NOTICIAS

Presidente argentino visitará a dirigente social hostigada

Buenos Aires, 29 jun (Prensa Latina) El presidente argentino, Alberto Fernández, suspendió hoy su agenda para visitar a la dirigente social Milagro Sala, sometida a agresiones por las autoridades de Jujuy pese a su complicado estado de salud, informaron medios locales.

En declaraciones a la agencia de noticias Télam, la portavoz de la Casa Rosada, Gabriela Cerruti, precisó que el mandatario viajó a la norteña ciudad de San Salvador de Jujuy para visibilizar las injusticias cometidas contra la líder de la organización Tupac Amaru y reclamar su libertad.

Sala fue ingresada el lunes en la clínica Los Lapachos y, aunque fue reportada de estable, su situación es delicada.

Sus abogados y el personal médico denunciaron que es constantemente vigilada por policías armados que le impiden tener contacto estrecho con sus familiares y doctores.

Además, criticaron que los oficiales permanecen al lado de su cama informando todo lo que ocurre por teléfono y tomando videos y fotos, lo cual provoca un estrés considerable en ella y otros pacientes.

La víspera, la Secretaría de Derechos Humanos de Argentina reclamó a la Corte Suprema de la Nación y autoridades de Jujuy el cese de las agresiones contra la dirigente.

En un comunicado, ese organismo criticó la creciente persecución política, judicial y mediática en su contra y demandó que se cumplan las medidas de protección dispuestas por la Corte Interamericana.

La líder de 58 años fue detenida en 2016 por supuesta incitación a la violencia al encabezar una protesta en Jujuy contra los cambios impuestos por el gobernador Gerardo Morales en el sistema y programa de cooperativas.

En la actualidad se encuentra bajo arresto domiciliario y en múltiples ocasiones organizaciones sociales denunciaron la humillación, atropello, persecución y ataques sufridos por ella durante los últimos años.

La situación de Sala es una de las principales preocupaciones en materia de derechos humanos en Argentina. La dirigente política lleva ya casi siete años detenida y se iniciaron 11 causas penales y una actuación contravencional contra ella y su familia, señala el texto de la Secretaría.

Un paso más en esa persecución es la amenaza constante de trasladarla nuevamente a un penal provincial. En las últimas semanas, el Ministerio Público de la Acusación de Jujuy expresó su intención de lograr que regrese a la cárcel y realizó varias presentaciones para revocar su detención domiciliaria, añade.

mv/gas

NOTAS RELACIONADAS
NOTAS RELACIONADAS
EDICIONES