NOTICIAS

Tormenta Bonnie provoca lluvias en casi toda Costa Rica

San José, 1 jul (Prensa Latina) Costa Rica registra hoy persistentes y por momentos intensas precipitaciones asociadas a la tormenta tropical Bonnie, la sexta con nombre que se forma en el mar Caribe en el mes de julio, desde 1950.

El Instituto Meteorológico Nacional (IMN) informó que a las 07:10, hora local, el centro de Bonnie estaba a 410 kilómetros al este-noreste de la isla de Calero, y su movimiento es hacia el oeste a 30 kilómetros por hora.

Precisó que con esta velocidad y dirección cruzará el sur de Nicaragua o el norte de Costa Rica esta noche y emergerá sobre el océano Pacífico mañana sábado, luego se moverá mar adentro, pero paralelo a las costas de El Salvador, Guatemala y el sur de México de sábado a lunes.

Los vientos máximos sostenidos están en 65 kilómetros por hora, con ráfagas más fuertes, señaló y pronosticó un fortalecimiento hoy mientras el sistema se acerca al punto de contacto con tierra.

El IMN recordó que desde 1950 sólo se han formado seis tormentas tropicales en el mar Caribe en el mes de julio, las anteriores fueron Anna en 1961, César (1996), Claudette (2003), Dennis (2005), Dolly (2008), siendo César la de mayor impacto en Costa Rica.

Reportes de diferentes televisoras costarricenses demuestran que prácticamente todo el país amaneció bajo una pertinaz llovizna, por momentos y lugares intensa, lo que presagia que será un día con muchas precipitaciones, tal y como lo previó el IMN.

El director del Instituto, Werner Stolz, informó este jueves que los aguaceros más intensas se esperan entre esta tarde y mañana, según la influencia del sistema en el país, con montos estimados de 100 a 200 milímetros en 24 horas, y ráfagas de viento entre 65 y 100 kilómetros por hora.

La Comisión Nacional de Emergencias (CNE) declaró este jueves la alerta roja (máximo nivel) para 12 cantones de la parte norte de Costa Rica, la cual se establece cuando una amenaza crece en extensión y severidad, requiriendo movilización de todos los recursos necesarios para la atención de las emergencias.

En un comunicado sobre las nuevas alertas, la CNE precisó que mantiene la naranja (movilización o contención) en la otra parte de Costa Rica, excepto para el Caribe sur, que este miércoles pasó de verde (informativa) a amarilla (precaución).

Entre las medidas preventivas, el Gobierno dispuso la evacuación de unas mil personas de zonas vulnerables, la suspensión de las clases este viernes, la preparación de unos 300 albergues para alojar a los damnificados y la plena disposición de los funcionarios de los cuerpos de socorro y emergencias.

Todo ello, con el objetivo de minimizar los efectos de una tormenta tropical.

En conferencia de prensa tras una reunión este jueves de los integrantes del Centro de Operaciones de Emergencias para coordinar esas acciones, el presidente Rodrigo Chaves afirmó que un gramo de prevención vale un kilogramo de cura en un llamado a la población a la prudencia.

«Todas las entidades están preparadas y el apoyo del pueblo de Costa Rica es muy importante y les pedimos a las comunidades que se podrían ver afectadas, o con altas probabilidades, tomar las medidas correspondientes y atender el llamado de las autoridades y no exponerse, así como a no rehusarse a ser evacuadas», subrayó Chaves.

mgt/ale

NOTAS RELACIONADAS
NOTAS RELACIONADAS
EDICIONES