NOTICIAS

ONU aboga por impuestos a ganancias petroleras excesivas

onu-aboga-por-impuestos-a-ganancias-petroleras-excesivas
Naciones Unidas, 3 ago (Prensa Latina) El secretario general de la ONU, António Guterres, abogó hoy por gravar las ganancias excesivas de los consorcios petroleros, y utilizar esos fondos para apoyar a las personas más vulnerables en estos tiempos difíciles.

Es inmoral que esas compañías de petróleo y gas obtengan utilidades récord de esta crisis energética a costa de las comunidades más pobres y con un costo enorme para el clima, apuntó en la presentación del tercer informe del Grupo de Respuesta de la ONU a la crisis por el impacto global de la guerra en Ucrania.

Guterres recordó que las ganancias combinadas de las empresas energéticas más grandes se situaron cerca de los 100 mil millones de dólares en el primer trimestre de este año, y consideró que debe haber un impuesto sobre dichos ingresos.

Al respecto, afirmó que esa codicia grotesca castiga a las personas más pobres y vulnerables, mientras destruye al planeta, por lo que llamó a la población a enviar un mensaje claro al rubro de los combustibles fósiles y a sus financiadores, para disminuir la demanda de hidrocarburos y obligarlos a invertir en energías limpias.

El titular de la ONU enfatizó que esas ganancias excesivas deben pagar impuestos y ponerlos a disposición de los más golpeados precisamente por los altos precios que benefician a un número muy limitado de compañías en el mundo.

Otra propuesta presentada por Guterres fue acelerar la transición hacia las energías renovables, que en la mayoría de los casos son más baratas que los combustibles fósiles, así como incrementar el financiamiento privado y multilateral a gran escala para la transición hacia la energía verde.

Recordó que las inversiones en esa alternativa deben multiplicarse para cumplir con el objetivo de cero emisiones netas de carbono, por lo que exhortó a los bancos multilaterales de desarrollo a asumir más riesgos, y ayudar a que los países elaboren marcos regulatorios adecuados y modernicen sus redes eléctricas.

El tercer informe del Grupo de Respuesta alertó que el mundo atraviesa una crisis global alimentaria, energética y financiera en la que hasta 345 millones de personas de 82 países padecerán inseguridad alimentaria aguda para finales de 2022.

Asimismo, destacó que uno de los efectos de ese escenario será que 47 millones de personas más se sumen a las filas del hambre.

jha/crc

NOTAS RELACIONADAS
NOTAS RELACIONADAS
EDICIONES