NOTICIAS

Primer ministro británico anunciará su renuncia hoy, según BBC

Londres, 7 jul (Prensa Latina) El primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, aceptó renunciar al cargo, presionado por la dimisión en masa de los miembros del gabinete conservador que cuestionan su liderazgo, aseguró hoy la BBC.

Aunque un vocero del gobierno se limitó a anunciar que Johnson se dirigirá este jueves a la nación, la cadena estatal británica afirmó que la declaración será para anunciar que abandona el número 10 de la calle Downing y la jefatura del partido «tory».

Aunque el primer ministro logró sortear no pocos escándalos durante los tres años que duró su mandato, su posición se tornó insostenible en las últimas 24 horas, con una avalancha inédita de renuncias de casi 60 miembros prominentes del gabinete.

La salida de Johnson daría paso a un concurso de liderazgo entre los diputados conservadores al Parlamento para escoger al nuevo gobernante, quien según trascendió, ocuparía el puesto previo al inicio de la conferencia anual partidista prevista para octubre próximo.

Aunque técnicamente el primer ministro dimitente podría permanecer al frente del gobierno hasta la elección de su reemplazo, varios de sus correligionarios consideran que el viceprimer ministro, Dominic Raab, debe sustituirlo de inmediato de forma interina.

El líder del opositor Partido Laborista, Keir Starmer, celebró la presunta renuncia de Johnson, pero abogó por un cambio total del gobierno, a través de unas elecciones generales.

Los conservadores son responsables de 12 años de estancamiento económico, de decadencia de los servicios públicos y de promesas vacías. No necesitamos cambiar al Tory que está en la cima, necesitamos un cambio total del gobierno, necesitamos un nuevo comienzo para el Reino Unido, escribió Starmer en Twitter.

La rebelión que dio al traste con la carrera política de Johnson tuvo como antecedente varios escándalos recientes, como fue el caso de las fiestas ilegales celebradas en su despacho durante la cuarentena por la pandemia de Covid-19.

La gota que rebosó la copa fue la designación de un diputado sobre el que pesaban acusaciones de conducta sexual inapropiada como jefe de la disciplina partidaria dentro de la bancada conservadora.

El escándalo estalló la semana pasada, cuando el propio legislador Chris Pincher renunció al puesto y luego fue suspendido de su curul, por manosear a dos hombres en un bar privado londinense.

Johnson tuvo que admitir, después que sus voceros hicieron todo lo posible por protegerlo, que tenía conocimiento de las quejas sobre el diputado, y a pesar de ello lo nombró para un cargo tan importante.

jf/nm

NOTAS RELACIONADAS
NOTAS RELACIONADAS
EDICIONES