NOTICIAS

Castillo llama a apoyo popular y Fiscalía le abre nueva investigación

Lima, 11 ago (Prensa Latina) El presidente peruano, Pedro Castillo volteó la mirada hacia los sectores populares ante la grave crisis que afronta, agravada hoy al formalizar la Fiscalía una quinta investigación al mandatario por presunta corrupción.

Castilo llamó a la movilización social contra las presiones políticas y mediáticas para que renuncie, en reuniones con cientos de dirigentes de las Rondas Campesinas -formaciones agrarias e indígenas de seguridad ciudadana- y de organizaciones vecinales de los barrios populares de Lima que le brindaron su apoyo.

El primer ministro, Aníbal Torres, dijo a su vez en una de esas reuniones que una marcha masiva de provincianos a Lima “haría arrodillar a los golpistas, los obligaría a que tengamos una Constitución que beneficie a todos los peruanos y no solamente a una determinada clase, a un sector del poder económico”.

Medios de prensa y políticos opositores acusaron al Gobierno de azuzar la violencia para eludir las investigaciones y la congresista conservadora Gladys Echaíz insinuó que la convocatoria de Castillo podría calificar como incitación al terrorismo.

Waldemar Cerrón, aliado del ejecutivo, planteó en el pleno de hoy que se deje que las indagaciones prosigan hasta su conclusión y el Congreso se dedique a su labor específica.

En sus reuniones con dirigentes sociales, Castillo reiteró su denuncia de una confabulación en su contra, del Parlamento y la Prensa y a la Fiscalía de la Nación, cuya titular, Patricia Benavides, lo negó y afirmó que solo cumple su deber “caiga quien caiga”.

Benavides formalizó hoy la quinta investigación por presunta corrupción en el Ministerio de Vivienda por parte de una “organización criminal”.

Según la hipótesis fiscal, similar a las de las otras indagaciones, en la cúspide de la supuesta agrupación delictiva estaría Castillo, secundado por el exitular de esa cartera y recientemente nombrado ministro de Transportes y Comunicaciones, Geiner Alvarado y por familiares de Castillo, como su cuñada, Yenifer Paredes.

La joven, hija putativa de Castillo y su esposa, Lilia Paredes, se entregó ayer a la Fiscalía, que el día anterior había allanado la residencia presidencial para detenerla, lo que provocó el mensaje de Castillo en el que denunció la presunta confabulación.

Paredes se presentó al Ministerio Público cuando una concentración de Rondas Campesinas planteaba sus demandas ante el Ministerio Público y la aplaudió a su ingreso a la sede.

mgt/mrs

NOTAS RELACIONADAS
NOTAS RELACIONADAS
EDICIONES