NOTICIAS

Brecha digital entre los desafíos de la educación en Panamá

Ciudad de Panamá, 5 jul (Prensa latina) Expertos de ONU apuntaron que la desigualdad en el acceso a computadoras y servicios de internet es hoy uno de los desafíos del sistema educativo en Panamá.

De acuerdo con el coordinador en el istmo del Informe Nacional de Desarrollo Humano del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Martin Fuentes, en dos años de confinamiento por la Covid-19, los resultados de las clases virtuales no fueron los esperados: el rezago educativo es mayor al que tenía el país antes de la pandemia.

Entre las razones de esta realidad, el especialista señaló la marcada brecha que hay en el país respecto al acceso a computadoras e internet.

Fuentes reveló que en los últimos seis meses de 2021 el porcentaje de uso de computadoras portátiles, laptops y tablets era muy bajo, pues si en las provincias de Panamá y Panamá Oeste apenas llegaba al 50 por ciento, en el resto de las demarcaciones y comarcas indígenas no superaba ni el 10 por ciento.

También reconoció avances en cuanto al acceso a internet a través de la compra de data, pero esto hace difícil que sea un servicio permanente al que tenga acceso toda la población.

Los argumentos del experto del PNUD confirman un estudio del Centro de Investigación Educativa de Panamá (Ciedu), el cual precisa que en 2020 al menos siete de cada 10 estudiantes de escuelas oficiales no disponían de una computadora en su hogar, y cuatro de cada 10 no poseía internet en su casa.

Por su parte, estadísticas del Ministerio de Educación indican que en 2020 no se vincularon al sistema unos 10 mil 643 alumnos; es decir, el 1,4 por ciento de la población estudiantil.

La situación se originó a pesar de que la institución puso en funcionamiento la plataforma Ester y el plan de internet y data móvil que beneficiaría, sin costo alguno, a estudiantes y docentes del sector oficial con el uso de la red social WhatsApp y el acceso a plataformas tecnológicas, entre otros.

En un foro sobre el tema realizado la pasada semana en Panamá, Andrés Millares, miembro de la organización Jóvenes Unidos por la Educación, manifestó que del 60 por ciento de los niños y adolescentes que utilizaba celulares para estudiar, el 51 por ciento tenía que compartir el dispositivo.

Subrayó además que todos los problemas que se advirtieron enfrentaría la educación se están dando en el país, entre ellos una deserción escolar en crecimiento, ya que uno de cada cinco estudiantes no está asistiendo a las aulas debido a problemas económicos en sus hogares.

En esa cita, la coordinadora del Consejo Permanente Multisectorial para la Implementación del Compromiso Nacional por la Educación, Anayka de La Espada, instó a disminuir la deserción y la brecha tecnológica para no perder el camino hacia una educación de calidad, incluyente y equitativa.

mem/ga

NOTAS RELACIONADAS
NOTAS RELACIONADAS
EDICIONES