NOTICIAS

Cuba en el camino de la soberanía energética

energias-renovables
La Habana (Prensa Latina) La soberanía energética en Cuba debe pasar necesariamente por las fuentes renovables de energía (FRE) para la generación de electricidad, un objetivo que necesita la integración de todos los actores sociales.

Por Teyuné Díaz Díaz

Redacción de Economía

Desde 2014 el país trazó una política para la implementación de las FRE a fin de alcanzar para 2030 el 24 por ciento de generación eléctrica mediante las energías limpias, pero posteriormente se actualizó hasta ubicarla en un 37 por ciento.

Hoy, la meta va más allá.

La máxima aspiración es alcanzar el 100 por ciento y ello requiere grandes volúmenes de inversiones, pero también la articulación de todos los actores económicos de la mayor de las Antillas para finalmente alcanzar la independencia de los combustibles fósiles.

Ante la necesidad de transformar la matriz energética, Cuba identificó a la energía solar y a la biomasa como principales fuentes de transición.

Un cambio que deberá realizarse de manera segura, amigable con el medio ambiente y siempre atendiendo a la racionalidad en el empleo de los recursos.

En ese entramado de elementos el desarrollo local y los gobiernos municipales desempeñan un importante papel, pues se trata del lugar donde se materializan las potencialidades de la eficiencia energética y su transformación hacia las FRE.

TEMA ENERGÉTICO, UNA PRIORIDAD

Sobre el tema el presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, aseguró que la manera más efectiva para un país pobre, sin recursos y sin combustibles fósiles, es utilizar las FRE para el desarrollo de la nación, sobre todo la solar fotovoltaica.

El tema energético constituye una prioridad debido a la tensa situación actual marcada por el deterioro de las plantas de generación térmica, reflexionó el mandatario al visitar la II Feria Internacional de Energías Renovables celebrada en esta capital.

En declaraciones a Prensa Latina el titular del Ministerio de Energías y Minas (Minem), Liván Arronte, explicó la necesidad de obtener la soberanía energética para construir un socialismo próspero y sostenible.

Alcanzar esa meta requiere la articulación de los actores económicos del país, reiteró. La generación eléctrica en la isla con el 100 por ciento de FRE constituye un objetivo estratégico que demanda la integración de la economía nacional, y a ello se suma la eficiencia energética, subrayó el ministro.

En la economía, precisó, existen sectores que influyen mediante el empleo de las fuentes renovables y, también, con el ahorro y la eficiencia.

Por su parte, el vicepresidente del Grupo Empresarial de la Industria Sideromecánica (Gesime), Jorge Luis Suárez, aseguró a esta agencia que la isla caribeña concibe el desarrollo de las FRE con la participación de la industria nacional y en ese camino se realizan inversiones y promueven productos.

A partir de las potencialidades de Gesime, la entidad trabaja de conjunto con el Minem para dar respuesta al programa de fuentes renovables de energía y eficiencia energética del país, amplió.

Por ejemplo, la empresa Planta Mecánica -ubicada en la central provincia de Villa Clara- está sujeta a una inversión valorada en unos 12 millones de dólares, dirigida fundamentalmente a las áreas de moldeo y fundición. Este proceso comenzó hace dos años y se encuentra en la etapa final de montaje de un horno, acotó el vicepresidente de Gesime.

De esta forma se podrán incrementar las posibilidades y capacidades de producción destinadas a las industrias.

Además, existe una línea en la planta Minerva -también en Villa Clara- enfocada en los desarrollos de la industria para al programa de vehículos eléctricos en bicicletas y motorinas.

Al tiempo que aumentaron esas producciones mediante un contrato de Asociación Económica Internacional con una empresa china.

Mientras, el director general de la Oficina Nacional para el Control del Uso Racional de la Energía (Onure), Erdey Cañete, explicó que Cuba trabaja en un programa para acumular los proyectos de desarrollo local y aglutinar los esfuerzos de los organismos estatales.

Desde el propio Decreto Ley 345, se establece para todas las entidades la elaboración de sus programas a cinco años, incluidas las de subordinación local, además, concibe un diagnóstico inicial para determinar las potencialidades del territorio, puntualizó.

Es así como vamos a potenciar el desarrollo en la localidad, conjugado con el trabajo científico y el aporte de las universidades, aseguró.

LOGROS DE LA FERIA

En la II Feria Internacional de Energías Renovables -del 22 al 25 de junio-, participaron 47 expositores y se efectuaron 10 reuniones de alto nivel.

Estuvo acompañada por decenas de encuentros bilaterales, intercambios entre universidades nacionales y extranjeras, además de contar con la presencia de empresarios y expertos de una treintena de países.

En ese marco se rubricaron nueve acuerdos, seis cartas de intención, dos memorándums de entendimiento, así como un contrato de suministro, enumeró Arronte durante las conclusiones del evento.

Cuatro de estos acuerdos fueron con compañías extranjeras para la generación de electricidad mediante parques solares fotovoltaicos, amplió a Prensa Latina el director adjunto de la Unión Nacional Eléctrica (UNE), Ángel Delgado.

El monto de inversión, explicó Delgado, será de unos cuatro mil millones de dólares para generar cuatro mil megawatts, y ello permitirá cumplir con el programa de desarrollo pactado hasta el 2030 a través de la incorporación de FRE en la matriz energética de la isla.

Ese plan se ejecutará paulatinamente y los inversionistas extranjeros serán los responsables. Realizarán los proyectos y después venderán la energía eléctrica generada en esos parques solares a la UNE.

Entre los propósitos de la Feria estuvo impulsar el uso eficiente de la energía y de las fuentes renovables para el desarrollo local y en los sectores industrial, de servicios y residencial.

Asimismo, apoyar los proyectos de innovación, promover las ofertas científico-técnicas de las universidades o centros de investigación, y por supuesto, impulsar la inversión extranjera.

arb/kmg/tdd

NOTAS RELACIONADAS
NOTAS RELACIONADAS
EDICIONES