NOTICIAS

Comercio exterior en Cuba, ¿cómo articular el desarrollo?

La Habana (Prensa Latina) Articular encadenamientos productivos entre diversos actores económicos que impulsen el desarrollo del comercio exterior, el aumento de exportaciones y la sustitución de importaciones constituye un desafío para Cuba.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Por Ania Terrero

Redacción de Economía

En entrevista con Prensa Latina, el presidente de la Cámara de Comercio de la nación antillana, Antonio Carricarte, comentó que para ello es necesario entender los encadenamientos como relaciones más complejas que simples contratos de compra y venta.

“Deben funcionar como cadenas en donde todos contribuyan con sus fortalezas a elevar la competitividad de nuestros productos exportables y la capacidad de negociación de los actores”, argumentó.

Además, esas articulaciones entre formas productivas diversas deben incluir a la empresa estatal socialista como conductora, en tanto supone la principal fuente de riqueza, bienestar y prosperidad, insistió.

Carricarte afirmó que las políticas y normativas relativas a la incorporación de las nuevas micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes), cooperativas no agropecuarias y trabajadores por cuenta propia a las distintas facetas del comercio exterior ya están claras.

Ahora los aspectos en debate giran en torno a cómo implementarlas y a la necesidad de actualizar algunos aspectos legales específicos que pudieran estar funcionando como trabas.

Al respecto, agregó el directivo, funcionarios del Ministerio del Comercio Exterior y la Inversión Extranjera (Mincex) explicaron durante la II Jornada Económico Productiva (7 al 14 de junio) que próximamente habrá aclaraciones sobre cómo los nuevos actores pueden también hacerse sujetos de la inversión extranjera y la colaboración internacional.

Por otra parte, persiste el desconocimiento entre las formas productivas sobre cómo incorporarse a estos procesos. De ahí que los retos consistan en instruir, capacitar e informar, a la par que se garantice un acompañamiento más directo por organismos rectores como el Mincex.

En ese contexto, no es casual que los encadenamientos productivos de cara a todas las facetas del comercio exterior centraran los debates de la II Jornada Económico Productiva Cuba 2022, organizada por la propia Cámara y la Asociación Nacional de Economistas y Contadores (ANEC).

El evento incluyó talleres sobre las nuevas mipymes, el funcionamiento de la empresa estatal socialista, el vínculo de todos los actores con el desarrollo local y las oportunidades y desafíos para el desarrollo de la inversión extranjera.

Carricarte recordó que durante la primera edición de la Jornada hubo menos variedad en los participantes, pues era casi el inicio del establecimiento de las mipymes y se centró en la presentación de buenas prácticas de innovación o eficiencia económica.

Pero esta vez resultó evidente la magnitud de estos actores dentro del tejido socioeconómico y su potencial para encadenarse de manera más efectiva y sostenida, apuntó.

El directivo de la Cámara de Comercio destacó la importancia del intercambio sostenido con las empresas importadoras y exportadoras sobre los desafíos que aún sobreviven en estos procesos.

“Cuba tiene que importar una buena parte de sus materias primas a partir de insuficiencias por razones lógicas en el mercado mayorista, que debería ser la principal fuente de abastecimientos para estas empresas”, recordó.

Por tanto, el comercio exterior juega un papel fundamental en el suministro de las demandas de los nuevos actores y resulta vital hacer más eficiente la relación entre unos y otros.

“Hubo un debate útil, constructivo, crítico, pero a la vez con reconocimiento de los avances y de la flexibilización desde las autoridades para ir, a través de las normas, buscando soluciones creativas para los problemas presentes en el comercio exterior”, valoró.

En el trabajo por más y mejores encadenamientos productivos, Carricarte resaltó la presentación de la actualización de la Guía Cubana de Negocios, “al estar contenidos allí todos los actores del país y ofrecer posibilidades para la realización de negociaciones, ofertas, rondas de negocios y presentación de productos”.

La firma de una carta de intención entre la ANEC, la Empresa de Telecomunciaciones de Cuba (Etecsa) y la mipyme Dofleini S.R.L., encargadas de su desarrollo, consolida el papel de esta guía de manera que pueda aplicarse para generar negocios necesarios, insistió.

Durante esta edición de la Jornada Económico Productiva tuvieron lugar también encuentros entre representantes afines como los ministros de Agricultura, Construcción, Comercio Interior, Industria Alimentaria e Industrias y talleres con otras autoridades económicas en el país.

El directivo comentó que esto demuestra la centralidad conferida a la relación entre la empresa estatal y los nuevos actores, “en tanto permitió conocer los principales derroteros del desarrollo sectorial, pero también todas las inquietudes, preocupaciones y obstáculos para lograr una mejor interrelación”.

Sobre los paneles en torno a una inserción sostenida de los nuevos actores en los programas de desarrollo, apuntó que se evidenciaron aspectos a perfeccionar.

Hay preocupación y conciencia del trabajo pendiente en los Proyectos de Desarrollo Local (PDL) que, a partir de no tener personalidad jurídica, sufren problemas para su inserción en el ámbito regional y del comercio exterior, argumentó.

En sentido general, Carricarte valoró el evento como útil, pues favoreció un intercambio de experiencias entre todos los protagonistas del tejido socioeconómico nacional.

“Hay empresas que en determinada temática han tenido problemas, otras han mostrado resultados. El diálogo entre todas ellas evidencia que ya están las principales políticas y el problema puede estar en su implementación, en la forma que se piensa”, dijo.

Por tanto, llamó a cumplir las normativas pero también a resolver con creatividad los obstáculos que se presentan, sin obviar el recrudecimiento del bloqueo económico desde Estados Unidos y los efectos aún latentes de la pandemia de Covid-19.

ENCADENAMIENTOS Y COMERCIO EXTERIOR, ¿QUÉ VIENE DESPUÉS?

Interrogado sobre la participación de más empresas estatales en este y otros eventos, Carricarte comentó que “existe una oportunidad, un potencial, para identificar todavía toda la fuerza que tenemos en la integración”.

En estos intercambios, mientras más sean los participantes, más utilidad tendrá y mayor impacto habrá sobre la multiplicación de la capacidad productiva encadenada a los principales programas de desarrollo sectorial, agregó.

Insistió en que la Jornada debe extenderse más allá de una semana puntual y convertirse en un debate permanente donde todos los territorios impulsen sus propias iniciativas con ferias, rondas de negocios y otras actividades.

“Realmente, esta edición fue un alto en el camino, un análisis sobre cómo favorecer la continuidad que impacte en el incremento de la actividad económica, que contribuya al desarrollo económico y a la prosperidad de cada región”, valoró.

Desde su perspectiva, el desafío ahora es localizar todos esos entramados de relaciones a nivel local, de municipio, de provincia, que es en definitiva donde se encuentran los actores, se produce la riqueza y están los planes de desarrollo.

“El reto está en que todos los actores se conozcan cada vez más, se conecten y logren niveles de competitividad que nos permitan insertarnos en el mercado económico internacional con mejores precios y cumpliendo las normas requeridas”, precisó.

Explicó que es necesario insertarse en las cadenas globales de valor donde los paradigmas tecnológicos son cada vez más restrictivos y, si se quiere exportar, deben cumplirse las normas por las que se rige el mundo comercial, encontrar nichos.

“Hace falta producir con calidad, ganar en sistematicidad y garantizar una presencia sostenida en el mercado, lo que requiere que toda la cadena que participa en la exportación cumpla con esos paradigmas, exigencias u obstáculos técnicos”, agregó.

En definitiva, “la continuidad vendrá con esa capacidad de crear cadenas y transformar nuestra inserción internacional con productos de mayor contenido tecnológico y valor añadido”, valoró el presidente de la Cámara.

Se trata de evolucionar desde simples exportadores de materias primas hacia otros productos más elaborados, para que el país pueda poner los resultados de las exportaciones en función del desarrollo, concluyó.

arb/att

NOTAS RELACIONADAS
NOTAS RELACIONADAS
Agencias de noticias y medios digitales
nombre generico prensa latina

| Envía SMS al 8100 con el texto PL
Mantente informado con 4 mensajes x 25 cup

© 2016-2021 Agencia Informativa Latinoamericana S.A.

Radio – Televisión – Publicaciones impresas y digitales.
Todos los derechos reservados.

Calle E # 454 esq. 19, Vedado, La Habana, Cuba.
Teléf: (+53) 7 838 3496, (+53) 7 838 3497, (+53) 7 838 3498, (+53) 7 838 3499
Prensa Latina © 2021 .

Sitio diseñado y desarrollado por el Departamento de Desarrollo de la Dirección Técnica de Prensa Latina.

EDICIONES