NOTICIAS

EEUU ante la suspensión del programa migratorio Quédate en México

Washington, 10 ago (Prensa Latina) Aunque el presidente estadounidense, Joe Biden, impulsó el fin del programa migratorio Quédate en México, la decisión judicial de suspender esa política supone hoy un nuevo reto para la actual administración.

La política, denominada oficialmente Protocolos de Protección al Migrante (MPP, en inglés), fue implementada en 2019 por el exmandatario Donald Trump (2017-2021) para obligar a los solicitantes de asilo a esperar en la nación vecina mientras esperaban los resultados de sus audiencias migratorias.

Esta semana un fallo judicial puso punto final a ese programa luego de los numerosos pedidos de los defensores de los inmigrantes y tras una batalla legal entre la administración Biden y los estados de Texas y Missouri, que pretendían mantenerla en vigor.

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) confirmó el fin del MPP y comunicó que si bien no recibirán más casos en esa modalidad, quienes ya están inscritos deben continuar esperando su proceso en fuera del territorio nacional.

El impacto que tuvo esa medida en las peticiones de asilo no será fácil de resolver, debido a los miles de casos pendientes, estiman observadores.

El abogado Omar Ochoa, experto en demandas civiles y migratorias, dijo al diario La Opinión que las nuevas circunstancias imponen un desafío para el DHS y para los tribunales, que una vez más deberán cambiar los procedimientos.

Ochoa aclaró que la terminación del MPP no modifica las reglas de asilo establecidas en la ley migratoria, sino la guía de dónde se ordena esperar a los inmigrantes cuyos casos son aceptados y ahora pueden permanecer en Estados Unidos.

Para los defensores de los derechos de la inmigración, el MPP violaba la legislación estadounidense, así como las obligaciones internacionales de Estados Unidos de ofrecer a los solicitantes de asilo un lugar seguro de espera mientras se procesan sus pedidos.

Se estima que el programa Quédate en México afectó a unos 65 mil inmigrantes y su suspensión supone para ellos no estar expuestos a peligros ni estrés psicológicos durante la espera de sus audiencias.

Aunque termina con el MPP, la administración Biden mantiene el Título 42, otra medida alicada también por el expresidente Trump, a través de la cual se expulsa de forma expedita a los inmigrantes, y quedan sin derecho a solicitar asilo.

Actualmente Estados Unidos enfrenta una crisis migratoria sin precedentes, pues estadísticas recientes muestran una llegada récord de indocumentados a la frontera mientras la Casa Blanca recibe críticas por el manejo de la situación.

mem/avr

NOTAS RELACIONADAS
NOTAS RELACIONADAS
EDICIONES