NOTICIAS

Acusador reconoce ausencia de pruebas contra presidente de Perú

Lima, 1 jul (Prensa Latina) El titular de una comisión congresal investigadora que acusa de presunta corrupción al presidente peruano, Pedro Castillo, reconoció hoy tácitamente que la imputación carece de pruebas concretas.

El titular de la comisión parlamentaria de Fiscalización, Héctor Ventura, pareció sorprendido en una entrevista radial, ante una pregunta directa sobre las evidencias concretas para afirmar que el presidente es cabecilla de una organización criminal, como dice el informe de la pesquisa.

Respondió que el informe ha valorado sospechas e indicios para acusar al mandatario de infracción constitucional, la cual se sanciona con suspensión temporal o inhabilitación para cargos públicos por diez años, lo cual coronaría el objetivo de terminar con el gobierno, planteado por la oposición dura desde un inicio.

También se refirió a una “evolución de indicios” basados en publicaciones de prensa y de los testimonios de los empresarios lobistas Karelim López y Zamir Villaverde, investigados por la Fiscalía por corrupción y que acusan a Castillo, así como grabaciones de audio.

“Yo no puedo ahora -dijo- mencionar temas concretos de que el Presidente es el cabecilla, nosotros estamos hablando de sospecha simple, de sospecha reveladora” para que investigue el Ministerio Público, que ya indaga al mandatario a partir de una hipótesis similar a la del grupo congresal.

Añadió que “Hemos evidenciado, hasta el momento, que existiría una relación entre el Presidente, los funcionarios, los ministros que habrían estado concertando hechos ilícitos”.

Las acusaciones está referidos a presuntos contratos corruptos de construcción de obras públicas a cargo de los prófugos Juan Silva, ex ministro de Transportes y Comunicaciones, y Bruno Pacheco, exsecretario de la Presidencia, así como un sobrino de Castillo.

La acusación constitucional contra el presidente, específicamente, se refiere al cargo de presuntas presiones del secretario Pacheco a los mandos militares para el ascenso de determinados altos oficiales de las Fuerzas Armadas y sobre el organismo de aduanas.

Por su parte, el congresista de izquierda Pasión Dávila, autor de un informe en minoría que consigna que no está probado que Castillo encabece una organización criminal y que el caso debe investigarlo el Ministerio Público, demandó una reconsideración del informe.

Señaló que la comisión se conformó con las acusaciones de los empresarios López y Villaverde, sin investigarlas ni verificarlas, ni hay evidencias que fundamenten la acusación constitucional.

Dávila manifestó su molestia porque la mayoría opositora de la comisión no aceptó consignar como anexo los fundamentos de su informe de minoría y la acusó de actitudes dictatoriales.

Por otra parte, el abogado del fugitivo Silva, Alfredo Yalán, dijo al semanario Hildebrandt en sus 13 que si cliente está dispuesto a entregarse y colaborar con la justicia con información sobre otros altos funcionarios involucrados en casos de corrupción.

mem/mrs

NOTAS RELACIONADAS
NOTAS RELACIONADAS
EDICIONES