NOTICIAS

Viruela símica no se transmite por contacto con superficies

Viruela símica
Berlín 4 jul (Prensa Latina) Un equipo de expertos de Alemania informaron que no existen evidencias de que la viruela del mono se transmita por contacto con las superficies, informó hoy una fuente científica.

Aunque detectaron ADN viral en las habitaciones de pacientes, puntualizan que la vía de contagio sigue siendo la relación cercana entre personas, según Eurosurveillance.

Los investigadores tomaron muestras de las superficies de las habitaciones inmediatas y adyacentes de pacientes hospitalizados y todas mostraban contaminación vírica.

Observaron que las cargas más altas estaban el baño, espeficicamente en el inodoro, lavabo y la palanca. También fueron encontradas muestras de ADN viral en las toallas y fundas de almohada.

Aclaran los científicos que no existen datos definitivos sobre la cantidad de carga viral que se necesita para provocar el contagio entre humanos.

Sugieren la desinfección periódica de los puntos de contacto frecuente con las manos y la piel durante los procesos de atención médica, además de la limpieza y desinfección de las superficies con productos virucidas.

Hasta la fecha, la presentación clínica de los casos de viruela del simio asociados con este brote es variable. Muchos casos en este brote no se presentan con el cuadro clínico descrito clásicamente para la viruela del simio (fiebre, ganglios linfáticos inflamados, seguidos de una erupción centrífuga en evolución).

Las características atípicas descritas incluyen presentación de solo unas pocas o incluso de una sola lesión, lesiones que comienzan en el área genital o perineal/perianal y no se extienden más.

También lesiones que aparecen en diferentes etapas (asincrónicas) de desarrollo, y la aparición de lesiones antes de la aparición de fiebre, malestar general y otros síntomas constitucionales.

“La presentación clínica generalmente se describe como leve y la mayoría de los casos tienen lesiones en los genitales o en el área perigenital, lo que indica que la transmisión probablemente ocurrió por contacto físico cercano durante las actividades sexuales”, subraya el informe del Centro Europeo para el Control y la Prevención de Enfermedades.

La etapa de incubación de la viruela del mono suele ser de seis a 13 días, si bien puede oscilar entre cinco y 21 días, y lo más importante es que afecta a cualquier ser humano.

Dicha enfermedad es una zoonosis viral, endémica de zonas remotas de África central y occidental, que produce síntomas parecidos a los observados en la viruela humana en el pasado, aunque con manifestaciones menos severas, especificó la Organización Mundial de la Salud.

La infección se produce por contacto directo con la sangre, los líquidos corporales o las lesiones de la piel o las mucosas de animales contagiados y todavía no existen tratamientos ni vacunas específicas contra la afección.

mv/joe

NOTAS RELACIONADAS
NOTAS RELACIONADAS
EDICIONES