NOTICIAS

Critican huelga de bancos en Líbano

Beirut, 8 ago (Prensa Latina) Representantes políticos, diputados, sindicatos y federaciones criticaron hoy el inicio de huelga de la Asociación de Bancos de Líbano en el contexto de la peor crisis económica y financiera de su época moderna.

El titular del Sindicato General del Trabajo, Bechara Al-Asmar, destacó que el paro constituye una muestra de fuerza ante el Estado y podría desatar consecuencias negativas para el país.

Al mismo tiempo, el representante de la Federación de Cámaras Europeas de Expertos en Beirut, Nabil Bou Ghantous, consideró que la huelga constituye un medio para eludir sus responsabilidades, así como obstruir el trabajo del poder judicial en la rendición de cuentas y la búsqueda de la verdad sobre los derechos de los depositantes.

El experto y asesor político y económico denunció que los bancos se alejan de su papel de desarrollo y financiación de las actividades económicas en todos los sectores para convertirse en una asociación de prestamistas que devengan intereses.

Ghantous agregó que la obra bancaria debe retornar al país, a través de instituciones extranjeras o cuyo capital sea mancomunado, entre libaneses y extranjeros, para recuperar la confianza tras políticas fallidas en el pasado.

En este sentido, el profesor Ghassan Skaf calificó en un comunicado de destructivo e irresponsable el paro de la Asociación de Bancos, especialmente porque los fondos de los depositantes permanecen aún sin contabilizar.

Skaf puntualizó en su condena el daño a la seguridad económica del país y del ciudadano en la circunstancia más peligrosa que atraviesa Líbano, con cuatro de cada cinco habitantes en la pobreza.

En la línea del rechazo, el presidente de la Federación General de Sindicatos Libaneses, Maroun El-Khouli, tildó de rebelión contra todas las decisiones judiciales la huelga de la Asociación de Bancos.

Mediante un comunicado, el dirigente sindical rechazó la postura de la entidad bancaria en la continuación del enfoque de evasión y violación de la ley, así como controlar el dinero de los depositantes y dañar los intereses de los libaneses.

La autoridad señaló que los precedentes del paro en el sector bancario fueron testigos del mayor contrabando de dinero, que ascendió a miles de millones, incluido el reconocido por el Gobernador de la Banco de Líbano, Riad Salameh.

Este lunes, los bancos libaneses continúan el cierre de sus labores a pesar de la liberación judicial del Director General del Banco de Crédito Tarek Khalifa, una de sus principales demandas en la convocatoria.

mem/yma

NOTAS RELACIONADAS
NOTAS RELACIONADAS
EDICIONES