NOTICIAS

Cientos de fieles participaron en Pasada de Patrona de Costa Rica

San José, 3 ago (Prensa Latina) Cientos de fieles, entre ellos agricultores con sus carretas cargadas de verduras y hortalizas, acompañaron hoy la Pasada de la imagen de la Virgen de los Ángeles desde la Basílica hasta la Catedral del Carmen, en Cartago.

Esas personas caminaron junto a la carroza con la imagen de La Negrita -como cariñosamente llama el pueblo a su Patrona-, dentro de una burbuja de acrílico y bellamente adornada con flores y figuras de profesionales de la salud en agradecimiento por su labor en la pandemia de Covid-19.

Antes de iniciar el recorrido, se efectuó una misa en la Basílica de Nuestra Señora de los Ángeles, declarada en 1999 Patrimonio Arquitectónico Nacional y recinto que guarda la imagen de la virgen hallada la mañana del 2 de agosto de 1635, en Puebla de los Pardos, en Cartago, y Patrona de Costa Rica desde 1824.

En su homilía, el obispo de Cartago, monseñor Mario Quirós, agradeció a todas las personas que colaboraron para la realización de la fiesta nacional en honor a La Negrita, la cual fue suspendida en 2020 y 2021 por la pandemia de Covid-19.

La ahora tradicional Pasada de la Sagrada Imagen de la Virgen de los Ángeles comenzó en 1782 ante la preocupación de monseñor Esteban Lorenzo de Tristán por los excesos sociales que entonces ocurrían durante al festejo popular a la Patrona en los alrededores de la Basílica y de ahí la decisión de trasladarla por un mes hacia la Catedral del Carmen.

Con la Pasada concluyen la celebración anual de la romería, en la que más de 2,5 millones de fieles caminan hacia el Santuario Nacional para pedir favores, pagar promesas o por simple fe. La imagen de la Virgen de los Ángeles regresará a la Basílica el 4 de septiembre venidero.

Cuentan que una joven mestiza de nombre Juana Pereira andaba buscando leña para cocinar los alimentos, cuando encontró sobre una piedra donde nacía un manantial de agua cristalina, una «muñequita» de piedra con un niño en sus brazos.

En la tarde de ese mismo día, al ir otra vez al bosque, se sorprende al encontrar sobre la misma piedra la misma imagen de la mañana. Creyendo que era otra «muñeca», muy contenta se la lleva para su casa. Sin embargo, al llegar a su hogar, nota que la otra imagen no está en el lugar en el que ella la había dejado.

La imagen mide alrededor de 20 centímetros, es de una combinación de materiales como roca volcánica, grafito y jade. Su color es negro, y por eso le llaman cariñosamente «La Negrita». Es de cara redonda, ojos achinados, nariz y boca pequeña.

car/ale

NOTAS RELACIONADAS
NOTAS RELACIONADAS
EDICIONES