NOTICIAS

Destacan cooperación entre Venezuela y ONU en materia de DDHH

Caracas, 1 jul (Prensa Latina) La Fundación Latinoamericana por los Derechos Humanos y el Desarrollo Social (Fundalatin) destacó hoy los avances en la cooperación entre Venezuela y la Oficina de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet.

“Fundalatin destaca avances positivos en cooperación técnica entre Venezuela y la Oficina de la Alta Comisionada #ONU para los Derechos Humanos. Esperamos que quien asuma el rol del Alto Comisionado de DDHH a partir de septiembre pueda mantenerse en esta dirección”, subrayó la organización en su cuenta de la red social Twitter.

Asimismo, la institución hizo un llamado al Consejo de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas a evitar mecanismos paralelos que puedan socavar el trabajo entre el despacho de la alta funcionaria y el Estado venezolano.

“El Consejo debería concentrarse en apoyar la labor de la Oficina y aumentar su alcance y eficacia”, remarcó Fundalatin, organización con Estatus Consultivo Especial en el Consejo Económico y Social de la ONU.

Venezuela reiteró esta semana la plena disposición del Gobierno bolivariano de profundizar la cooperación con la Oficina de la alta comisionada sobre la base del respeto mutuo.

A raíz de la actualización del informe sobre la nación sudamericana, el embajador venezolano ante el Consejo de Derechos Humanos, Héctor Constant, saludó que en el documento se reconozcan los esfuerzos y avances del país en la materia, particularmente en el ámbito de la administración de justicia.

Sin embargo, el diplomático lamentó la persistencia de “una penosa matriz discursiva” en el contenido del informe, así como las pobres referencias al impacto de las medidas coercitivas unilaterales de Estados Unidos contra el Estado venezolano.

En tal sentido, Constant recordó que Venezuela ha sido blanco de más de 500 acciones punitivas y otras disposiciones criminales, dirigidas a destruir la economía y desestabilizar el sistema democrático del país.

Agregó que la Oficina de la alta comisionada debe ser un actor clave en la condena y la firme demanda del cese definitivo de la imposición de medidas coercitivas unilaterales que menoscaban los derechos humanos y el desarrollo de los pueblos.

rgh/wup

NOTAS RELACIONADAS
NOTAS RELACIONADAS
EDICIONES