NOTICIAS

Líbano continúa sin gobierno y expectante a demarcación marítima

Beirut, 10 ago (Prensa Latina) En medio de su peor crisis económica, Líbano continúa hoy sin avanzar en la formación del nuevo gobierno y expectante a la solución de la demarcación de las fronteras marítimas con Israel.

Desde el pasado 29 de junio, los libaneses esperan la integración del gabinete, tras la reelección de Najib Miqati como primer ministro, y ante el período corto de gestión, pues el mes próximo iniciarán las consultas en el Parlamento para el cargo de presidente, lo que demandará después del 31 de octubre un nuevo Consejo de Ministros.

Ante este panorama, el jefe del Partido Democrático Libanés, Talal Arslan, exigió la necesidad de conformar gobiernos productivos, con programas y rendición de cuentas frente a la opinión pública para avanzar en la estabilidad de la nación.

El dirigente de la fuerza política convocó durante la quinta Conferencia General del partido a alejarse de la corrupción, el despilfarro, las bromas y el clientelismo para determinar el destino del país en los próximos años a la luz del colapso actual.

Al mismo tiempo, bloques parlamentarios, líderes religiosos, partidos y movimientos políticos exigieron cumplir con el cronograma constitucional y dejar a un lado las disputas individuales para trabajar a favor del interés nacional.

Desde el exterior, el Grupo Internacional de Apoyo a Líbano convocó a la rápida integración de un gobierno capaz de implementar las reformas fundamentales y cumplir las obligaciones del país en la celebración de las elecciones presidenciales en el momento exacto.

Sobre las negociaciones por los límites marítimos, la nación aguarda el retorno a Beirut en los días venideros del mediador estadounidense Amos Hochstein, quien sostiene desde el lunes intercambios con fuentes israelíes.

El Estado libanés reclamó sus derechos petroleros al fijar la posición respecto al campo de Qana, una zona rica en petróleo y gas en disputa de unos 860 kilómetros cuadrados.

A una semana de la segunda visita de Hochstein a esta capital, el jefe del bloque parlamentario Baalbek-Hermel, Hussein Hajj Hassan, hizo hincapié en que Estados Unidos impide al país extraer petróleo y gas de su mar en medio de la gran necesidad de beneficiarse de tales recursos para salir de la crisis económica.

Por su parte, el jefe de la reunión de eruditos de Tiro, Sheikh Ali Yassin subrayó que frenar la inversión en su riqueza marítima por cualquier motivo constituye un golpe a la soberanía y a la luz del colapso representa una amenaza para la entidad del Estado.

En declaraciones a la emisora Voz del Líbano, el diputado Marwan Hamadeh insistió en tomar la oportunidad disponible para demarcar las fronteras, “porque hay una postura libanesa seria por primera vez”.

Ayer durante el cierre de las actividades por el décimo día de Muharram (conocido por Ashura, conmemoración musulmana), el líder de Hizbulah, Hassan Nasrallah, reiteró que la Resistencia islámica toma en serio el expediente de la demarcación marítima y espera en los próximos días las respuestas de Israel sobre las demandas de la nación.

Nasrallah advirtió a Tel Aviv que «Líbano y su gente ya no aceptarán el saqueo de su riqueza” y pidió a Israel no cometer ningún error, pues la resistencia es más fuerte que nunca.

Tras más de un mes de paralización de las instituciones estatales por huelga en el sector público, los libaneses transitan por otro período de escepticismo en su historia moderna con cuatro de cada cinco ciudadanos en la pobreza, según reportes de Naciones Unidas.

oda/yma

NOTAS RELACIONADAS
NOTAS RELACIONADAS
EDICIONES