NOTICIAS

Cuestionan estadísticas oficiales en Panamá sobre plantilla estatal

Ciudad de Panamá, 3 ago (Prensa Latina) Datos alejados de la realidad del auge de la plantilla estatal en Panamá responden a la gestión ineficiente del Contralor de la República, Gerardo Solís, denunció hoy el diario La Prensa.

De acuerdo con el rotativo, la entidad reflejó recientemente una visión sesgada y conclusiones incorrectas del estado de las nóminas en entidades del Estado, que maquillan el alza en la contratación de funcionarios, justo cuando el país reclama contención de los gastos.

El periódico precisó en una investigación- que el Gobierno cataloga como campaña contra el ente regulador y Solís-, que el funcionario intenta hacerle creer al país que la plantilla estatal disminuyó, cuando en realidad sucedió todo lo contrario, según comparaciones interanuales de la misma Contraloría.

Los informes de la institución, que recopilan información desde 2015 hasta abril de 2022 y disponibles en la página web de la entidad, así lo validan, agregó el matutino de circulación nacional.

Para el Contralor, añadió el editorial de La Prensa, la plantilla del Estado hasta diciembre del pasado año fue de 260 mil 838 servidores públicos, mientras que al mes de junio de 2022 era de 256 mil 579.

De acuerdo con el análisis del funcionario, subrayó la publicación, habría cuatro mil 259 funcionarios menos, pero al tomar como referencia el mismo mes de cada año, los resultados son totalmente opuestos.

Es decir, que si se comparan los 260 mil 838 funcionarios a diciembre de 2021, con los 242 mil 240 a diciembre de 2020, hay una variación de 18 mil 598 personas adicionales, precisó el estudio.

De igual manera cuestionó que en junio de 2021 se contabilizaron 251 mil 929 empleados, lo que supone un incremento de cuatro mil 650 funcionarios de un año en relación con el anterior.

La polémica denuncia surge en medio de protestas sociales y manifestaciones callejeras en todo el istmo de agrupaciones sociales que reclaman austeridad y control del gasto corriente.

La crisis laboral se está agravando. Pero el colapso del empleo formal es una consecuencia coyuntural de un problema estructural: la pérdida de confianza en el clima para la inversión privada en el país, indicó La Prensa.

En abril último, trascendió, el pago en salarios de la plantilla en el Estado alcanzó los 404,7 millones de dólares, el mayor monto entre los primeros cuatro meses de este año, según la misma Contraloría.

El ejecutivo ha anunciado algunas medidas de austeridad entre estas la reducción del 10 por ciento de toda la plantilla estatal, pero la medida es cuestionada por su transparencia y alcances.

Todo esto sucede cuando ya se anunció que otro de los poderes de la nación, la Asamblea Nacional dispondrá en 2023 de un presupuesto ascedente a 150 millones de dólares, 4,0 por ciento superior al aprobado para la actual vigencia fiscal, que fue de 143,9 millones de dólares.

Desde la instalación del actual Gobierno en 2019, el parlamento nacional mantiene un ritmo de aumentos anuales en su presupuesto, al margen de las circunstancias que vive la población de unos 4,2 millones de habitantes.

mgt/ga

NOTAS RELACIONADAS
NOTAS RELACIONADAS
EDICIONES