NOTICIAS

Enjuician a líder indígena de Ecuador acusado de paralizar servicios

Quito, 4 jul (Prensa Latina) Un tribunal de la provincia de Cotopaxi acogerá hoy el juicio contra Leonidas Iza, presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), acusado de paralizar servicios en recientes protestas contra el Gobierno.

Iza será juzgado en el Complejo Judicial de Latacunga, en un proceso ampliamente criticado tras ser detenido durante el primer día del paro nacional en una acción policial considerada arbitraria por su defensa.

Entre las irregularidades mencionadas por su equipo legal constaron que los agentes no presentaron una orden de arresto y se negaron a informar los motivos, así como su traslado a Quito sin información previa y en un auto no identificado. Ante la presión popular y a dos días de las marchas nacionales convocadas por la Conaie contra el alto costo de la vida, la inseguridad y medidas neoliberales, Iza fue liberado con medidas sustitutivas, mientras se fijó la fecha para la audiencia.

De un lado la justicia señaló que fue arrestado en flagrancia, mientras el acusado y quienes lo acompañaban la noche del 14 de junio insisten en su inocencia.

Para esta jornada está prevista una concentración de representantes de comunidades indígenas de Cotopaxi ante la instalación judicial, en apoyo al líder de los pueblos y nacionalidades ancestrales.

La defensa solicitó las versiones del presidente Guillermo Lasso y del ministro del Interior, Patricio Carrillo, así como asistencia penal internacional.

Las movilizaciones registradas del 13 al 30 de junio tuvieron carácter territorial, nacional e indefinido y contaron con el apoyo de numerosos sectores sociales como campesinos, trabajadores, amas de casa, estudiantes y colectivos de mujeres.

El objetivo del paro fue exigir al Ejecutivo respuestas a una agenda de 10 temas relacionados con el rechazo de la ciudadanía al alza en los precios de los combustibles, los recortes a la educación y la salud, la minería ilegal, la inseguridad y privatización de sectores estratégicos, entre otros.

Las manifestaciones, marcadas por una fuerte represión policial y del ejército, terminaron el 30 de junio con la firma del Acta por la Paz, con varios acuerdos adoptados por el movimiento indígena y el Gobierno.

jf/scm

NOTAS RELACIONADAS
NOTAS RELACIONADAS
EDICIONES