NOTICIAS

El Salvador con alto riesgo país en Centroamérica

San Salvador, 9 ago (Prensa Latina) El Salvador lleva la delantera en Centroamérica en el Indicador de Bonos de Mercados Emergentes (EMBI, en inglés), que mide el riesgo país de incumplir sus compromisos financieros, reseñan hoy medios locales.

La publicación digital elsalvador.com indicó que hasta el 5 de agosto, el país tiene el riesgo más alto de Centroamérica con 25.91 puntos básicos respecto a los bonos estadounidenses.

Más alejado le sigue Honduras con 6.61; Costa Rica con 4.71; Guatemala con 2.61 y Panamá con 2.39. Pese a que Honduras es el segundo país de la región con el indicador más alto, El Salvador lo supera por tres veces en puntaje. A Guatemala lo supera nueve veces, compara el informe.

El EMBI es el principal indicador de riesgo país calculado desde 1990 a nivel mundial. Este analiza el comportamiento de la deuda externa emitida por cada nación, es decir, a menor certeza de que el país pagará sus deudas, más alto será el puntaje del EMBI.

Según valoraciones si las instituciones que prestan dinero en el mundo valoran que un país tiene un riesgo alto las tasas de interés para lograr prestamos serían elevadas. De ahí el peligro que representa el puntaje de 25.91, el cual, precisó la publicación, es uno de los más altos que tuvo El Salvador desde octubre de 2007 hasta el 5 de agosto de este año.

Citado por la valoración, el economista Rafael Lemus ve el indicador como un termómetro que refleja la delicada situación que atraviesan las finanzas públicas en el país, y cree que su elevado puntaje es, entre otras cosas, porque el gobierno “no ha logrado presentar una propuesta creíble sobre cómo pagará los bonos (deuda que vence próximamente)”.

No obstante, agregó, a finales de julio, el ministro de Hacienda, Alejandro Zelaya, dijo que tienen fondos para pagar el bono de 800 millones de dólares que vence en enero del próximo año.

Desde hace más de un año, el gobierno de Nayib Bukele busca un financiamiento por hasta mil 300 millones de dólares con el FMI. La noticia fue esperanzadora para sectores como el bancario, pues consideraron que eso ayudaría a una mejor sostenibilidad de las finanzas del país, pero las negociaciones ahora parecen cada vez más lejanas.

Esta es apenas una pincelada de la difícil situación económica del país que enfrenta una elevada inflación que hace que el precio de la canasta básica, por ejemplo, supere los 235 dólares, el más alto en 20 años, y los salvadoreños vean como muchos productos básicos incrementaron casi el doble sus precios en casi menos de un año.

Sostuvo la publicación que en el periodo de Bukele, la deuda creció al 19 por ciento en 2020. Es decir, aumentó tres veces el ritmo que traía. Como consecuencia, el país tiene ahora la mayoría de su Producto Interno Bruto (PIB) comprometido. Es decir, El Salvador debe 83 centavos de cada dólar que se produce en el país.

mem/lb

NOTAS RELACIONADAS
NOTAS RELACIONADAS
EDICIONES