NOTICIAS

Presidente de Casa de las Américas recordó ideario de Fidel Castro

La Habana, 13 ago (Prensa Latina)El presidente de Casa de las Américas, Abel Prieto, consideró hoy que la cultura no fue jamás para Fidel Castro algo ornamental e instó a la salvaguarda de su legado, a 96 años del natalicio del líder histórico.

De acuerdo con el intelectual cubano, Fidel la vio, sobre todo, como el único instrumento imaginable para la emancipación de los seres humanos, subrayó en el artículo de su autoría publicado por el portal informativo La Ventana, adscrito a la institución regional.

Prieto aludió a las múltiples ideas del desaparecido líder en torno a la cultura que conforman el libro El pensamiento del Che y el legado de Fidel sobre la transición socialista, cuya génesis surgió durante los paneles desarrollados en la Casa.

«En 1993, en los días más amargos del Período Especial en tiempo de Paz, en el Quinto Congreso de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), Fidel dijo aquel sintagma sorprendente: la cultura es lo primero que hay que salvar (… ) En un momento de tantas privaciones, cuando nos faltaban tantas cosas esenciales para la supervivencia, el líder de la Revolución ponía en primer lugar a la cultura,» subrayó.

El autor recordó además la visita del Comandante en Jefe a la Universidad Central de Venezuela donde afirmó que «una revolución solo puede ser hija de la cultura y de las ideas”, frase trascendental para entender el rol de la cultura en la sociedad cubana.

Nos legó una política cultural sin precedentes, ajena a todo sectarismo, aglutinadora, unitaria, antidogmática, resaltó el autor de El vuelo del gato al referirse a la alocución pronunciada por el mandatario ante el gremio de artistas en 1961, conocida posteriormente como Palabras a los intelectuales.

«Sin cultura, repitió Fidel una y otra vez, no hay libertad posible. Los revolucionarios de cualquier parte del mundo, según él, están obligados a estudiar, a leer, a informarse, a nutrir su pensamiento crítico. Esa formación cultural, junto a los imprescindibles valores éticos, les permitirán emanciparse definitivamente en un mundo donde predomina la esclavización de las mentes y de las conciencias «, concluyó.

mem/chm

NOTAS RELACIONADAS
NOTAS RELACIONADAS
EDICIONES