NOTICIAS

Avanza en Santiago de Cuba IX Asamblea de los Pueblos del Caribe

Santiago de Cuba, 5 jul (Prensa Latina) La Novena Asamblea de los Pueblos del Caribe avanza hoy aquí en el Salón de los Vitrales de la Plaza de la Revolución Antonio Maceo, sitio emblemático de las gestas cubanas por la independencia.

Uno de los primeros gestos de los participantes fue la colocación de flores ante la llama eterna que perpetúa el tributo al Titán de Bronce, ícono de la intransigencia de los cubanos ante la claudicación, que tuvo su máxima expresión en la Protesta de Baraguá, en marzo de 1878.

También rindieron tributo en la franja frontal del cementerio patrimonial de Santa Ifigenia al Héroe Nacional José Martí; al iniciador de la gesta liberadora, Carlos M. de Céspedes, a la Madre de la Patria, Mariana Grajales, y al líder histórico de la Revolución, Fidel Castro.

Con el tema central Cultura, resistencia, revolución y soberanía, el programa incluyó declaraciones de Trinidad-Tobago, República Dominicana y Cuba, que reafirmaron la voluntad de los caribeños para romper cadenas neocoloniales y avanzar en pos de la integración y la unidad regional por el bienestar.

Durante la tarde, los participantes se sumarán a los santiagueros en el Desfile de la Serpiente, que inaugurará con su versión popular la edición 41 del Festival Internacional del Caribe, en un recorrido desde la emblemática Plaza de Marte hasta el Parque Céspedes, en pleno corazón urbano.

Mañana, la agenda tendrá las intervenciones de los representantes de Puerto Rico, Martinica, Curazao, Barbados y Haití, además de proseguir la búsqueda de consensos para el plan de acción que se derivará de los análisis y debates, junto al fortalecimiento de la red caribeña de solidaridad con Cuba.

La cronología de la Asamblea remite a la primera, en Trinidad-Tobago, en 1994, seguida por las de República Dominicana, Haití, La Habana, Barbados y Curazao, con la vuelta posteriormente a Santo Domingo y a la capital trinitaria.

La cita es una dinámica de construcción colectiva en la que toman parte representantes sociales, políticos, campesinos, sindicales, femeninas, estudiantiles y juveniles; de artistas e intelectuales y de organizaciones ambientalistas y comunitarias de base.

Deviene, igualmente, un espacio de diálogo sobre el desarrollo y la convergencia de las luchas caribeñas en defensa de la soberanía e independencia nacional, la paz, el desarrollo sustentable, la justicia social, la equidad y la promoción y defensa de la identidad cultural.

mem/mca

NOTAS RELACIONADAS
NOTAS RELACIONADAS
EDICIONES