NOTICIAS

Granma-Matanzas, reto de “vida” o “muerte” en béisbol de Cuba

Bayamo, Cuba, 27 jun (Prensa Latina) El deseo de coronación de Matanzas y el anhelo de remontada de Granma multiplican las expectativas y crean un amasijo de dudas en torno al sexto juego hoy de la final beisbolera de Cuba.

Matanzas, ¿duodécimo bicampeón en el béisbol de Cuba?

Granma-Matanzas: dígitos comparativos de final de béisbol en Cuba

Historia pasa factura a Granma en adiós del béisbol cubano

Los designios de cada plantel están bien delimitados: los Cocodrilos matanceros dominan 3-2 y aspiran a liquidar el playoff, mientras los Alazanes granmenses nutren el show mediático con el empeño de forzar al séptimo y último encuentro, también en el estadio Mártires de Barbados.

La actual puesta en escena deja en insuperable posición a la tropa del mentor Armando Ferrer, la cual intentará dar el “tiro de gracia” a través de los disparos del zurdo Dariel Góngora, uno de sus principales hombres en el arte de lanzar.

Góngora suma dos éxitos e igual cifra de reveses en la actual postemporada, con efectividad de 4,55, 12 ponches y ocho boletos en 27,2 innings de labor, al tiempo que los contrarios le conectan para .319 (113 veces al bate/36 hits).

Además de buscar la estocada mortal, una sed de venganza mueve al serpentinero, después de su negativa presentación el martes 21 de junio, cuando apenas aguantó 1,2 entradas y permitió cuatro carreras e igual cifra de imparables en el parque Victoria de Girón.

Empero, no todo es color de rosa para Ferrer: su primer madero y segunda base titular, Yadil Mujica, todavía anda entre paños tibios luego de salir lesionado en el epílogo del último cotejo y el equipo médico valora su inclusión en el line up.

En declaraciones a Prensa Latina, el lanzallamas Naykel Cruz afirmó: El objetivo es rematarlos en el sexto encuentro. No será una tarea fácil, pero nuestro equipo está crecido y creemos tener las potencialidades para asegurar el campeonato.

Entretanto, Carlos Martí, manager de los actuales monarcas, colocará en el montículo al derecho Joel Mojena, dueño de una exquisita precisión en sus lanzamientos y capaz de variar de forma constante los ángulos de salida, aunque no destaca por la velocidad.

De acuerdo con los números del estadístico Arnelio Álvarez, Mojena presenta 2-0 desde la fase de cuartos de final, con 3,60 de PCL (nueve limpias), .296 de average de los contrarios (81-24), dos retirados por la vía de los strikes y seis pasaportes gratis en 15 episodios.

Contrario a su oponente de turno, el diestro aportó un triunfo a la causa granmense en el tercer tope de la batalla por la corona (5,0, 3C, 6H, 0K, 0BB), y fue amo y señor de la situación hasta explotar en el sexto capítulo, con tres anotaciones y seis incogibles permitidos.

Pese a caer en el último choque, Granma no prevé cambios significativos en la alineación, y solamente introducirá a Darien Palma por Pedro Almeida, quien debió ser ingresado a causa de dolores en el pecho y vómitos al cierre del quinto desafío.

Los reyes de la isla intentarán seguir vivos con Yosvani Millán (2B), Osvaldo Abreu (3B), Guillermo Avilés (1B), Carlos Benítez (BD), Iván Prieto (R), Alexquemer Sánchez (RF), Darián Palma (LF), Yulián Milián (SS) y Franciso Venezia (CF), aunque el mánager pudiera variar el orden.

Cuenta la historia que Matanzas enfrenta su tercera final consecutiva y ganó en 2020 por primera vez con ese nombre, aunque el territorio alcanzó varios trofeos bajo las denominaciones de Henequeneros (1970, 1990 y 1991) y Citricultores (1977 y 1984) en el siglo XX.

Granma, por su parte, es considerado el mejor equipo del último lustro en la isla, luego de coronarse en 2017, 2018 y 2021, al convertirse en el décimo tricampeón de la pelota cubana.

La 61 Serie Nacional de Béisbol arrancó el pasado 23 de enero con el concurso de 16 combinados en una fase regular de 75 juegos y ocho boletos en disputa rumbo a la primera ronda de eliminaciones directas.

jf/jdg

NOTAS RELACIONADAS
NOTAS RELACIONADAS
EDICIONES