NOTICIAS

La ONU y diversas ONG celebran extensión de tregua en Yemen

Adén, Yemen, 3 ago (Prensa Latina) Agencias de Naciones Unidas y organizaciones humanitarias celebraron hoy la extensión de la tregua por otros dos meses en Yemen, un país devastado tras más de siete años de guerra.

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia resaltó en un comunicado la necesidad de mantener el cese de los combates.

Desde que comenzó en abril de 2022, la tregua supuso una reducción significativa de la intensidad del conflicto y del número de víctimas, sin embargo, 113 niños fueron asesinados o mutilados desde esa fecha, alertó la institución.

Por su parte, el coordinador humanitario de la ONU en Yemen, David Gressly, respaldó “totalmente los esfuerzos” del enviado especial de Naciones Unidas para este país, Hans Grundberg, una figura clave en las conversaciones entre el Gobierno y los rebeldes hutíes.

Raouf Mazou, comisionado adjunto de la Agencia de la ONU para los Refugiados, afirmó en Twitter que esa decisión es “una buena noticia para los 4,3 millones de yemenitas desplazados”.

La organización no gubernamental Save The Children llamó a expandir la tregua lo ante posible y trabajar para lograr la paz.

Recordó que más de 23,4 millones de personas en esta nación árabe necesitan ayuda humanitaria urgente.

En similar sentido se pronunció en esa red social Deepmala Mahla, directiva de la agrupación CARE.

Grundberg anunció ayer que el cese de los combates estará vigente del 2 de agosto hasta el 2 de octubre venidero.

El nuevo pacto “incluye el compromiso de las partes de intensificar las negociaciones para llegar a un acuerdo ampliado de tregua tan pronto como sea posible”.

El funcionario de la ONU afirmó que el principal objetivo es proporcionar un alivio tangible a los civiles y crear un entorno propicio para llegar a una solución pacífica del conflicto mediante un proceso político.

La Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja alertó recientemente que este año más de 23,4 millones de yemenitas, de una población total de 31 millones, necesitarán asistencia.

Más de 19 millones padecen inseguridad alimentaria, 17,8 millones carecen de acceso a agua potable y servicios de saneamiento adecuados, y 21,9 millones no tienen atención médica básica, señaló en un comunicado.

La guerra comenzó en 2014, cuando los rebeldes hutíes se levantaron en armas y ocuparon grandes extensiones del país, incluida Saná, la capital.

Al año siguiente una coalición árabe, encabezada por Arabia Saudita, intervino en el conflicto en respaldo del entonces mandatario Abd Rabbu Mansour Hadi, quien entregó el poder al nuevo Consejo de Liderazgo Presidencial.

oda/rob

NOTAS RELACIONADAS
NOTAS RELACIONADAS
EDICIONES