NOTICIAS

Cuba no está sola y en Francia lo demuestran

París (Prensa Latina) Cuba no está sola, millones de personas en los cinco continentes la acompañan en el derecho a seguir su propio camino sin injerencia foránea, una consigna hecha realidad que abrazan franceses de diversos sectores.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

El bloqueo estadounidense con su duración de más de seis décadas, la exclusión de la isla de la IX Cumbre de las Américas, la continuidad de su presencia en la lista de Washington de países patrocinadores del terrorismo o cualquier otra agresión, encuentran en esta parte del mundo una respuesta, siempre tan oportuna como enérgica.

Tampoco confunden a los amigos de la nación antillana en suelo galo acciones con la alegada intención de ayudar al pueblo cubano, en particular la eliminación por la administración del presidente Joseph Biden de algunas de las más de 240 medidas decretadas por su predecesor en la Casa Blanca, Donald Trump (2017-2021), para recrudecer el cerco económico, comercial y financiero.

Si bien fueron bienvenidas las decisiones relacionadas con la reanudación de los vuelos a provincias, las remesas, las visas de reunificación familiar y las transacciones al sector privado, quedó claro que no cambian los planes de derrocar a la Revolución y de asfixiar a sus defensores para generar descontento y desestabilización.

En declaraciones a Prensa Latina, el diputado François-Michel Lambert denunció la política de estrangulación del gobierno estadounidense contra la isla y la plena aplicación del bloqueo, pese a los anuncios y la materialización de los mismos.

“El bloqueo sigue, Cuba continúa en la lista de países patrocinadores del terrorismo, los estadounidenses no pueden hacer turismo allí y el desarrollo económico sigue cercado”, advirtió.

De acuerdo con el presidente del Grupo Francia-Cuba de la Asamblea Nacional, Washington está muy lejos de reconocer el derecho de la nación antillana a su plena soberanía y va muy lento en el tema de poner fin al sufrimiento que causa a los cubanos.

Por su parte, el intelectual franco-español Ignacio Ramonet calificó de insuficientes las decisiones de la administración Biden y abogó por un cambio de postura, que a su juicio beneficiaría al propio país norteño.

Yo sostengo la tesis de que Estados Unidos debería tener toda clase de acuerdos con Cuba en función de sus propios intereses, ante el hecho de que la nación antillana no le crea problema alguno, porque es un vecino serio y estable, sin los desafíos de la violencia, el narcotráfico o la delincuencia, expuso.

También la asociación Cuba Linda tildó de limitadas las acciones de alivio del cerco más prolongado de la historia moderna e insistió en que no cambian en nada esa brutal agresión.

“Nada para aligerar el asedio a la isla que impide la entrada de moléculas para medicamentos, de productos de primera necesidad, del combustible o de las piezas para el mantenimiento de equipos médicos, fábricas, aviones y ascensores”, subrayó.

Asimismo, afirmó que tampoco cambian el Título III de la ley Helms-Burton, el cual refuerza el carácter extraterritorial del bloqueo.

La administración Biden siguió sin decir nada de sacar a Cuba de la lista falaz de países que supuestamente patrocinan el terrorismo, la cual sirve de pretexto para las sanciones arbitrarias de Estados Unidos contra los pueblos que no se someten a sus intereses, repudió.

Para la asociación creada en 1998, el anuncio del Departamento de Estado representa una medida en función de los intereses norteamericanos, y no un paso en el alegado objetivo de ayudar al pueblo de la mayor de las Antillas

UNA CUMBRE FRACASADA

Aunque lejos del continente americano, no pasó inadvertida en Francia la exclusión de Cuba, junto a Venezuela y Nicaragua, de la IX Cumbre de las Américas, celebrada del 6 al 10 de junio en la ciudad de Los Ángeles.

Ramonet consideró el foro un fracaso diplomático y otra oportunidad desperdiciada por Estados Unidos de acercarse a Latinoamérica y el Caribe en una relación de respeto y mutuamente ventajosa en cuestiones clave para la región, como la salud y la migración.

Una vez más Biden decepcionó, y con su postura solo consiguió aumentar la solidaridad con los excluidos, comentó a Prensa Latina.

Según la asociación France Cuba, una de las más antiguas del mundo en la labor solidaria con la nación antillana por sus 61 años de existencia, Washington volvió a demostrar en el contexto de la IX Cumbre su obstinación en arrogarse el papel de juez supremo en materia de democracia y derechos humanos. Su conducta resulta inaceptable -denunció- por el doble rasero, al esgrimir la democracia y los derechos humanos como justificaciones de la exclusión, cuando viola esos principios de manera abierta.

Cómo calificar a un gobierno que transgrede impunemente el Derecho Internacional manteniendo un bloqueo genocida por más de 60 años contra el pueblo cubano, aun cuando la mayoría de las naciones del mundo y de los propios ciudadanos estadounidenses se oponen al mismo, precisó.

CONTENEDORES DE LA SOLIDARIDAD

La solidaridad con un pueblo que resiste el bloqueo estadounidense guía al Comité de Armor de la asociación Cuba Coopération France (CubaCoop), que acumula una veintena de contenedores enviados hacia la isla.

En entrevista con Prensa Latina, Michel Le Magoarou, presidente del grupo que trabaja desde la noroccidental región bretona, comentó que en mayo partió para la mayor de las Antillas el más reciente de los contenedores llenados por el Comité de Armor con una carga solidaria.

Mobiliario para hospital marca el envío, con 48 camas eléctricas, 70 colchones con protección y 30 mesas de noche, entre otros recursos, gracias al apoyo a la iniciativa de hospitales de Bretaña, de hogares de ancianos mutualistas y de farmacéuticos, explicó.

De acuerdo con Le Magoarou, se trata de un aporte a la lucha de Cuba contra el bloqueo económico, comercial y financiero que le impone Estados Unidos desde hace más de 60 años.

Washington no tiene derecho a aplicar esta prolongada guerra económica, ni a imponer su voluntad con un cerco responsable de muchas dificultades, que impide el desarrollo de Cuba y sus relaciones con otros países, insistió.

Por su parte, sindicatos franceses de la Confederación General del Trabajo (CGT) acumulan más de 230 mil euros recaudados con su iniciativa Contenedores para Cuba, creada con el propósito de enviar donativos que ayuden a la isla a enfrentar el bloqueo estadounidense. Alrededor de una treintena de federaciones y uniones departamentales de la influyente organización sindical forman parte de la campaña lanzada el año pasado, mediante la cual los gremios prevén embarcar varios contenedores con decenas de toneladas de productos de primera necesidad hacia la asediada nación caribeña.

En un comunicado, promotores de la acción solidaria dentro de la CGT calificaron de criminal el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos a Cuba desde hace más de 60 años y resaltaron la resistencia de su pueblo frente a la agresión imperialista.

Fieles a nuestros valores e historia, jamás aceptaremos que una potencia extranjera se inmiscuya en los asuntos internos de un tercer país para provocar desestabilización, sufrimiento y un cambio de régimen, señalaron.

SIN COLOR POLÍTICO La condena al bloqueo de Estados Unidos no tiene color político en suelo galo, un hecho demostrado por la postura de senadores de partidos con ideologías tan diferentes como el conservador Los Republicanos (LR) y el Comunista.

A mediados de junio, el presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara Alta, Christian Cambon, rechazó el cerco al recibir a Homero Acosta, secretario de la Asamblea Nacional de la isla.

Cambon (LR) abogó durante el encuentro por el diálogo y la cooperación, y consideró que la política aplicada por Washington contra el país caribeño no es una solución aceptable.

Igualmente la senadora comunista Laurence Cohen demandó el levantamiento del bloqueo, al que tildó de infame.

En declaraciones a Prensa Latina, la parlamentaria por el departamento de Val-de-Marne reconoció la resistencia de la isla frente a la agresividad estadounidense y reiteró el derecho del país caribeño y de todos en el mundo a escoger libremente el sistema político y socioeconómico que decidan.

Quiero aprovechar este mensaje para ratificar nuestro acompañamiento a un pueblo como el cubano, al que reconocemos no sólo su resistencia, también su solidaridad con otros que la necesitan, afirmó la senadora.

arb/wmr

NOTAS RELACIONADAS
NOTAS RELACIONADAS
Agencias de noticias y medios digitales
nombre generico prensa latina

| Envía SMS al 8100 con el texto PL
Mantente informado con 4 mensajes x 25 cup

© 2016-2021 Agencia Informativa Latinoamericana S.A.

Radio – Televisión – Publicaciones impresas y digitales.
Todos los derechos reservados.

Calle E # 454 esq. 19, Vedado, La Habana, Cuba.
Teléf: (+53) 7 838 3496, (+53) 7 838 3497, (+53) 7 838 3498, (+53) 7 838 3499
Prensa Latina © 2021 .

Sitio diseñado y desarrollado por el Departamento de Desarrollo de la Dirección Técnica de Prensa Latina.

EDICIONES