NOTICIAS

Fiscalía Anticorrupción cita a esposa de presidente de Perú

Lima, 6 jul (Prensa Latina) La Fiscalía Anticorrupción de Perú citó hoy a Lilia Paredes, esposa del presidente Pedro Castillo, a declarar en el marco de la investigación abierta por un video en el que su hermana promueve un proyecto sanitario.

Según informaron fuentes del Ministerio Público, la primera dama deberá presentarse a ser interrogada el viernes próximo sobre el caso de supuesto tráfico de influencia en el cual incurrió su hermana Yenifer Paredes.

La joven, integrante desde pequeña del núcleo familiar del actual mandatario, fue citada por la misma fiscalía para el lunes próximo y al día siguiente deberá comparecer el empresario Johnny Espino, involucrado en la indagación preliminar.

Yenifer fue mostrada por una televisora cuando en septiembre pasado visitaba una comunidad de la provincia norandina de Chota y planteaba a los pobladores censarlos para impulsar un proyecto sanitario.

El impacto mediático incluyó la conjetura de que la joven habría incurrido en el delito de tráfico de influencias, pues era acompañada por Johnny Espino, ejecutivo de la empresa JJM Espino y quien visitó el palacio de gobierno varias veces y ambos llevaban un chaleco de trabajo de la compañía.

La prensa local reveló que la pesquisa está a cargo del recién creado Equipo del Ministerio Público dedicado a investigar casos de corrupción en el poder, encabezada por la experimentada fiscal Marita Barreto.

El abogado del presidente Castillo, Benji Espinoza, sostuvo que Yenifer Paredes actuó con “exceso de voluntarismo” social pero no incurrió en ningún delito y al parecer la obra a la que se refería no se hizo efectiva y solo habría tentativa de tráfico influencias si ella hubiera recibido dinero o aceptado una promesa de recibirlo.

Por otra parte, el periodista Eduardo Quispe, de la televisora América, afirmó que hoy fue retenido por las rondas campesinas -organizaciones populares de seguridad ciudadana- de la localidad de Chadín, escenario del video usado contra Paredes.

Quispe dijo que fue retenido cuando interrogaba a los vecinos sobre el caso, que mantenía diálogo con los ronderos y que estos habían respetado su integridad.

En la alocución, aparentemente obligado por quienes le impedían el paso, afirmó que la acusación contra Yenifer Paredes “es una imputación falsa por lo que nos rectificamos”.

Dijo también que “ratificamos algunos hechos y pedimos disculpas a las rondas campesinas del distrito de Chadín, y a nivel nacional, por no actuar de acuerdo a la verdad” y reconoció las necesidades del lugar, de agua, desagüe, educación” que deben ser atendidas.

rgh/mrs

NOTAS RELACIONADAS
NOTAS RELACIONADAS
EDICIONES