NOTICIAS

Palestina acusa a EEUU de falsear pruebas sobre periodista asesinada

palestina, denuncia, EEUU, falsificación, investigación
Ramala, 4 jul (Prensa Latina) El gobierno y la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) criticaron hoy los resultados de una investigación estadounidense sobre el asesinato de la periodista Shireen Abu Akleh al considerar que evita condenar a Israel.

“No permitiremos intentos de ocultar la verdad o referencias tímidas al señalar con el dedo acusador a Israel”, escribió en Twitter el secretario general de la OLP, Hussein Al Sheikh.

El dirigente palestino afirmó que Tel Aviv es responsable de la muerte de la comunicadora, quien perdió la vida mientras cubría una redada de los militares en la cuidad de Jenin, ubicada en el norte de la ocupada Cisjordania.

No aceptaremos ninguna manipulación del resultado de las investigaciones sobre este crimen, advirtió, por su parte, el vocero de la presidencia palestina, Nabil Abu Rudeina.

Daremos seguimiento al caso en tribunales internacionales, especialmente ante la Corte Penal, porque Israel es responsable de su muerte y debe asumir las consecuencias, expresó en un comunicado.

También la oficina del fiscal general palestino cuestionó los resultados de la pesquisa norteamericana al considerar falso el argumento sobre los daños severos en la bala extraída del cuerpo de la periodista.

Eso no es cierto, afirmó el Ministerio Público en un comunicado tras mostrarse sorprendido por el reporte estadounidense al considerar que es posible vincular el proyectil con el arma israelí que efectuó el disparo.

“Los hallazgos de las investigaciones del Ministerio Público en el caso (…) se basaron en un conjunto de pruebas irrefutables, que incluyeron informes técnicos, exámenes y testimonios de testigos presenciales”, subrayó.

El departamento de Estado señaló este lunes que a los investigadores les fue imposible determinar quién disparó la bala causante de la muerte de Abu Akleh, aunque la pesquisa palestina apuntó a los soldados de Tel Aviv.

“Después de un análisis forense extremadamente detallado, los examinadores (…) no pudieron llegar a una conclusión definitiva sobre el origen de la bala”, precisó.

No obstante, expresó que tras recabar información de Israel y de la Autoridad Nacional Palestina los expertos consideraron probable que los disparos fueran realizados por soldados israelíes.

En una conferencia de prensa el 26 de mayo último, el fiscal general palestino, Akram Khatib, reveló los resultados de una investigación que apuntó al vecino país.

Varias pesquisas de medios de prensa, como la televisora estadounidense CNN, y la ONU también culparon a las autoridades de esa nación por la muerte de la comunicadora, el 11 de mayo.

mv/rob

NOTAS RELACIONADAS
NOTAS RELACIONADAS
EDICIONES