deje de comprarle a Rusia, hay algunos países del llamado viejo continente conscientes de los requerimientos energéticos de sus naciones y de que cumplir con lo solicitado constituiría un suicidio económico.

Budapest aceptó pagar el gas ruso en rublos, una exigencia impuesta por Moscú desde el 31 de marzo a los compradores que se comportan de manera hostil contra el país.

Pero Hungría no es la única nación, cada vez son más las empresas que están comprando gas ruso con cuentas en rublos en medio de advertencias contradictorias de la Comisión Europea (CE).

Casi la mitad de las 54 empresas que tienen contratos con Gazprom Export, ya abrieron cuentas en rublos para pagar el gas ruso, informó en días recientes el viceprimer ministro Alexander Nóvak.

“Según mis datos, cerca de la mitad de estas compañías ya abrió cuentas especiales en divisas y rublos en nuestro banco, que garantizan la recepción de los ingresos en divisas, la conversión en la moneda rusa y el pago por el gas”, declaró.

De acuerdo con la agencia de noticias Bloomberg, la directiva del bloque comunitario está “cerca de alcanzar el límite” de su capacidad para imponer medidas restrictivas contra Rusia, porque no pudieron asestar un golpe certero y duro a la “lucrativa industria energética”.

“La imagen poco imparcial muestra lo limitada que está la UE para respaldar la retórica dura con la acción, lo que requiere la unanimidad de los 27 estados miembros”, reconoció el artículo de la agencia estadounidense.

CERO AUTOAISLAMIENTO

En su intervención ante el plenario del Foro Económico Internacional de San Petersburgo el pasado 17 de junio, el presidente ruso, Vladimir Putin, marcó pautas concretas sobre los principios de desarrollo de la economía nacional y subrayó que lo primero es que nunca tomará el camino del autoaislamiento y la autarquía.

El mandatario aseguró que el país no pondrá obstáculos a las empresas que decidan regresar al mercado nacional, luego de haberlo abandonado por las sanciones extranjeras. “El tiempo pasará y muchos de nuestros socios, al menos de los países europeos, volverán al mercado ruso y trabajarán aquí con gusto. No tengo ninguna duda al respecto. La vida simplemente les obligará a hacerlo. Y no pondremos obstáculos en su camino, estamos abiertos a todo el mundo”, apuntó.

De igual forma, dijo que Moscú continuará trabajando con las empresas occidentales que se mantuvieron en el mercado nacional, a pesar de las restricciones extranjeras.

No obstante, reconoció que las medidas antirrusas generaron muchos retos para el país. Explicó que algunas empresas tienen problemas con el acceso a componentes, varias soluciones tecnológicas dejaron de estar disponibles para las compañías rusas y la logística también fue afectada.

Enfatizó que tales desafíos, sin embargo, abrieron nuevas oportunidades. “Todo esto es un incentivo para construir una economía con un potencial tecnológico, manufacturero, humano y científico pleno, no parcial, y con soberanía científica”, significó.

arb/mml

NOTAS RELACIONADAS
NOTAS RELACIONADAS
Agencias de noticias y medios digitales
nombre generico prensa latina

| Envía SMS al 8100 con el texto PL
Mantente informado con 4 mensajes x 25 cup

© 2016-2021 Agencia Informativa Latinoamericana S.A.

Radio – Televisión – Publicaciones impresas y digitales.
Todos los derechos reservados.

Calle E # 454 esq. 19, Vedado, La Habana, Cuba.
Teléf: (+53) 7 838 3496, (+53) 7 838 3497, (+53) 7 838 3498, (+53) 7 838 3499
Prensa Latina © 2021 .

Sitio diseñado y desarrollado por el Departamento de Desarrollo de la Dirección Técnica de Prensa Latina.

EDICIONES