NOTICIAS

Israel niega pacto para liberar a prisioneros palestinos tras tregua

Israel jerusalen este
Tel Aviv, 8 ago (Prensa Latina) Israel rechazó hoy liberar a dos presos de la Yihad Islámica tras negar que su excarcelación fuera parte de un acuerdo para detener las hostilidades en la franja de Gaza como afirman los palestinos.

El ministro de Seguridad Interna, Omer Barlev, rechazó esa posibilidad en declaraciones a la televisión pública, poco después de las advertencias de la máxima figura del grupo armado, Ziyad al-Nakhalah, quien amenazó con reanudar la lucha si no se cumple esa condición.

“Israel no estuvo de acuerdo con nada, respondimos negativamente a las demandas”, afirmó Barlev horas después de la entrada en vigor de la tregua.

Las discrepancias entre las partes parece ser la interpretación de lo acordado anoche.

Mohammad al Hindi, miembro de alto rango de la Yihad Islámica, reveló que como parte del pacto alcanzado por la mediación de Egipto ese país trabajará para lograr la liberación de Bassem al Saadi y Khalil Awawdeh.

La captura hace una semana de al Saadi, jefe de la agrupación en Cisjordania, fue el detonante de la tensión durante varios días hasta que Israel inició el viernes la operación contra el enclave costero, donde murieron 44 personas, incluidos 15 menores de edad, y más de 360 resultaron heridas.

“Al Saadi es como cualquier prisionero, y el detenido administrativo (Awawdeh), como cualquier otro detenido administrativo. Hacia el final del período de detención, el Shin Bet (agencia de seguridad interior) evaluará la situación y decidirá si lo libera”, respondió Barlev.

Varios medios árabes divulgaron el texto de la declaración de alto el fuego que confirma la disposición de El Cairo a trabajar para liberar a ambos presos “lo antes posible”.

Awawdeh, padre de cuatro niños, estuvo 111 días en ayuno hasta mediados de junio, cuando puso fin a la medida luego de llegar a un acuerdo con funcionarios de Tel Aviv, pero retomó la protesta tras la decisión israelí de incumplir lo pactado.

El recluso está detenido bajo la llamada detención administrativa, utilizada por Israel para arrestar a palestinos por intervalos renovables que suelen oscilar de tres a seis meses sobre la base de pruebas no divulgadas que incluso el abogado del acusado tiene prohibido ver.

Sistemáticamente numerosos detenidos bajo esa norma inician huelgas de hambre por tiempo indefinido para denunciar sus casos y forzar a las autoridades israelíes a liberarlos.

jf/rob

NOTAS RELACIONADAS
NOTAS RELACIONADAS
EDICIONES