NOTICIAS

La Luna, Marte y la OTAN

Madrid, 29 jun (Prensa Latina) La llegada a la Luna, la eventual conquista de Marte y la creación de un universo virtual predominante en los próximos años, parecen hoy insuficientes para detener el militarismo.

Tambores de la OTAN dan cabida a Suecia y Finlandia

El comienzo este miércoles de la Cumbre de dos días en Madrid de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) marca un peligroso derrotero, en el cual las armas nucleares aumentan y se despliegan en más sitios de nuestro planeta.

Ni siquiera la creciente inversión en el mundo de plataformas virtuales, con el Metaverso, NFT, criptomonedas, Web3, Decentraland y la Inteligencia Artificial (IA), neutraliza los anhelos guerreristas, con lo cual la idea de que vivimos en un polvorín no se antoja traída por los pelos.

Criticada desde su surgimiento por responder a intereses occidentales, en un tiempo punta de lanza del bloque socialista de Europa oriental, la OTAN ha recuperado fuerza, en particular con la guerra en Ucrania, que Rusia califica de operación militar.

Otro diseño de guerra fría se apodera del orbe, aunque el presidente ruso, Vladimir Putin, no represente a la izquierda, ni en verdad China tenga algo que ver con los sucesos iniciados el 24 de febrero último, cuando Moscú decidió emprender su estrategia militar en Ucrania.

Desde la distancia, Estados Unidos se ha frotado las manos durante meses para llegar ahora a la capital española, prácticamente con todo el trabajo sucio hecho en anticipo.

El viejo continente, temeroso en sentido general de una Tercera Guerra Mundial, por sus amargas experiencias del pasado, se alinea con la vuelta de 360 grados que pondera la OTAN, y las encuestas dan un espaldarazo mayoritario, favorable al tratado.

La crisis energética, atizada por las sanciones a Rusia y las limitaciones en las compras de gas y petróleo, se reflejó hoy nuevamente en España en la canasta básica familiar, con la subida de la inflación por encima del 10 por ciento. Sin embargo, pocos ponen reparos al aumento exigido por la alianza oocidental de elevar al dos por ciento el gasto militar de los países miembros, y el encuentro del presidente estadounidense, Joe Biden, con el jefe del Gobierno de España, Pedro Sánchez, es aplaudido aquí como señal de apoyos del Pentágono.

Aunque dentro del Ejecutivo, Sánchez tiene detractores de la OTAN, como el bloque de Unidas Podemos, ha sorteado con éxito la organización de la cita cimera y el impacto de protagonismo de su país.

La apertura de las puertas a Suecia y Finlandia, tras un arreglo con Turquía –que bloqueaba sus ingresos-, es considerado desde ya el mayor logro de la cumbre.

Así arrancó este miércoles en el recinto ferial IFEMA-Madrid el encuentro que reúne a jefes de Estado o Gobierno de los 30 integrantes del bloque y países asociados u observadores, que cierran filas con Occidente en medio de críticas internacionales.

Estados Unidos, que tiene cuatro destructores en la base naval de Rota (sur de España), comunicó a Sánchez que aumentará a seis estos buques de guerra que son piezas fundamentales del sistema antimisiles de la coalición noratlántica.

Más dentro de la carrera armamentística, mientras la humanidad mira, quizá con nostalgia o angustia, como la conquista de la Luna, Marte y los espacios de vida virtual, servirán de poco si el belicismo termina por imponerse.

oda/ft

NOTAS RELACIONADAS
NOTAS RELACIONADAS
EDICIONES