NOTICIAS

Taiwán, nueva confrontación de EEUU para mantener la hegemonía

Washington, 2 ago (Prensa Latina) La presencia hoy de la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, en Taiwán dispara las posibilidades de una confrontación militar innecesaria entre Washington y China provocada por las ansias hegemónicas estadounidenses.

De esa forma lo valoró un análisis publicado este martes en el sitio antiwar.com en el cual catalogan la actitud de la congresista como un acto de arrogancia que pone en riesgo un gran número de vidas para hacer un movimiento provocativo en el tablero de ajedrez geopolítico mundial.

El autor del texto, Norman Solomon, cataloga de tímida la respuesta de la administración del presidente Joe Biden a la decisión de la líder parlamentaria de hacer una escala en Taiwán como parte de su gira por Asia a pesar de las advertencias de Beijing de “no cruzar la línea roja”.

Biden podría haber puesto su empeño en descartar la presencia de Pelosi y su comitiva en la isla reclamada por China, pero no lo hizo, incluso cuando asesores y funcionarios se opusieron a ese viaje, señaló Solomon, periodista y coordinador de la organización Roots Action.

En su opinión, las consecuencias, lejos de ser solo económicas y diplomáticas, pueden ser existenciales para toda la humanidad porque la escalada a un conflicto militar es demasiado real.

Ahora que se materializó la visita, el gobierno estadounidense intenta distanciarse de esa decisión.

La presidenta de la Cámara Baja toma sus propias decisiones en lo relativo a su visita a Taiwán, sin coordinación con la Casa Blanca, sostuvo el titular del Departamento de Estado, Antony Blinken, durante una conferencia de prensa en la sede de la ONU, en Nueva York.

El jefe de la diplomacia norteamericana apuntó que Pelosi tiene libertad para tomar sus propias decisiones y consideró que escalar la situación sería únicamente responsabilidad de Beijing.

Desde el gigante asiático Hua Chunying, portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, aseveró que Pelosi es la tercera funcionaria de mayor rango en el Gobierno de Estados Unidos, por tanto de ninguna manera se trata de un acto no oficial que visite Taiwán en un avión militar estadounidense.

Un comentario divulgado la víspera en el diario The New York Times afirmó que nada bueno saldría de la estancia de la legisladora en Taiwán y calificaron su acción como “completamente imprudente, peligrosa e irresponsable”.

Taiwán no será más seguro ni más próspero como resultado de esta visita puramente simbólica, y pueden pasar muchas cosas malas, incluida una respuesta militar china que podría resultar para Washington en conflictos indirectos tanto con Rusia como con China, ambas potencias nucleares, advirtió el Times.

rgh/avr

NOTAS RELACIONADAS
NOTAS RELACIONADAS
EDICIONES